El destrozo de la culpa

culpaAcabo de ver la serie inglesa de seis capítulos titulada BROKEN. Un sacerdote maduro, atormentado por la culpa y la vergüenza, intenta redimirse ayudando generosamente a la gente de su parroquia. No voy a destripar la trama, pero os la recomiendo de todo corazón. Tras verla he llorado y creo que, como tantos otros, no he podido evitar sentirme identificado con ese cura que sonríe por fuera y llora desgarradoramente por dentro. El protagonista podría haber sido cualquier persona, hombre o mujer, y de cualquier profesión o nacionalidad. BROKEN, en el fondo, no trata de religión ni de la iglesia. Esta serie habla de ti y de mí, de todo ser humano que vive con una herida tan honda como oculta. Honda, por la culpa; oculta, por la vergüenza.

La culpa sólo puede ser liberada cuando la removemos de la oscuridad y la sacamos a la luz. No abogo por hacer macabros exhibicionismos de nuestra herida emocional. Pero sí debemos de permitir que el sol de la verdad pueda curarla, sin avergonzarse por haber sido una víctima de terceros. Las personas que sufren malos tratos, las mujeres violadas, etc., suelen sufrir un profundo sentimiento de culpa y se encierran en sí mismas, por vergüenza de que el mundo sepa lo que les está pasando. Mientras no se abran a la luz las heridas del alma serán imposibles de restañar, independientemente de psicólogos, psiquiatras y psicofármacos. Hay que hablar, contar lo que sientes y exteriorizar tu dolor por duro que te resulte, porque de lo contrario te matará. Por eso desde aquí te animo a que seas valiente y compartas tu pena con aquellos que la merezcan. Si quieres vivir en paz y liberarte sólo podrás lograrlo liberando la culpa.

Yo perdono a mi familia, a pesar de seguir siendo hoy invisible para ellos. El niño brillante de buenas notas, tímido y pánfilo, llegó a la edad adulta destrozado, como el protagonista de la citada serie. Pero aun así aquí sigo, intentando airear mi herida para poder seguir vivo, y animar a que otros maltratados también lo hagan. Hay que soltar, exhalar, expulsar todo aquello que nos hiere. Ten muy presente que estamos aquí para ser felices. Si ha habido personas que no te han querido, y descubrirlo te ha llenado de dolor y culpa, grita a los cuatro vientos que mereces que te quieran. Acepta que no supieron hacerlo de otra manera y quiérete, por encima de todo, quiérete. Tanto la hiperrealista serie BROKEN como la vida misma tratan del amor, de amar y ser amados. A veces siento que siempre os cuento lo mismo, pero estoy convencido de que en este mundo realmente no hay nada más que contar.

Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

Leave a Reply

1 Comment on "El destrozo de la culpa"

avatar
Sort by:   newest | oldest
wpDiscuz