Desplome de los precios inmobiliarios

Alicante (-27%), Barcelona (-28%), Burgos (-34%), Cádiz (-26%), Gijón (-30%), Madrid (-29%), Murcia (-29%), Toledo (-27%), Valencia (-29%), Zaragoza (-30%).

Los porcentajes que acabas de leer, corresponden a la caída del precio de la vivienda en las citadas ciudades españolas desde el verano del 2007, según cálculos del preciómetro de facilisimo.com. En sólo cuatro años, en gran parte del país los precios de los pisos han caído notablemente, y lo que te rondaré, morena. Por poner un ejemplo, resulta de todo punto demencial que una ciudad como Zaragoza, la cual conozco bien, tenga todavía hoy el metro cuadrado por encima de los 2.300 euros. Una ciudad en la que el salario medio es mileurista, y gracias, no puede tener semejantes precios de locura. Y como lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible, parece evidente que el margen de caída sigue siendo enorme, tanto en Zaragoza como en el resto del país.

Por seguir con la misma ciudad como ejemplo, pienso que allí el metro cuadrado caerá al menos un 60%. Y eso siempre y cuando la crisis no se cebe mucho más con la capital del Ebro. De hecho sólo en la última semana, el precio medio del metro cuadrado ha caído 80 euros, lo que supondría un ahorro medio de 8.000 euros en una vivienda de 100 m2. En sólo una semana. En fin, muchos se mofaban de quienes asegurábamos, bastantes años atrás, que España estaba sufriendo una burbuja inmobiliaria, y que los precios de los pisos acabarían cayendo como ocurrió con las acciones bursátiles de Terra, tras el estallido de otra burbuja (las punto com). Hoy tampoco hace falta ser Nostradamus, ni siquiera Rappel, para concluir que la caída más fuerte de precios está por venir, hasta alcanzar unos precios de equilibrio similares a los de hace veinte años, a principios de los noventa. Si los bancos siguen sin conceder hipotecas y el paro continúa su imparable escalada (el otoño puede ser terrible), ¿quién coño va a poder comprarse un piso en este enladrillado país?

Con más de tres millones de pisos vacíos en España, como ya he comentando en alguna ocasión, y una demanda ridícula en gran parte del territorio nacional, no queda otra que un ajuste de precios. Entiendo que hay millones de personas que se han quedado penosamente atrapadas por la burbuja inmobiliaria, y lo siento mucho por ellas, pero como cantó Serrat, “no es triste la verdad, lo que no tiene es remedio”. Termino con un deseo para la próxima reforma que se produzca en nuestro sistema educativo: por favor, señores políticos, introduzcan una asignatura de economía básica en los planes de estudio de bachillerato. De haber existido dicha materia, jamás habríamos sufrido este infame robo a gran escala perpetrado por banqueros, constructores y políticos.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

11 comentarios

  • Los precios no caen más porque los grandes tenedores, los bancos, no pueden declarar como pérdidas lo que saben que son pérdidas, ya que podría inducir al pánico y ser peor.
    O sea, es una mentira pero las agencias de rating, bancos y responsables políticos lo saben y hay que seguir poniendo cara de gil mientras los precios sigan bajando poco a poco (Meter en perdidas en un año todo, es más desastroso que meter en 5 años el 20% cada uno)
    Lo de la asignatura de economía me parece una idea cojonuda. La cantidad de gente que dice lo que le ha pasado que a mí no me ha pasado. Y no por nada especial, sino porque me he leido las condiciones y he visto lo que podía y no podía hacer
    O sea, como la economía de nuestras madres, ni más ni menos
    Pero ahora, para eso, parece que hay que estudiar, y seguramente sea así

  • emilio

    Qué quién va a poder comprarse un piso? Mira que las preguntas que tienes, Fernando…¡Pues los de siempre! Es como cuando ves los anuncios de coches de 30-40.000 € para arriba. ¿no te has preguntado quién los compra? Bueno, y así sucesivamente. Para decirlo de forma resumida: la crisis ha dejado más de 4 millones de parados, pero algunos (los de siempre) están ahora mejor.

  • Además, en Zaragoza se da el agravante de la brutal subida de los precios en 2008 con motivo de la Expo, por lo que el desfase de precios es todavía mayor que en el resto de ciudades. El otro día, hablando con un API, me decía que uno de los problemas es que seguimos con los “gustos” de la época de vacas gordas. Tiene pisos en venta de 50 metros con calefacción y ascensor (para entra a vivir en un barrio popular) por 80.000€ (un precio asequible) pero que no los vende porque la gente todavía tiene en la cabeza los pisos grandes, con dos baños, zona centro… Hay muchos que todavía no se han bajado del burro de las vacas gordas.

    Un abrazo.

    • Fernando Solera

      No tengo ninguna duda de que el personal sigue con los gustos de la época de vacas gordas, pero el problema es que los vendedores también siguen con precios demasiado altos para la que está cayendo. 80.000 euros por un apartamento me parece todavía una barbaridad, aunque seguramente por el mismo piso hace cuatro años él habría pedido el doble. Es bastante más barato que hace cuatro años, sin duda, pero mi previsión es que un piso como el que citas más pronto que tarde sólo lo podrá vender por 40.000 euros.

      Un abrazo 😉

  • Mayte

    Al hilo de lo que dice Javier, hay que decir que el burro está tan tan muerto, que lo tienen despanzurrado en el suelo mientras siguen subidos a él, e intentan arrearle para que siga andando, sin darse cuenta de que lo que tienen que hacer es rezarle un réquiem. Amén.

    Es cierto lo que dices de que la gente, hace unos cuatro años, te llamaba idiota en tu cara por no comprarte un piso. Sólo les faltaba decirte lo del gitano: “que me los quitan de las manos ….” Pero ahora ¿quién es el idiota? De todas formas, pienso que todavía tienen que seguir bajando los precios. Considero que la burbuja ha estallado, en efecto, pero se va desinflando como un globo pinchado por un minúsculo alfiler, es decir, poco a poco. Le falta el empujón final, que sólo vendrá de la mano de la banca y el gobierno, si es que lo tienen a bien. Mientras tanto, a esperar tocan.

  • El virus immobiliario españistaní no está por desgracia tan relacionado con la sobreconstrucción, la restricción del crédito o los precios aún desorbitados, com lo está con la patología del ciudadano medio de aspirar a comprar para ser propietario de algo, le alcance el dinero o no, disponga o no de crédito. Pisos normales en barrios normales por 40.000 euros? Es probable, pero no ya no no va a poder comprar nadie que no disponga del dinero en efectivo, afortunadamente, aunque haya sido de la forma tan salvaje que se ha hecho. Evidentemente, considero que no merece la pena dedicar más de dos líneas a los pisos embargados propiedad de los bancos, que los siguen colocando a los eternos incautos con un 100% de financiación, a los que no aprenderían nada ni aun viviendo dos vidas como la que tienen. Qué tiempo más interesante que estamos viviendo y lo que se avecina. Vamos camino de convertirnos en la Albania del siglo XXI porque, amigos, el turismo, la prostitución y el rock ‘n’ roll por sí solos no soportan una población de 45 millones de habitantes sin acercar su calidad de vida a niveles subsaharianos.

    Salut!

  • Bernardo

    Muy al hilo del tema que comentáis,haré una cita:

    Allá por el año 2002 entré en una inmobiliaria a preguntar por un piso,cual fue mi sorpresa que me encuentro con una antigua amiga convertida en agente de venta de inmuebles,apenas con un graduado escolar en su haber,me quede estupefacto,como avergonzado,¿como a podido pasar esto?,la moza se expresaba como la jet-set,su marido se compró un Audi de los caros(antes tenía un xara normalico),que país dios mio,ahora están los dos en el paro,el paradigma de lo que No se debe hacer Nunca.
    ¿que clase de economía tenía España?me recuerda a los sketch de martes y trece,pues veo a este país siempre igual,de risa,pandereta,tapita,el rocio,la verbena de la paloma,el tocomocho,etc.

  • Amigo Fernando, tocas hoy dos temas muy interesantes: el de la vivienda y el de la incultura financiera.
    Sobre el de la vivienda, a mí se me ocurre que una solución fácil y rápida, sería la de poner en el mercado de viviendas en alquiler, ese stock enorme de viviendas por vender. Aunque parezca mentira, instrumentar esta acción no es nada difícil, pero requiere dos condiciones previas que si son más complicadas, aunque a mi juicio, hay que poner el cascabel al gato de una puñetera vez. La primera de estas condiciones afecta a los “oferentes” (promotores inmobiliarios y entidades de crédito) y simplemente consiste en que les entre en la cabeza que han metido la pata hasta el corvejón y que ese maravilloso negocio de “dar boleta” a un piso antes de construirlo y de pagarlo se acabó hace un largo rato. Y si son un poco sensatos (cosa harto difícil en los dos sectores: banca y “ladrillo”), verán que es mejor cambiar la finalidad del negocio y reconvertirse en “tenedores de inmuebles”, cuyo negocio es obtener unas rentas mensuales. Es simplemente darse cuenta de que tienen que cambiar un negocio especulativo por un negocio de inversión.
    Por lo que respecta a los demandantes de viviendas, la reconversión también es un poco complicada: se trata de dejar de pensar en ser propietario y convertirse en arrendatario. Olvidar aquello de “es mejor pagar una hipoteca que un alquiler”. En mi opinión, si el mercado de viviendas en alquiler se amplía y crece la oferta, los precios de los alquileres bajarán y serán más asequibles para resolver la necesidad de encontrar una vivienda. Reconozco que es un cambio cultural muy fuerte, pero pienso que necesario , a la larga (y no tan a la larga). Uno de los grandes impedimentos que han tenido y tienen nuestros trabajadores para aceptar ofertas de trabajo, es que quieren que sean en su lugar de residencia. En España la movilidad geográfica del trabajador se ve como un problema en razón de la propiedad de la vivienda en un lugar determinado.
    Por lo que se refiere a la incultura financiera, que ha provocado que mucha gente se haya metido en unos jardines realmente complicados, estoy totalmente de acuerdo con tu propuesta de “economía básica” en el bachillerato. Creo que en alguna otra ocasión hemos comentado algo sobre tema. Aunque lo tengo un poco abandonado, quiero seguir poniendo mi pequeño grano de arena a esa “economía básica”, comentando en “Finanzas de andar por casa” (http://bit.ly/g8g76L) cuestiones básicas y prácticas sobre nuestras relaciones como Clientes, con los bancos y cajas.
    Disculpa por la extensión del comentario.
    Un abrazo.

  • Interesante tema has tocado y muy a la orden del día, el del desplome inmobiliario, la caida que está sufriendo el precio de la vivienda.

    Un beso.

  • Johannes R. Becher

    Hombre Fer, no sé, parece un poco ilógico pedirle a un político que le enseñe a tus hijos lo que necesitan él y sus amigotes (los del político) para medrar a su costa (la de tus hijos).

  • Carlos

    Bueno, me han gustado las cuestiones de la burbuja porque es mi tema desde hace año. Siempre dije esa tontería de ” comprar cuando está bajo y vender cuando está alto”. Compré en los años 1993 y 1998 y les saco buen rendimiento alquilando. No obstante lo anterior en lo que coincido con algunos comentarios, me da un poco la impresión por algunas posturas , de no estar en mi sitio. Bueno, puede que algunos de los comentaristas tampoco estén en el suyo……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *