Entrevista al doctor Jorge Carvajal

Jorge Carvajal es un médico revolucionario. Especializado en Bioenergética y creador de la Medicina Sintergética, en su clínica de El Plantío (Madrid) cuenta con un extraordinario equipo de especialistas médicos. En ese centro emplean novedosas técnicas de diagnóstico y tratamiento, como las que ideó el doctor Hamer en la llamada Nueva Medicina Germánica. A continuación os sugiero la lectura de este fragmento de una  interesantísima entrevista realizada al doctor Carvajal. Un hombre que al igual que Hamer, si no hubiese tanta mafia en el mundo sanitario y más especialmente en el de las farmacéuticas como se ha acabado demostrando con la estafa de la gripe A, podría optar sin duda alguna al premio Nobel de Medicina. He elegido sólo tres preguntas, pero las respuestas de Carvajal no tienen desperdicio alguno para quien sepa extraer sus enseñanzas.

¿Hay emociones perjudiciales para la salud? ¿Cuáles son las que más nos perjudican?

Un 70% de las enfermedades del ser humano vienen del campo de conciencia emocional. Las enfermedades muchas veces proceden de emociones no procesadas, no expresadas, reprimidas. El temor, que es la ausencia de amor, es la gran enfermedad, el común denominador de buena parte de las enfermedades que hoy tenemos. Cuando el temor se queda congelado afecta al riñón, a las glándulas suprarrenales, a los huesos, a la energía vital, y puede convertirse en pánico. La ansiedad es un sentimiento de vacío, que a veces se vuelve un hueco en el estómago, una sensación de falta de aire. Es un vacío existencial que surge cuando buscamos fuera en lugar de buscar dentro. Surge cuando buscamos en los acontecimientos externos, cuando buscamos muletas, apoyos externos, cuando no tenemos la solidez de la búsqueda interior. Si no aceptamos la soledad y no nos convertimos en nuestra propia compañía, vamos a experimentar ese vacío y vamos a intentar llenarlo con cosas y posesiones. Pero como no se puede llenar con cosas, el vacío aumenta cada vez más.

¿Y qué podemos hacer para liberarnos de esa angustia?

La angustia no se puede pasar comiendo chocolate, o con más calorías, o buscando un príncipe azul afuera. La angustia se pasa cuando entras en tu interior, te aceptas como eres y te reconcilias contigo mismo. La angustia viene de que no somos lo que queremos ser, pero tampoco lo que somos, entonces estamos en el “debería ser”, y no somos ni lo uno ni lo otro.

¿Puede darnos algún consejo para alcanzar el amor verdadero?

Solamente la verdad. Confía en la verdad; no tienes que ser como la princesa de los sueños del otro, no tienes que ser ni más ni menos de lo que eres. Tienes un derecho sagrado, que es el derecho a equivocarte; tienes otro, que es el derecho a perdonar, porque el error es tu maestro. Ámate, sincérate y considérate. Si tú no te quieres, no vas a encontrar a nadie que te pueda querer. El amor produce amor. Si te amas, vas a encontrar el amor. Si no, vacío. Pero nunca busques una migaja; eso es indigno de ti. La clave entonces es amarse a sí mismo. Y al prójimo como a ti mismo. Si no te amas a ti, no amas a Dios, ni a tu hijo, porque te estás apegando, estás condicionando al otro. Acéptate como eres; lo que no aceptamos no lo podemos transformar, y la vida es una corriente de transformación permanente.

Share on Facebook8Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

5 comentarios

  • Muy curiosas las opiniones de este doctor. Interesante como vincula lo psíquico y emocional con la salud global.

    Ahora que citas el camelo de la gripe A, a la que se prestó una desproporcionada atención mediática, preventiva, asistencial, etc. motivada por oscuros intereses, en mi blog he publicado un post sobre una enfermedad real con la que pasa exactamente lo contrario, que no se le hace ningún caso. Es una enfermedad de pobres.
    .-= carlos j. acaba de escribir…El vampiro de los pobres =-.

  • Y digo yo, ¿por qué no se dedicarán más páginas en los periódicos a entrevistar a gente con algo valioso que decir, caso del doctor Carvajal, en vez de tanta entrevista a políticos guionizados? Estoy hasta el gorro del periodismo de declaraciones que no aportan nada. Por suerte, siempre nos quedará “Desafinado”. 😉
    .-= Domingo acaba de escribir…¿Se debe empadronar a los inmigrantes sin papeles? =-.

  • Qué razón, Domingo. Los políticos -y el mundo del deporte también- dan lugar a declaraciones casi siempre previsibles, lo que se debe decir, lo que conviene, etc., y no lo que piensan ni nada que aporte algo nuevo.
    Y los que sí aportan algo, pero es mejor que no lo aportasen, son toda la tropa de famosos de medio pelo a los que se presta una atención desmesurada e indirectamente se acaba presentado como modelos sociales.
    .-= carlos j. acaba de escribir…El vampiro de los pobres =-.

  • Mercy Z.

    para mi es muy interesante lo que aporta el dr. Carvajal y concuerdo con èl en que la mayoria de las enfermedades son po causas emotivas cosas que una las lleva dentro desde antes de nacer,ahora quiero saber como hacerlo por que he notado que mi caso pasa eso y ahora con mi nena, quisiera tener la respuesta. tambien quiero decir que son muy acertados los comentarios que hacen lo dos caballeros , Carlos y Domingo…………

  • SHEREZADE

    Tuve la gran suerte de conocer a esta persona, precisamente porque estuve en su clínica. Curiosamente estando en la sala de espera se me acercó alguién con bata blanca del cual deduje que era un médico, y nos preguntó ( iba con mi hermana), ¿cómo estaís?, a lo cual le respondí: bueno… ( me habían diagnosticado un cáncer). Este hombre con una voz templada y suave y con mucho amor me dijo: tranquila ahora te van a ver y verás que todo va a ir bien. Nos quedamos mirándonos las caras mi hermana y yo porque ese hombre que se había acercado tan amoroso y dándome aliento y cariño, era el que estaba en la tapa del libro que había cogido de un mueble de esa sala, el Dr. Carvajal. Deciros que a Dios gracias estoy bien y ha sido una bendición saber de este gran hombre y su equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *