La DGT se hace budista

El Gobierno, en su afán de arrebatar competencias espirituales a los obispos de la COPE, ha encargado a la DGT que, además de freírnos a multas este verano, proponga a los motoristas el uso de un casco budista. Aunque no lo parezca, juro que esta noticia es cierta. Con esta medida, Pere Navarro pretende que alcancen el nirvana con sólo ponérselo, y así reducir las muertes a dos ruedas, como si los guardarrailes no tuvieran nada que ver. Desconozco si esta propuesta será eficaz o no, pero si el objetivo es la paz interior, más les valdría a los de tráfico hacer la vista gorda con los porretes, pues creo que te despiertan la energía kundalini que da gloria. Esa energía sería, un suponer, como la que siente Astérix cuando ingiere la poción mágica o, por poner un ejemplo más televisivo, como la experimentada por un cliente de Media Markt.

Nuestro Gobierno, que como por todos es sabido goza del don de la oportunidad, ya decidió en el albor de este crack económico la supresión del plan PREVER, para regocijo del sector del automóvil. Ahora, nos propone el uso del casco espiritual, y quizá lo próximo sea un decreto para suprimir la imagen de San Cristóbal en el salpicadero, y sustituirla por un photoshop de Zapatero con el Dalai Lama o Ben Laden, que con tal de que no lleve mitra a nuestro presidente le vale cualquiera. Y si uno ya desea alcanzar el orgasmo cósmico, podrían incluir en el decreto que el legendario “Papá, no corras” fuese reemplazado por “Progenitor A o B, conduce meditando sobre la Alianza de Civilizaciones, y no te olvides de poner una X en la casilla de Fines sociales”.

Ante ocurrencias como la del casco budista, es normal que uno llegue a plantearse si a determinados servidores del Estado les han hecho alguna vez el control de alcoholemia. No debemos olvidar que, hace escasamente una semana, la DGT tuvo el valor de preguntar la velocidad de una calesa a los futuros profesores de autoescuela. Por eso no es descartable que en próximos exámenes, conocido ya su nuevo gusto por el budismo, también pueda atreverse a plantear koans a sus pequeños saltamontes, aunque éstos sólo quieran el carné de moto para meter mano. ¿Acaso hay algo más espiritual?

5 comentarios

  • ¿Han probado a invertir más capital y recursos en la mejora, reparación y modernización de las carreteras plagadas de puntos negros? ¿Han probado a sanear las infraestructuras, a reasfaltar, a eliminar baches, a señalizar adecuadamente y a implantar protocolos de seguridad eficaces? ¿Han probado a fomentar la educación vial y la responsabilidad cívica de los conductores? ¿Han probado, en definitiva, a no tomarnos por gilipollas?

    Domingos last blog post..Un gigante con pies de barro

  • Del amigo Pere (Pedrito) Navarro,sólo se pueden esperar surrealismos como este del casco-budista.
    Es francamente,delirante.

  • Esto junto con lo de la calesa y lo de llevar las luces encendidas es otra anécdota más. ¿Qué tengo que añadir más?,  si Domingo lo ha clavado con su comentario.

  • Mayte

    jajajajajajaja  Te ha quedado fabuloso tu artículo, amigo Fernando.  Me descubro ante tu maestría para plasmar el sentir de todos nosotros con las chorradas de Pere Navarro.  Por cierto, hace poco me lo encontré en una tienda de deportes, y parecía un pobre hombre.  Sólo le faltaba el platillo para pedir una limosna.

  • El (des)gobierno necesita echar mano de la reencarnación para que los españolitos podamos acabar de pagar las hipotecas.

    Braincrappeds last blog post..El pueblo fantasma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *