El que no ama ya está muerto

“El que no ama ya está muerto” es una cita de San Juan de la Cruz, que nos reafirma en la idea de que el sentido de la vida es amar, tanto a nosotros mismos como a cuantos nos rodean. Una vida carente de amor es una vida vacía y desperdiciada. Mi análisis de esta cita del místico abulense gira, como no puede ser de otra manera, en torno a la necesidad vital que habita en cada ser humano: la de amar y ser amado.

ama

3 comentarios

  • Que conste, Fernando, que por la educación recibida y por otra serie de circunstancias, comparto este pensamiento de San Juan de la Cruz. Creo que la mayoría hemos sido educados en esta dirección. Sin embargo, esta manera de pensar no parece que tenga mucho éxito entre esa legión de políticos y banqueros corruptos que ha ido subiendo a la palestra estos últimos años. Yo creo que, para estos chorizos, esa manera de pensar debe formar parte de la “moral del pobre” y me pregunto cuáles serán sus valores y qué opinión les merece todo este discurso en torno al amor.

  • Domingo

    Lo diga San Juan o su porquero no se puede más que concordar con dicha sentencia. Siempre va a tratarse de un amor imperfecto, que es el único al que podemos aspirar, pero amor al fin. Los pocos pasos que dura una vida no tendrían ningún sentido sin ese bebedizo torrencial y explosivo que es la capacidad de amar y de ser amado. Al menos para mí. Otros tendrán otro tipo de `dioses´: el dinero, el poder, la fama,… que sólo sirven para llenar el vacío de más vacío.

  • El amor es la manifestación de lo mejor que, como seres humanos, tenemos dentro. El amor es pureza, benevolencia, altruismo y un montón de cosas que, considerándolas en su conjunto, nos ayudan a no parar crecer como personas, a enriquecernos espiritualmente. El amor es lo más valioso que podemos ofrecer al prójimo, el mejor certificado posible de felicidad que, o bien podemos dar incondicionalmente, o bien podemos recibir de cualquier persona, en cualquier circunstancia y en el momento menor pensado. Pensándolo bien… el amor es la hostia. 😉

    Salutacions!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *