Amar al prójimo como a ti mismo

“Amar al prójimo como a ti mismo” es un mandamiento bíblico que aprendimos en la infancia. Si la humanidad en pleno intentara aplicar este mensaje cristiano, independientemente de ser creyente o no, la vida de cada uno de nosotros sería mucho mejor. Todos necesitamos amor, y para poder dárselo a los demás primero debemos tenerlo por nosotros mismos, cosa que no siempre es fácil, pues parece que estuviera mal visto que una persona posea una saludable autoestima, cuando en realidad tu felicidad siempre va a partir de ahí, del amor por ti mismo. Gracias por vuestra compañía, amigos.

amar

4 comentarios

  • Es fácil amar al prójimo, Fernando, si vemos en él una escala de valores parecida a la nuestra. Lo difícil y lo que realmente tiene mérito, en mi opinión, es amar y sentir empatía por otros seres humanos cuando, en resumidas cuentas, son diferentes. Ya nos cuesta empatizar con un vecino cuando vemos algún detalle -poner la música demasiado alta, echar las basuras a deshoras…- para tratar de comprender a gentes de otras culturas más o menos alejadas de la nuestra: ¿empatizamos con los catalanes en las actuales circunstancias?

  • Domingo

    Amar al prójimo como a ti mismo… siempre y cuando uno se esté amando bien, porque de lo contrario yo no quiero ese amor. Sin duda se trata de un mensaje muy poderoso, como todos los que supuestamente nos confió el hombre que más masas arrastra en el mundo. Lástima que nos alimenten tan poco.

  • Bernardo

    En este caso voy a recordar frases del libro “El arte de amar”.
    La mayoría de la gente desea ser amada,pero pocas saben amar de verdad.
    El amor es un arte y requiere del mismo empeño que cualquier otro tipo de arte;la música,pintura,escultura.
    El amor no puede ser un simple intercambio, tu me das=yo te doy, el amor es incondicional.
    En resumidas cuentas, al amor es una palabra muy fácil de expresar,pero pocos saben de su significado.

    Un saludo.

  • Luis Fernandez

    Gracias por publicar todo esto, Fernando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *