Donde una puerta se cierra, otra se abre

“Donde una puerta se cierra, otra se abre” es un refrán que fue utilizado, entre otros, por Miguel de Cervantes en su inmortal Quijote, y que nos invita al optimismo, a no anclarnos al pasado. Los seres humanos a menudo estamos aquejados de una excesiva dependencia de relaciones o situaciones que ya no dan más de sí, dejando escapar otras oportunidades por estar obcecados en puertas que ya están cerradas para siempre. Le echamos la culpa a la vida cuando somos nosotros mismos quienes nos negamos a avanzar, como analizo en el podcast de hoy. Gracias, una vez más, por seguir ahí.

puerta

2 comentarios

  • Sandra Soria.

    Gracias por el podcast.
    Últimamente tengo la sensación de q se me cierran todas las puertas y las q intento abrir parece q están atrancadas.
    Ganas no me faltan, aunque ojalá fuese más valiente.
    Me quedo con la frase: El pasado nunca vuelve.

  • Domingo

    Pocas cosas tan castradoras como el apego. Sé lo que cuesta despojarse del pasado, uno siempre tiende a creer que se estaba mejor allí, pero no es cierto. Allí también había dolor, decepción, soledad… La diferencia con el presente es que el pasado ya está resuelto. Nos toca pues dar solución a lo de ahora, eso es lo que realmente nos perturba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *