El cuerpo sano es producto de la mente sana

Hoy, 2 de noviembre de 2015, se cumple el 65º aniversario de la muerte de George Bernard Shaw, célebre escritor irlandés que logró el Premio Nobel de Literatura. Sorprende que un hombre de letras, por muy sabio e inteligente que fuera, pudiera descubrir algo que la ciencia sólo ha confirmado muchas décadas después: la conexión indisociable entre nuestro cuerpo y nuestra mente. Su cita de hoy lo resume a la perfección: “El cuerpo sano es producto de la mente sana.” Sé que os he hablado en varias ocasiones de este asunto, pero si reflexionamos acerca de este descubrimiento ya contrastado científicamente, veremos que es de una trascendencia extraordinaria. Gracias por seguir ahí.

cuerpo

4 comentarios

  • Domingo

    Qué de jugarretas nos hace la loca de la casa, ¿eh? 😉 Mantener limpia la azotea asea a su vez el sótano. Yo me voy a quedar con eso mientras os dejo con otra fase de ese irlandés de cuidado que debió ser el bueno de George: “Abandoné el colegio para empezar mi educación”.

    • Que no te quepa la menor duda, querido Domingo, que las cosas más importantes no nos las enseñan en la escuela. La educación emocional debería de ser asignatura obligatoria, sin embargo el sistema se preocupa de que repitamos las lecciones como loritos.

  • No me extraña eso de “la ciencia está llegando a las mismas conclusiones cien años después”: Julio Verne escribió sobre un viaje a la luna “cien años” antes del primer alunizaje, etc. Lo que sí es una novedad es la afirmación de Bernard Shaw. e Los clásicos, que afirmaban “mens sana in corpore sanum”, Es decir, si quieres una mente”fresca” depende de un cuerpo sano.
    Si no lo he entendido mal, lo que hace Bernard Shaw es darle la vuelta a la tortilla y coloca a la mente como principio rector de la salud del cuerpo.
    Particularmente puedo decir que, cuando hago ejercicio, veo las cosas con más claridad. Y si veo las cosas claras…mi cuerpo me lo agradece…

    • El hacer ejercicio, el caminar, el tomar el sol, estar en contacto con la naturaleza, nos carga las pilas, literalmente. La mente es el principio de todo, y para que esté sana hay que sentirse bien y hacer actividades que nos den placer, por ejemplo, la que has comentado. Si tienes la mente hecha polvo, créeme, lo demás no importa nada, querido Emilio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *