Antología del talante (y IV)

Crear alarmismo injustificado (sobre la economía) puede dañar las expectativas y es lo menos patriótico que conozco” (José Luis Rodríguez Zapatero en el Fórum Nueva Economía. 09-01-2008)

Lo que podrás leer a continuación, se basa en un resumen del “Estudio sobre el crecimiento y la desigualdad del INCAS (febrero de 2008)” que podrás descargarte al final de este artículo, complementado con otros datos económicos publicados en los últimos días.

Las diferencias entre ricos y pobres han aumentado en los últimos años, pues el número de personas sin recursos y el de asalariados con sueldos bajos ha crecido. Los ricos son cada vez más ricos, y los pobres, más pobres. La OCDE advertía recientemente que España, tras Estados Unidos, Corea y Holanda, es el país en que más se ha incrementado la presión fiscal, alcanzando las cotas más altas de toda nuestra historia. Las rentas medias están siendo, con diferencia, las más penalizadas por dicho aumento de la presión fiscal. Ésta, no se ha distribuido bien entre las rentas bajas pero, en cambio, las rentas de capital han sido muy beneficiadas, pues además el 86% de los multimillonarios de nuestro país defraudan a Hacienda. Y para más inri, España sigue siendo el país europeo, tras Irlanda, que menos dinero dedica a sus pensionistas.

El citado estudio nos plantea la siguiente cuestión: si con crecimientos por encima del 3% e incrementos medios del 10% en la recaudación del IRPF, no se ha conseguido crear una sociedad con menos diferencias, ¿qué pasará ahora en plena desaceleración económica? Pues lo que ocurrirá es que los principales perjudicados serán, precisamente, quienes se han beneficiado menos de la época de expansión, y entre ellos, de manera muy destacada, los currantes. Sin embargo, el discurso de Zapatero hasta hace pocas semanas ha hecho creer a la gente que la economía iba de lujo, y que si venían las vacas flacas, papá Estado ya se encargaría de solucionarme la papeleta, que a lo loco se vive mejor. Pero, ¿el Estado podrá cumplir su promesa de ampararme si el paro se dispara, como ya está ocurriendo?

El gran endeudamiento de familias y empresas españolas ha provocado tal dependencia de la financiación exterior, que sitúa a nuestra economía en un riesgo excepcional. Algunos medios ya están hablando de “aterrizaje forzoso”, debido a una desaceleración abrupta que se veía venir desde hace al menos un par de años. Hay casos especialmente graves, como el de Andalucía, cuya tasa de paro es un 50% superior a la media nacional. Y mientras, Zapatero nos promete pleno empleo para la próxima legislatura, cuando actualmente se están destruyendo una media de 50.000 empleos mensuales. Sólo en la construcción, el paro ha aumentado un 36% en el último año. Todo esto está provocando que el gasto público por subsidio de desempleo esté aumentando cerca de un 20% interanual, es decir, una barbaridad que no sabemos hasta cuándo será asumible.

España lleva años viviendo un empobrecimiento imparable de la mayoría de la población, lo que está aumentando todavía más las desigualdades sociales, hasta niveles dudosamente sostenibles. A partir del próximo lunes, el nuevo gobierno necesitará mucho más que demagogia populista y deseos de buena suerte, si quiere sacar a nuestro país de una grave crisis económica que se ha estado ocultando a la población, mintiéndonos como si fuéramos la niña de Rajoy.

Estudio sobre el crecimiento y la desigualdad del INCAS (febrero de 2008)

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *