El regreso de ‘La hora de José Mota’

Cuando uno constata que la realidad es difícilmente empeorable, que tu país se va por el desagüe y que casi nada merece la pena, sólo el humor, al menos en mi caso, puede ofrecerte consuelo y refugio. Por eso estamos de enhorabuena quienes seguimos al genial humorista manchego José Mota. Esta noche regresa a TVE su humor ácido, ingenioso y de indiscutible acervo popular, con el que intentará algo extraordinariamente difícil: hacer reír. Los artistas exigentes que persiguen siempre ‘el más difícil todavía‘ para divertir al público, se merecen el mayor de los respetos y el más encendido de los aplausos. Gracias a ellos este mundo es un lugar un poco más llevadero. Gracias a momentos tan delirantemente tronchantes como éste…

7 comentarios

  • En fin…no soy muy asiduo
    Esto, creeme , no vertebra eso que se llama la España plural
    A mi me encantaba Oscar Terol, de ¡Vaya Semanita!
    Vinieron a TVE y duraron 4 dias
    Como cuando se dice que los catalufos no son graciosos…seguramente en castellano no
    Pero Eugenio era genial
    En fin, hoy he sacado el manual del aguafiestas 😉
    A la vuelta de portugués veré en la tele lo que tenga puesto mi santa
    😉

  • Bernardo

    http://www.elpais.com/articulo/primer/plano/Balance/provisional/catastrofe/elpepueconeg/20111023elpneglse_2/Tes,recomiendo este maravillosos articulo,riguroso,llano en su explicación,es nuestro país,nuestra verdadera crisis,el porque ,viene algo para lo que no estamos preparados,y el pueblo español no va a salir a la calle como los argentinos,no,seguiremos en el bar,viendo fútbol,y criticando las medidas con un botellin de cerveza en la mano.

  • Creo que uno de los grandes aciertos de José Mota es hacer un humor muy cercano, entendible por todos, actual y, a la vez, apoyándose en recursos clásicos. Y, como tú dices, qué mejor que el humor para seguir adelante y poder sacar la cabeza de este torbellino económico que todo lo engulle.

    Un abrazo

  • Muy iberistaní, Fernando, el contenido del vídeo. Ocio, circo, monólogo que no diálogo y unas formas que saltan añicos en cuanto el honor cervecero que tanto nos caracteriza se ve amenazado por la sobriedad del conde duque. De ahí viene la crítica superficial producto de la envidia, sin ninguna referencia al papel del duque en la sociedad. Un buen retrato, sin lugar a dudas, de lo que hay, así como también de lo que nos espera.

    Salutacions!

  • Mayte

    Pues a mí también me hace reír mucho. Quizá era lo que más me gustaba de su etapa anterior, algo que no ha continuado en esta nueva temporada. Esperemos que conforme avancen los programas, lo vuelva a incluir.

    Sé que puede resultar zafio y burdo, pero no deja de revelar las malas pulgas que gastamos los españoles cuando se nos lleva la contraria o se nos hace de menos. ¿Orgullo y soberbia? Tal vez, pero visto desde la distancia y en clave de humor, no deja de ser tronchante. Es otra forma de enfocar nuestro patetismo colectivo.

  • emilio

    Yo también sigo el programa siempre que puedo. El retorno, si te digo la verdad, me ha dejado un sabor agridulce. No sé si es que no me encontraba yo muy bien por tema gripal y cía., pero me pareció que la primera parte fue floja. En la segunda estuvo más entonado. ¿qué os pareció a vosotros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *