Un comentario

  • Hay “locos” maravillosos y podemos felicitarnos de que hayan existido, existan y, espero y deseo, existirán. Sin según qué “locos” nos hubiéramos perdido muchas cosas hermosas y el mundo ya es lo suficientemente feo y terrible como para prescindir de quienes lo hacen un poquito mejor y más habitable.

    Domingo acaba de escribir Cuestión de lengua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *