Debemos ser hermanos, no primos

La cita de hoy “Debemos ser hermanos, no primos”, corresponde a una frase que escuché recientemente a una señora del público, en una charla que abordaba las complejas relaciones humanas. Y es que a menudo, por tener un sentimiento de hermandad, podemos ser víctimas de la ingratitud de personas que no nos toman por hermanos, sino por primos. Cuidado con ellos porque la bondad puede ser objeto de abusos por parte de gente que sólo sabe exigir. Hermanos, no primos. Buenos, no tontos.

Como siempre, gracias por estar ahí, amigos.


hermanos

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

2 comentarios

  • Domingo

    Qué grandes frases propina el pueblo, la gente de a pie, a veces no hay que irse más lejos. Esa señora concentra todo un tratado zen en apenas cinco palabras. Confieso que yo he sido `tonto´, o todavía lo soy, pero no a tiempo completo como antaño. Mera cuestión de supervivencia. De mi familia no tengo queja, la verdad, no es que seamos modelo de absolutamente nada pero tampoco somos carne de `Hermano mayor´, así que las situaciones de abuso o dominancia sólo las he experimentado fuera de casa en forma de personas tóxicas que he ido dejando en la cuneta. Y al prójimo desconocido le aplico siempre lo mejor de mí, que a las malas sólo va a ser un minuto de mi vida y después cada uno por su lado y yo tranquilo y en paz conmigo mismo.

    • El pueblo a veces nos regala unas frases que son para marcar, todo un tratado sobre la vida en pocas palabras. En mi caso celebro que hayas ido madurando y, sobre todo, que tengas la inmensa fortuna con tener una familia que no sea carne de ‘Hermano mayor’. No sabes de lo que te has librado, amigo.

      Te deseo lo mejor para el 2016, Domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *