El régimen catalán

Setenta y dos horas después de que el charlatán de Zapatero nombrase a su nuevo gabinete, se pueden extraer varias conclusiones. La primera de ellas es que José Luis está tan venido arriba, que ha decidido mantener en sus puestos a ministros incalificables como Magdalena Álvarez o Mariano Fernández Bermejo. Al menos, nos queda el consuelo de que seguirán dando mucho juego a los columnistas que desgranamos la actualidad de lo que va quedando del solar patrio. Otra de las conclusiones sobre el nuevo gabinete consistiría en que algunas carteras fundamentales van a seguir en manos del PSC. Sí, esa cuadrilla que auspiciada por Zapatero quiso robarle Endesa a sus accionistas para regalársela a sus amigos de Gas Natural y la Caixa. Y todo porque ésta le había perdonado a los ‘Montilla nois’ una deuda de seis millones de euros.

Desde que llegó el nieto del capitán Lozano al gobierno, los catalanes han sido los barandas de la energía en nuestro país, primero con Montilla y luego con Clos, y por lo que vemos en esta legislatura van a serlo también del agua. Han aprovechado el ruido de fondo generado por los nombramientos ministeriales, para colarnos de rondón que habrá trasvase del Ebro a Barcelona. Pero como sabemos que para el PSOE lo que importa no es la realidad, sino la percepción que el ciudadano tenga de la misma, se han apresurado a llamarlo de otra forma. Por eso sus medios afines, o sea, casi todos, con la cadena de Milikito a la cabeza, han empezado a comernos el tarro para que no veamos que lo que parece un trasvase además lo es. Todo sea para evitar que a los murcianos y valencianos, que son de extrema derecha porque votan al PP, se les ocurra también pedir agua para sus botijos.

¿Y en qué lugar queda Aragón? Mucho manifestarse contra el PHN durante años, pero como Marcelino Iglesias esperaba ahora ser ministro, allí no se ha movido ni Dios. Será porque pensarán que Zapatero es de los nuestros y ya sabemos cómo se las gasta, ¿verdad?. Resultaría de todo punto incomprensible que dicha comunidad, tras haber protagonizado espectaculares manifestaciones contra el trasvase del Ebro promovido por el PP, callase ahora ante esta medida porque la haya aprobado uno de los suyos. Habrá que ver si al menos los aragoneses saben aprovechar inteligentemente su Expo, para reivindicar la ejecución del centenario plan del agua, aunque me temo que no lo harán.

No cabe duda de que en este país quien no llora no mama, ya me lo decía mi abuelo, y hay que reconocer que, en los menesteres del plañir, los políticos catalanes son únicos. Tanto, que les habrían bastado sus lágrimas de Lacoste de la pasada legislatura para llenar sus exhaustos embalses. Pero se divierten mucho más, dónde va a parar, desguazando el Estado y la solidaridad interterritorial, con la ayuda del farsante que acaba de prometer cumplir fielmente la Constitución. Pobre España.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

Un comentario

  • Mafia; esa es la palabra para definir a la partitocracia y a todo el entramado institucional, mediático y financiero que domina España. Mi pregunta es la de siempre; ¿Dónde queda el Estado de Derecho, la Democracia, el Estado Social, la Libertad, el Patriotismo, la Decencia, la Honradez y la Lealtad? ¿Dónde queda España y los ciudadanos que la componemos?
    Al fondo de esta pirámide de la injusticia y la opresión…

    Andrés’s last blog post..Yo en mi mismedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *