¿Con Franco vivíamos mejor?

Hace cuarenta años la mitad de la población española era considerada clase media. Sin embargo, en la última década, la clase media ha perdido casi un millón de integrantes, pasando éstos a engrosar la clase baja, que está formada por más de la cuarta parte de nuestros conciudadanos. Igualmente sabemos que diez millones de españoles, que se dice pronto, viven hoy por debajo del umbral de la pobreza. Pero en esta última década hemos visto también cómo, paradójicamente, el número de millonarios se triplicaba en nuestro país.

La colosal estafa inmobiliaria perpetrada durante los gobiernos de Aznar y Zapatero es, en gran medida, la culpable de que millones de familias españolas se hayan empobrecido tan abruptamente. Una estafa inmobiliaria que en estas páginas ya ha sido analizada prolijamente y que, insisto una vez más, está cavando la fosa de un país por culpa de la infinita codicia de las castas parasitarias que nos gobiernan. También hay que culpar a los dos grandes partidos de nuestra pseudodemocracia, PP y PSOE, de haber amparado la llegada de unos ocho millones de inmigrantes en las tres últimas legislaturas, lo que ha provocado un progresivo abaratamiento de la mano de obra. Y si a eso le añadimos el redondeo del euro, que provocó subidas de un 66% de la noche a la mañana (de cien pesetas a un euro), nos encontramos con un panorama la mar de divertido: salarios venidos a menos y precios desorbitados, especialmente en un bien social al que todos deberíamos de tener derecho: la vivienda.

Un dato que quizá muchos ignoran, porque premeditadamente se oculta, es el de que la mayor convergencia económica con Europa se produjo en los últimos años del franquismo, hace cuarenta años, superando el 80% a la muerte del dictador. La clase media de entonces era proporcionalmente mucho mayor que la actual, que está en vías de extinción, y es que no hay que olvidar, como ya comenté en el artículo dedicado al coeficiente Gini, que España en el 2007 era uno de los países europeos con un reparto más desigual de la riqueza. Por eso no es de extrañar que en las últimas legislaturas se haya multiplicado tanto el número de ricos como el de pobres.

En el presente artículo no se ha entrado a valorar el asunto de las libertades que, evidentemente, durante el franquismo estaban muy restringidas y perseguidas. Sólo me he querido centrar en lo más importante para cualquier familia, es decir, el techo que les cobija y el pan que les sustenta. El resumen de todo esto bien podría ser que el precio de la vivienda se ha multiplicado por treinta y uno desde la Transición, y los bienes de primera necesidad han subido en una proporción muy superior a los sueldos. Y hablando de sueldos, no podemos terminar este ‘Cuéntame económico’ sin recordar algo que a menudo se pasa por alto: con la incorporación de la mujer al trabajo los dos salarios actuales, paradójicamente, cunden menos que el de los maridos de entonces.

Si abrumadores han sido los datos de este artículo, las cifras de este otro, publicado en septiembre y titulado En España vivimos mejor que nunca, tampoco admiten discusión alguna. Ahora que cada cual responda libremente a la pregunta inicial.

(Todos los datos recogidos en este artículo son oficiales y están publicados en la red.)

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

15 comentarios

  • Curiosa pregunta, Fernando. Para mí es difícil responderla, por lo compleja que es y porque, además, no puedo hablar de primera mano. Cuando nací Franco llevaba bastantes años enterrado.
    Creo que es bastante complicado, aun así, analizar toda esa información… En mi tierra, La Mancha, – por poner un ejemplo – está casi considerado que la gente disfrutaba una mayor proporción entre sus ganancias y los precios de las necesidades básicas. Pero hay muchos matices; el principal para mí es que si bien es cierto que les resultaba posible llegar a fin de mes mejor que ahora, ellos trabajaban en el campo de sol a sol casi todos los días del año, y nosotros no. También es cierto que ellos eran más realistas con sus necesidades: casa y sustento fundamentalmente. Ahora se consideran necesidades básicas los dos coches, las cinco teles de plasma, dos ordenadores, veinticatorce móviles… etc además del pisito en la playa.
    Tal vez no sean los recursos lo que ha aumentado sino las necesidades de los españoles, que cada vez menos saben distinguir lo imprescindible de lo accesorio.
    Un cordial saludo.

    Javier Solera acaba de escribir Han vuelto a ganar

  • emilio

    Hay que ver, Fernando, las preguntitas que haces…Tú sabes que el otro día, con motivo del 10 aniversario del euro, yo sugería que en estos años no había mejorado la distribución de la riqueza.
    partidendo de esta afirmación, me parece que no se pueden hacer este tipo de comparaciones. También podríamos preguntarnos: ¿Qué se vivía mejor en la prehistoria o en la edad media? ¿antes de la revolución industrial o después? con o sin Internet?, etc
    Además, tampoco caben las generalizaciones: habrá quien(es) haya vivido mejor con Franco y quienes hayan vivido peor.
    En cuanto al tarabajo de la mujer, también es relativo porque como dice Javier Ssolera, no solo depende de tus ingresos, sino de tus “necesidades”. Hay quien necesita comprarse una camisa de 100 euros y hay quien se apaña con una de 10.
    LO que te decía del trabajo de la mujer: en mi casa, mi madre not rabajaba porque mi padre decía “que estaba mal visto”. Sin embargo mi padre tenía que acudir al pluriempleo para costear las necesidades de una familia de 5 hijos. Si te digo que trabajaba en horario de mañana, tarde y noche ¿me creerías?
    Eso, al parecer, no estaba mal visto…

  • Según los datos,Fernando,la respuesta es incuestionable:SI.
    Pero si tampoco hay que irse tan lejos……¿Viviamos mejor con Aznar?.Pues los datos tampoco mienten:SI

    Natalia Pastor acaba de escribir La orquesta sigue tocando

  • Yo nací ocho años después de la muerte del dictador, así que en puridad no puedo contestar a la pregunta que planteas. No obstante, me quedo con la España actual porque, con todas sus taras y deficiencias, es la España que he conocido y soy bastante contrario a la frase aquella de “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Pues no, no fue mejor. Ahora hay problemas, problemas graves, es evidente, pero no los cambio por los problemas del franquismo. Al César lo que es del César.

    Domingo acaba de escribir La ley del silencio

  • Estimado Fernando, a lo que asistimos es a la imposición de la Globalización económica, para ser más competitivos hay que crear necesidades. Creo que en el pasado nos conformábamos con menos, los pobres se miden en realción al consumo. Este es el valor confuso de las estadísticas… si hacemos caso, entonces con Carlos III vivçiamos de miedo.
    La lectura de las estadísticas no suelen ser globales.

    Un abrazo

    luferura acaba de escribir PLOMO FUNDIDO

  • Pues no lo sé porque no viví esa época. Aunque faltaba lo más importante: libertades políticas (ahora muchas también)

    Miguel Pazos acaba de escribir El límite del poder en Primera Plana

  • Mayte

    Era yo muy niña cuando murió el dictador y apenas recuerdo la época. Lo que sí sé es que nos conformábamos con bastantes menos caprichos y lujos, aunque creo recordar que éramos bastante más felices los niños de entonces que los de ahora.

    Retornando al momento en que nos toca vivir, yo en la España actual malvivo intentando estirar mi salario para llegar a todo lo que necesito, y parto una lanza a mi favor diciendo que soy bastante espartana y poco caprichosa en todos los aspectos. También debo reconocer que no puedo diferenciar a la España de Zapatitos de la de Aznar o la de Felipe González. En la de éste último, los derechos y lujos que me podía permitir como trabajadora comenzaron a mermar considerablemente y de forma paradójica, esto último sobre todo porque se auto-denominaban el partido de los “obreros”.

    Quizá, según algunos, en la época de Aznar viviesen bien los de la clase media-alta, pero los de a pié ya lo estábamos pasando muy mal, y la cosa no se solucionó con su mandato. Y suma y sigue, pero elevado al cubo.

  • Como buen ochentero, no conocí la dictadura más de que en los libros, y creo que la respuesta es simple; No, no se vivía mejor. Al menos mis padres, más talluditos, dicen que la calidad de vida ha mejorado desde 1975, pero eso depende de los derroteros de la vida de cada uno.

    Otra cuestión es que la descomposición actual de la clase media derive en una mengua cualitativa de la Democracia y de las libertades individuales, cosa que me parece del todo cierta.

    Saludos.

    Andrés Álvarez Fernández acaba de escribir 2009; augurios de un annus horribilis

  • Muy buen artículo. Al fín y al cabo, es lo que comenta mucha gente en la calle, porque las comparaciones son inevitables.

    Saludos!

    Mike acaba de escribir MAGDALENA ALVAREZ, EJEMPLO DE LO QUE NOS GOBIERNA

  • Nunca cambiaría vivir en democracia. Con Franco vivíamos mucho peor, no había lo fundamental: Libertad.

    un abrazo.

    fernando acaba de escribir MI HUCHA

  • El Fustigador

    De que sirve la libertad sin un pan en la mesa?????

  • Español_21

    Con franco viviamos mejor, ojala den un golpe de estado y quiten la mierda de gobierno y lo cambien todo, echen a los moros, los negros, los sudakas, den trabajo a los españoles con sueldos que te permitan tener una vida normal casa,coche… que quite las bodas de homosexuales eso es de manicomio, endurezcan la leyes, y condene a cadena perpetua o fusilen a los etarras ladrones, atracadores,asesinos, estafadores, violadores… que se page muy caro el quebrantar las leyes, la ley de expropiacion en la qque te quitan tu terreno y te dan una mierda de dinero que no es ni la mi tad de lo que vale tu lo que te estan quitando, que mejoren los hospitales y el ejercito…

  • Roberto

    Depende. Primero se tenia un concepto de la familia diferente al actual, segundo económicamente teniamos menos poder pero se compensaba haciendo más horas que un reloj. En un piso de 50 metros viviamos 5 y sobraba espacio. A los 14 a currar de aprendiz y tenias un sueldecillo ( después de darle a tus padres un tanto ) para tus gastos. A los 20 en el ejercito te relacionabas con gente de otras comunidades y veías que no eramos tan diferentes. No teniamos tantos politicos chupando del bote ( y menos impuestos ). Teniamos al menos la ilusión y la esperanza de mejorar las cosas. ¿que nos queda hoy de todo aquello ? Más bien yo digo ¡¡¡ Contra Franco se vivia mejor ¡¡¡

  • Julián

    Los hombres de bien hacer y trabajo, vivíamos mejor con D. Franciasco Franco y con D. José María Aznar, no y nada de bien en tiempos actuales con el dichoso, Zapatero y cuadrilla de ventajistas y otras cosas más.

  • Francisco

    Claro que con Franco se vivía mejor. Dicen que no había libertad. Había muchísima más libertad que ahora. ¿llamáis libertad a votar cada 4 años?
    En los tiempos de Franco había muchísima más libertad que ahora , puesto que ahora vivimos en una dictadura tecnológica totalitaria donde nos controlan absolutamente: ejemplo, Hacienda.
    Con Franco había libertad de ir donde quisieras y a la hora que quisieras, sin preocuparte porque no te iban a atracar ni te iban a robar en casa. No había robos en domicilios, de hecho las puertas eran de papel de fumar, no eran blindadas, no había alarmas, en resumen, había una seguridad absoluta.
    En los pueblos las casas estaban abiertas desde las 8 de la mañana a las 12 de la noche en verano, y no pasaba nada.
    Había trabajo fijo, seguridad, crecimiento, prosperidad. Mejor educación que ahora, mejor formación. Una presión fiscal muchísimo menor y un Estado mucho mejor organizado que el desastre actual de las taifas. Cuanta prosperidad le debemos a Franco y cómo hemos dilapidado toda la herencia por culpa de esta casta política delincuente-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *