Atrapado en el tiempo

Phil Connors es un periodista que sólo busca su propia satisfacción. Sumido en su propia vanidad, muestra indiferencia por el mundo que le rodea. Un día 2 de febrero, mientras cubre la fiesta del Día de la marmota en un pueblo de Pensilvania, se queda atrapado en un nudo del tiempo.

El mismo día se repite una y otra vez, aunque nadie lo sabe excepto él. Al principio es divertido, ya que Phil se aprovecha de la situación, aprendiendo todo lo que puede de su mundo y de las personas en él para manipularlas y utilizarlas en su propio interés. Se divierte abusando de todo el mundo mientras sigue viviendo el mismo día una y otra vez. Pero la situación acaba convirtiéndose en una pesadilla cuando los placeres momentáneos empiezan a desaparecer. Phil ha agotado todas las posibilidades de autocomplacencia, y ahora ya no encuentra ni una gota de satisfacción en nada.

Aunque llega incluso a suicidarse, sigue despertándose cada mañana en el mismo pueblo, viviendo diariamente los mismos acontecimientos. No hay escapatoria, ni siquiera la muerte. Finalmente, después de soportar un tremendo sufrimiento, decide cambiarse a sí mismo, ya que no puede cambiar el mundo que le rodea.  Comienza a realizar buenas acciones y a ayudar a las personas que experimentan las mismas desgracias cada día.

De repente, logra sentirse realmente satisfecho. Inspirado por esta Luz, se lanza de cabeza a compartir lo que tiene por todo el pueblo, ganándose así el corazón de todo el mundo. Finalmente, logra conquistar a la chica de sus sueños y su pesadilla termina. Tras poner fin a este ciclo recurrente, amanece en un nuevo día, junto a su verdadera alma gemela. Su prisión se ha convertido en un paraíso.

(Extraído del libro El poder de la Kabbalah, de Yehudá Berg)

Moraleja: Si como le ocurre al protagonista de esta maravillosa película, la vida no nos satisface y tenemos la horrible sensación de que cada día es igual que el anterior, podríamos intentar aceptar el mundo que nos ha tocado vivir. Si abandonáramos nuestra hostilidad natural contra todo lo que nos desagrada y probásemos hacer cosas buenas “con los bueyes que nos ha tocado arar”, quizá dejaríamos de llenar nuestra vida de días y empezaríamos a llenar nuestros días de vida.

4 comentarios

  • Mayte

    Hablas de conformismo tal vez, pero es algo difícil tenerlo cuando ves a otros mucho mejor que tú. Sé que es lo que nosotros creamos con nuestra mente, y que lo que pensemos es lo que atraeremos, pero a veces nos cuesta demasiado ver, y sobre todo actuar de forma contraria a lo que nuestra mente nos pide. Es cuestión de empeño, por supuesto, pero la vida te va echando muchas veces palos en las ruedas para que tropieces sin parar.

  • Yo creo en el inconformismo por naturaleza, un inconformismo relacionado no tanto con la superación personal como por el anhelo de una sociedad más justa y de una satisfacción genética en dar por el c… en la medida de lo posible al poder que nos esclaviza.

    Salut!

  • emilio

    Creo que, desde un punto de vista estrictamente ‘ontológico’ es imposible aceptar el mundo que nos ha tocado vivir. Si así fuera, sería señal de que esto sería el paraíso…o que pertenecemos a “las alturas del poder”.

  • Estás hablando de una de mis películas favoritas. Aunque hay que reconocer que pierde un poc de calidad en la versión doblada.

    La moraleja que yo saqué de ella es que no debemos conformarnos con aquello que nosparece tedioso pero que no hacemos nada por cambiar. La voluntad personal puede muchjo. Y si no logramos vencer un reto, seguro que hemos aprendido mucho intentándolo.

    Para los que se defiendan un poco en inglés, recomiendop la versión original.
    .-= Mike´s last blog ..EL SUBSIDIO DE 420 €, NUEVA CHAPUZA DEL GOBIERNO. =-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *