Dos noticias en la España de Champions League

Me desayuno esta mañana con estas dos noticias: “Defecan en una palangana y después lo tiran por la ventana, estamos desesperados” y “Hacía años que no veía a tantas españolas ofreciéndose como prostitutas”.

La primera hace referencia a una familia rumana que vive en un edificio de La Chana (Granada). Los vecinos, hartos de semejante calvario, han denunciado estos hechos ante su ayuntamiento. La respuesta que han recibido del mismo no tiene desperdicio, con perdón: “Las quejas son por miedo a lo desconocido”. Resulta sorprendente esta explicación porque, si bien es cierto que uno no se suele recrear en sus heces cuando hace mayores, no lo es menos que incluso los estudiantes de hoy en día sabrían reconocer perfectamente un excremento, independientemente de la nacionalidad intestinal del mismo. Y, puestos a matizar las palabras de ese ayuntamiento, creo que en vez de haber hablado de “miedo”, debería de haberlo hecho de “asco”, “repugnancia” o algún sinónimo similar.

La segunda no necesita demasiadas introducciones. La madame de una sauna de alto standing, explica que está aumentando espectacularmente el número de mujeres españolas que se ofrecen para ejercer el oficio más viejo del mundo. Lo que más le sorprende es que bastantes de ellas son mayores de cuarenta años. En dicha entrevista también se queja de que el negocio se le está viniendo abajo. O sea, que aumenta la oferta y disminuye la demanda. Ya escribí en navidad que España iba a sufrir una fuerte deflación, aunque entonces no podía imaginar que el gremio de los caliqueños por horas iba a ser uno de los sectores con mayores bajadas de precios.

Sé que dos noticias como éstas jamás serán portada de un gran medio de comunicación, pero probablemente sean mucho mejores que los grandes titulares para ilustrarnos sobre la España que nos han dejado.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

6 comentarios

  • El país ahora mismo está en banca rota y no se atreven a decirlo.
    Los Ayuntamientos deben 17.000 millones de euros.
    Las Autonomías deben 39.000 millones de euros, sin la construcción que representaba para ellos el 35 % de los ingresos, … ¿de donde saldrá el dinero ?.
    La deuda externa de España es el doble que el PIB o sea más de 2 billones de euros… la banca española tiene que pagar este año a la extranjera más de 187.000 millones de euros…
    La mayoría de la empresas están asfixiadas y el paro a finales de año será de más de 4 millones de parados.
    Sumemos a esto diez millones de pobres
    ¿Alguien da más?.
    Jugamos para bingo…

    Natalia Pastor acaba de escribir Ni un ápice de vergüenza

  • Hola Fernando.
    En lo referente a tu artículo, estoy completamente de acuerdo contigo en tu opinión sobre el “miedo a lo desconocido”. Bastante triste la ligereza y desvergüenza con que las autoridades se deshacen de un problema que, por otro lado, ayudaron a crear. Al menos esta noticia no ha sido acusada de racismo, aunque si se les ocurre quejarse un poco más de que les adornen con mierda la puerta de su casa, no faltará quien les tache de nazis, antisemitas, comeniños y ultras del Madrid.
    Un saludo.

    Javier Solera acaba de escribir La defensa legítima de Israel

  • Mayte

    ¿Y cómo no ha contratado el Ayuntamiento a Oscar de la Renta para que perfume las calles donde se defeca? Será por miedo a lo desconocido de no saber lo que le cobrará el famoso por enviar sus mejores esencias a los vecinos asqueados. Hay que ver cuánto miedo a lo desconocido ronda por este país.

  • Si la gente abriera los ojos, y reconociera como se la ha manipulado y engañado, habría oportunidades para reaccionar. Mientras tanto, todos los ojos puestos en el omnipresente Obama. Seguramente nos sacará de nuestros apuros…

    Saludos.

    Mike acaba de escribir LAS MENTIRAS DE SOLBES NO ENMASCARAN LA CRISIS

  • emilio

    Hola Fernando: me he venido a tu blog para tratar de finalizar nuestra conversación, porque así podríamos estar hasta pasado mañana. No me gustaría que en este debate nadie se considere vencedor o perdedor, ni opine que está “en mayoría” o en minoría. Me parece que cada cual expone su opinión y no considero que unas sean mejores que otras. Tan sólo que algunas están mejor o peor argumentadas. Me gustaría oir otros puntos de vistra, otras opiniones además de las que ya se han expuesto. Me parece que lo más sensato es dejar que opinen otros, si es que hay más opiniones y si no, ¡ a otra cosa, mariposa!
    Un abrazo: Emilio
    PD. He leído tu mail y tendré presente todo lo que allí se dice.

  • En mi barrio existe una extensa comunidad multiétnica y la convivencia es ejemplar. En mi caso son gente honesta y trabajadora, con una gran cultura cívica. Eso es como todo. Que no te toquen justo los incivilizados. Y al juez ese lo mandaba yo a ese barrio, para que supiera lo que es tener “miedo a lo desconocido”. A él, claro, se la pela, porque desde su urbanización de superlujo no se huele el hedor. Qué poca empatía, qué incapacidad para ponerse en los zapatos del otro.

    Domingo acaba de escribir 3.128.963

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *