El camarero valiente

La tarde del martes, Alberto Casillas acudió a su bar, sin sospechar que horas después su nombre iba a popularizarse gracias a internet. Este camarero de 46 años se ha convertido en la imagen del #25S por un gesto para el recuerdo. Los antidisturbios estaban repartiendo estopa a diestra y siniestra entre los manifestantes, algunos de ellos maderos infiltrados para provocar algaradas. Viva la democracia. Cuando la policía decidió perseguir con dudosas intenciones a un grupo de ciudadanos indignados, algunos de ellos optaron por refugiarse en el bar del protagonista de esta historia. Alberto Casillas se detuvo en la puerta del local, protegiendo con los brazos en cruz a los jóvenes, alguno herido, que se apelotonaban tras él. Su gesto, negándose a que los policías entraran en el bar, merece el mayor elogio.

A menudo pensamos que nuestras vidas son absurdas, que carecen de sentido, sobre todo si no crees en una realidad trascendental. Vivimos abotargados, con el piloto automático, pensando exclusivamente en satisfacer nuestras necesidades básicas. La ilusión de que somos seres aislados, de que mientras a mí me vaya bien que se joda el de al lado, es sólo eso, una ilusión. Nada de lo humano nos es ajeno. Quizá por ese motivo el camarero valiente decidió enfrentarse a unos antidisturbios cuyas intenciones eran manifiestamente mejorables. En la red somos muchos quienes hemos recordado la imagen del hombre del tanque, que sin más armas que unas bolsas de la compra, se interpuso en el camino de un tanque. De ese héroe anónimo nunca más se supo, pero nadie puede negar la estremecedora estampa de ese David chino plantando cara al Goliat de la dictadura. El Paseo del Prado no es Tiananmen, pero los excesos del poder pueden engendrar monstruosidades, que nadie lo olvide.

Alberto Casillas o el hombre del tanque, son sólo dos ejemplos de lo que somos capaces cuando vencemos al miedo. En la coyuntura social en que estamos inmersos, por culpa de nuestra hedionda casta política y financiera, lo que ésta desea es que nos caguemos en los pantalones. Que nadie proteste, sed chicos buenos que es por vuestro bien, no dañéis la imagen de España... Desgraciadamente para ellos, y afortunadamente para nosotros, el pueblo les está perdiendo el miedo. Es todo un síntoma que un afiliado del PP haya sacado la cara por jóvenes sin futuro, criticando duramente al gobierno. Este sencillo gesto del camarero valiente debería invitarnos a la reflexión. Lo que te pase a ti, acabará afectándome a mí. Si la juventud es laminada, la tercera edad perderá las pensiones. Todos estamos aquí en el mismo barco, aunque todavía haya muchos que, en su torre de marfil, se nieguen a aceptar tan obvia realidad.

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

18 comentarios

  • No seré yo quien vaya a tirar piedras a la policia, tampoco seré yo quien ponga las cosas fáciles al Gobierno
    A esta puta casta hay que tenerle siempre al borde del abismo, para que recuerden continuamente quienes les hemos puesto ahi…que tienen tendencia a olvidarse….

    • Fernando Solera

      Ése es el problema, Kikas, que el pueblo les ha puesto ahí. Cuando lo hace mal el PP, se vota al PSOE, y viceversa. La casta tiene que caer, porque de lo contrario caeremos nosotros. De hecho ya lo estamos haciendo.

  • Va a sonar un poco macabra lo que voy a decir pero ahí va… Estoy esperando que la situación económica-laboral degenere aún más. Lo espero y lo deseo. Lo espero porque es un hecho que está ahí, y lo deseo porque, a pesar de lo dramático, lo veo como una oportunidad única para que esta sociedad formada en el analbabetismo acrítico, anestesiada por el conformismo de la sociedad de consumo y el bienestar falaz, alimentado artificialmente a base de crédito, DESPIERTE. Y si esto implica dejar de cobrar los 800 de mi nómina, pues adelante. Que quede claro que estoy marcándome ningún farol sino que lo pienso convencidamente. El surgimiento de un nuevo modelo de sociedad, nacido desde la misma base social, tiene que ser desde ya nuestra prioridad (como lo es para los políticos el pago de su propia deuda a los acreedores y a cargo de los contribuyentes, por encima de cualquier otro aspecto y a cualquier precio, como está quedando patente).

    • Fernando Solera

      No es macabro, Samuel. Yo también creo que cuanto peor, mejor. Estoy contigo en que las cosas se tienen que poner realmente muy mal para que el pueblo despierte de una puñetera vez. Los nuevos recortes pueden ser la espoleta definitiva para que la ciudadanía estalle. Ojalá sea así, porque de lo contrario nos quedaremos sin futuro.

  • Ni montando un 2 de mayo diario en las calles reaccionan quienes tienen que reaccionar, y si lo hacen es de forma “lampedúsica”, cambiándolo todo para que todo siga igual. El país se nos está yendo de las manos y las aguas del río bajan muy revueltas y amenazan con llevársenos por delante. Y todo porque Albertos Casillas hay menos de los que serían deseables.

    • Fernando Solera

      Siguen igual, por ahora. Ya veremos lo que pasa si la calle se incendia de verdad. Cada vez más gente está perdiendo el miedo, y eso es precisamente lo que asusta al poder, que el pueblo le pierda el miedo. Alberto Casillas es sólo un ejemplo más de los muchos ciudadanos que ya no se resignan.

  • “Yo SOY del PP, pero lo de la policía fue un exceso” (Alberto Casillas). Esta persona es una de las muchas que aún tienen un cacao mental considerable. La persona de Alberto (EL SER) se muestra en la segunda de la oración. Sin embargo, el irracional sentimiento de pertenencia a unas siglas partitocráticas sin atisbar ningú tipo de no-ideología en la política actual (exceptuando el hambre de poder de La Casta), es un claro ejemplo de lo que cuesta al individuo desprenderse del mátrix inducido por el sistema. Este señor parace ser uno de los tantos millones de personas de más de 50 años a los que los políticos de la transición en la que ni tan sólo hemos entrado jamás (salimos de una dictadura para, después de dejarlo todo atado y bien atado, no metieran en otra mucho más sutil y perfeccionada, llamada partitocracia secuestra-parlamentos) les colaron hace treinta y pico años el gol de la democracia por toda la escuadra. La acción de este señor demuestra que su lado humano puede vencer a su lado lobotomizado por el sistema, un sistema cuya auténtica naturaleza es comprendida por cada vez más personas. La mayoría de los nacidos a partir de los años setentas están más que hartos de esta dictadura, la única que han conocido.

    Salutacions!

    • Fernando Solera

      Estoy de acuerdo. Aquí es la gente joven la que lo tiene más fácil para despertar, pues los mayores vivieron lobotomizados con el mensaje de que esto era una democracia, cuando en realidad es una dictadura partitocrática en la que los grandes partidos, a nivel estatal, autonómico y municipal, hacen lo que les da la gana. La llave, como casi siempre, está en la juventud, a la que han decidido dejar sin futuro.

      Salutacions!

  • Bernardo

    En estas últimas elecciones se pudo comprobar el grado de sabiduría política que tenemos los españoles.
    Todo está repartido antes de cualquier elección.
    ¡ah,que no lo sabian ustedes,pues menos ver futbol y esos comecerebros y más atender en clase la próxima vez.
    Les voy a citar frases típicas en días de elecciones;
    -Hoy es un día para felicitarnos por la jornada de tranquilidad y madurez de todos los españoles.
    -Los españoles han hablado y hemos entendido su mensaje.
    -Hoy hemos ganados todos,es un triunfo de esta democracia.
    Con perdón,y una mierda para todos,este montaje es fruto de como se han perpetuado en el poder gente analfabeta,chupapoll……sinverguenzas que no saben ni escribir,pero si trincar todo lo que se mueve.
    España sigue gobernada por ladrones,por marqueses,duques,terratenientes,religiosos de lo ajeno,puritanos,forajidos.
    La España de Curro Jimenez y el algarrobo.
    Menos seguir la Roja,que no es sino el opio del pueblo,y más meternos en política(si nos dejan claro está,que lo dudo),estoy harto de la Roja,del Alonso,del Nadal,de la Cospedal,de la Aguirre,del Rubalcaba,seguro que son grandes personas,no lo dudo,pero aquí solo salen auténticos heroes en los ciudadanos anónimos,en los currelas que sostienen estoicamente este chiringuito.

    • Fernando Solera

      Efectivamente, Bernardo: estamos gobernados por analfabetos funcionales. La inmensa mayoria de los políticos son abogados y/o funcionarios que no han llegado al poder precisamente por meritocracia. Pero en el momento en que los currelas se harten y digan “se acabó”, en ese momento, se les caerá el chiringuito. Y ese momento probablemente esté cerca. Ojalá sea así.

  • Tienes razón, Fernando, todos estamos en el mismo barco, y deberíamos de perder el miedo, como ha hecho Alberto Casillas, enfrentándose a los antidisturbios para proteger a esos jóvenes, ha sido un gran gesto que deberíamos de tener en cuenta todos porque nos ha dado una gran lección.

    Tenemos un otoño que arde, y la cosa se está poniendo muy pero que muy mal, no sé en qué terminará todo esto.

    Un beso.

  • emilio

    La verdad es que ves el video y comprendes perfectamente eso que dices de “Los antidisturbios estaban repartiendo estopa a diestra y siniestra…”. El otro día en “Salvados” un ciudadano daba su testimonio de que le habían partido un brazo yn había necesitado 4 meses de recuperación no por manifestarse sino por -juraba y perjuraba- tener que pasar por allí en ese momento. A cualquiera nos puede pasar. Lo que no es de recibo son estas imágenes, que nos retrotraen a los tiempos de los peores “grises”.

    • Fernando Solera

      Totalmente de acuerdo, Emilio. La actitud de la policía ha estado completamente fuera de lugar. Pero ojo, que aquí los responsables últimos son los dirigentes políticos que ordenan a los antidisturbios. Al PP se le está yendo la calle de las manos y podemos empezar a ver cosas muy graves. La situación socioeconómica de España va a volver a la época de tu niñez, y en el tema de la violencia policial quizá también suframos un retroceso a épocas pretéritas de infausto recuerdo.

      • emilio

        ¿Volver al botijo y a las alpargatas? A mí no me importaría (entiedeme!), quiero decir que tal vez lo podrá soportar. Los que estoy seguro que no podrían soportarlo son estas generaciones que se han (mal)criado con la Play, con las Nike…

  • Enhorabuena por el cambio de look del blog, querido Fernando. Está graciosa, la foto, jeje 😉
    Salut!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *