Alberto Vázquez-Figueroa

El público lo conoce y admira por sus más de sesenta novelas, especialmente por ‘Tuareg’, la única de sus creaciones de la que él se siente realmente orgulloso. A sus flamantes 73 años acaba de publicar su autobiografía titulada ‘Siete vidas y media’. Sin embargo, este polifacético canario tiene una espina clavada: resolver el problema del agua en el mundo. Aunque su faceta de inventor la conoce poca gente, podríamos asegurar que Vázquez-Figueroa es un genio del siglo XXI. Su inconformista mente siempre está buscando alternativas para mejorar la vida en la Tierra. Por ejemplo, ideó un sistema muy simple para neutralizar las toneladas de chapapote que dejó el Prestige. A base de cemento, pretendía hundir el fuel en el fondo del mar, donde se habría convertido en piedra sin dañar el medio ambiente. De esa manera el chapapote no habría flotado, evitándose la catástrofe que asoló la costa gallega. Alberto habló con Álvarez Cascos pero éste rechazó su plan, al igual que los pescadores gallegos. Estos últimos le aseguraron que “ojalá hubiera un Prestige cada diez años”, por la astronómica cantidad de dinero que recibieron sin tener que faenar. Acojonante.

El último proyecto que se trae entre manos consiste en diseñar una ciudad en Qatar que pueda autoabastecerse plenamente. El coste de dicho plan es muy elevado, pero él ya ha tenido una idea para sufragarlo. Vázquez-Figueroa sostiene que se podría recuperar el petróleo que queda en el fondo de los pozos allí abandonados, haciéndolo salir a flote de una manera muy simple: empleando agua. Al ser más densa que el petróleo, éste acabaría flotando, lo que permitiría extraer el 4 ó 5% restante que permanece en su interior. Y es que, desde su punto de vista, si nos mostrásemos receptivos a las enseñanzas de la vida, todos podríamos acabar descubriendo soluciones para los problemas que nos rodean. Pero eso sólo es posible con ganas e ilusión, de las que él anda sobrado, cosa que no se puede decir de la juventud actual, como ha denunciado amargamente en repetidas ocasiones. Parafraseando a Kennedy, se podría decir que este filántropo viajero no piensa qué pueden hacer los demás por él, sino qué puede hacer él por los demás.

Quizá por eso también sea partidario de las descargas gratuitas de su obra en internet. “Prefiero que alguien me lea gratis a que no me lea. La cultura es tan importante como comer o vestirse, y desde luego mucho más importante que adquirir un coche”. Toma ya. Y por si no ha quedado suficientemente claro su punto de vista, termino con otra perla suya: “He vendido casi veinticinco millones de libros y todo el dinero que me han pagado me lo he gastado, pero una gran parte de los lectores que he conseguido aún los conservo. Y de todo el dinero que gané, la mitad se lo llevó Hacienda. Sin embargo Hacienda aún no ha logrado arrebatarme un solo lector”. Lo dicho, un genio.

6 comentarios

  • Pues si señor, escribien un genio.

    En cuanto a su faceta de inventor tuvo una idea muy sencilla para desalinizar el agua del mar que tampoco llegó a buen fin.

    Un abrazo
    .-= luferura acaba de escribir…VA DE PIRATAS =-.

  • Vázquez-Figueroa es una de esas voces únicas de las que andamos escasos y es por eso que cada vez que sale por televisión me quedo a escucharle. Por todo lo que ha vivido, es un hombre inagotable en anécdotas, peripecias y experiencias de todo tipo, el superviviente de una generación que, al borde de la extinción, no tiene relevo. Y ya es lástima.
    .-= Domingo acaba de escribir…María Luisa Muñoz – Miguel Ángel Moratinos =-.

  • Mayte

    Desde que era una adolescente he sido fan de Vázquez-Figueroa, y creo que me he leído casi toda su bibliografía. Me encantan los libros de aventura, exóticos, con paisajes excelentes e historias increíbles, y por eso también para mí Tuareg ha sido el mejor libro que ha escrito este autor, y uno de los mejores que he leído en mi vida de este género.

    Lo bueno del canario es que ahora ha dejado de ser eso, autor, para pasar a ser creador de inventos fantásticos para ayudar al hombre en su andadura por este planeta al que está esquilmando sin tregua, y lo malo es que todos sus inventos se quedan en meras quimeras por obra y gracia de las grandes multinacionales, amparadas por numerosos intereses creados. Gobiernos, dirigentes, políticos, empresarios, sólo ven en estos inventos un obstáculo para el amasamiento desmedido de dinero.

    La necedad del ser humano es constante, como en este caso, no escuchando ni dejándose aconsejar por alguien que, a lo largo de su vida, ha vivido y conocido numerosas culturas y países, de los cuales ha tomado ideas fantásticas para remodelarlas y convertirlas en inventos ingeniosos, alguien criado en el desierto del Sahara desde niño, y habituado a sobrevivir en condiciones extremas. Si se escuchase a este tipo de gente, algo podría cambiar en este arruinado planeta.

  • Yo leí hace poco “Saud, el leopardo” y me gustó mucho. También leí, hace un tiempo, una idea de Alberto, mucho más barata que las actuales, para desalinizar el agua del mar y para rematar participó en la recuperación de cadávares en la catástrofe de Ribadelago en 1959.
    Un personaje auténtico.
    .-= Javier acaba de escribir…December =-.

  • Siempre me ha parecido un tipo interesante. Todavía no he leído nada suyo, y eso que me lo he propuesto unas cuantas veces. Prometo hacerlo en este nuevo intento.
    Fernando, gracias por la información. Un abrazo.
    .-= Armando acaba de escribir…PENSAR: UN PELIGRO. =-.

  • emilio

    Hola Fernando: me he pasado por aquí por si habías escrito algo sobre ese tema europeo que me comentabas en el blog, pero veo que no. Me he encontrado con una grata sorpresa: Vazquez Figueroa, al que siempre he querido concer un poco mejor y del que sólo tenía noticia gracias a su paso apresurado por algun programa de TV. Había oído hablar de Tuareg, no la he leído pero voy a agenciarmela para navidades.
    No conocía su faceta de ‘genio’ ni de filantropo, pero coincido con él en muchas cosas, una de ellas, pero no lo más importante, es lo que dice sobre los derechos de autor.
    En fin Fernando, me ha resultado muy agradable leer tu post esta mañana lluviosa que ya anuncia la proximidad de la Navidad. Un abrazo: emilio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *