Cositas buenas: El contrato

[youtube q3CXMENr1Gg]

Aquí tenemos uno de los vídeos más vistos en la red durante los últimos meses. Con un aséptico título, El contrato, nos sitúa a bocajarro frente a treinta y tres cláusulas que por omisión firmamos cada mañana. En sólo nueve minutos veremos todos aquellos hechos que aceptamos día a día y que, en el fondo, deberían avergonzarnos. Este vídeo, sin duda, nos hará reflexionar por su contenido tan impactante. Pero ojalá sirva igualmente para que nos decidamos a hacer algo más que resignarnos. En las manos de todos, en las tuyas también, está romper en mil pedazos las cláusulas de tan sobrecogedor contrato. Porque no olvides, amigo lector, que eres capaz de las cosas más grandes que puedas imaginar: tu límite lo eliges tú.

Por eso hoy te quiero animar a que actúes siempre. Puedes empezar el próximo día 15 en tu ciudad, para dejar claro que ya no te da igual que te traten como a un borrego que puede votar. Pero, si tras ver el vídeo, sigues pensando que tú no puedes hacer nada, que no merece la pena rebelarse, quizá esta historia iniciática, que recoge el maestro Alejandro Jodorowsky en la primera página de su espléndido Cabaret místico, te haga salir de tu error.

Una gran montaña cubre con su sombra una pequeña aldea. Por falta de rayos solares los niños crecen raquíticos. Un buen día los aldeanos ven al más anciano de ellos dirigirse hacia los límites del pueblo, llevando una cuchara de loza en las manos.
–¿A dónde vas? –le preguntan. Responde:
–Voy a la montaña.
–¿Para qué?
–Para desplazarla.
–¿Con qué?
–Con esta cuchara.
–¡Estás loco! ¡Nunca podrás!
–No estoy loco: sé que nunca podré, pero alguien tiene que comenzar.

5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *