El hombre del tanque

Aunque han pasado ya veinte años desde la matanza de estudiantes en Tiananmen, hay una imagen que jamás deberá desaparecer de nuestra memoria colectiva: la del hombre del tanque. Un joven anónimo que venía de hacer la compra y que, sin pretenderlo, se convirtió en un símbolo para la humanidad al detener él solo, armado con una bolsa de plástico, una interminable columna de blindados chinos. Él no tuvo miedo, y aunque seguramente murió fusilado pocas horas después, nos dio a todos una lección vital que jamás aparecerá en los planes de estudios: sólo cuando logremos vencer al miedo seremos libres, y podremos lograr cuanto nos propongamos. Si un hombre solo se enfrentó a una hilera de tanques, imaginaos de qué seríamos capaces si actuásemos juntos como un solo hombre. Hoy es más necesario que nunca recordarlo.

4 comentarios

  • la unión hace la fuerza, pero me temo que en esta sociedad tan pasota y poca solidaria, no hay mucho que hacer. Un abrazo.

  • Son imágenes de una intensidad emocional difícilmente superable. Aquel gesto anónimo y espontáneo nos enseñó muchas cosas y nos descubrió de lo que es capaz el ser humano si le echa agallas y honestidad a la vida. Y han pasado 20 años, sí, pero la lección sigue vigente.

  • emilio

    Hola Fernando: tuve la oportunidad de ver el otro día estas imágenes en un programade La 2. No sé si era la Noche temática o En Portada, pero la verdad es que el documental pretendía reconstruir los hechos…haciendo un seguimiento de cómo viven hoy algunos de los que participaron en estos acontecimientos.
    Una de las cosas que me llamó la atención es el escaso conocimiento que yo tenía de estos hechos. Ssiempre se habla de su repercusión, pero poco de lo allí sucedido.

    En cuanto a lo de actuar todos juntos…

  • Mayte

    Si todos tuviésemos la misma convicción para cualquiera de nuestros actos, por pequeños que éstos fuesen, otro gallo nos cantaría. El estudiante anónimo nos dio una buena lección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *