La familia es un nido de alacranes

“La familia es un nido de alacranes”: bonita frase que leí hace muchos años al escritor mexicano Octavio Paz. El núcleo que en principio debería arroparnos y ayudarnos a volar, a menudo se convierte en una trampa letal. Porque sin duda es dentro del seno familiar, donde se perpetran la mayor parte de los abusos a los que se puede ver sometido un individuo. De este asunto, y de sus posibles soluciones, hablaré hoy en este nuevo podcast de ‘Citas Contigo‘.

familia

6 comentarios

  • Hola Fernando: Hay mucha tela que cortar sobre este tema. El problema de fondo creo que es que estamos pasando de una sociedad”industrial” (en nuestro país, poco industrial) a una sociedad posindustrial que necesita nuevas formas de organización. El paso o cambio de modelo va a resultar o está resultando muy doloroso. Los medios hablan de crisis económica, pero en el fondo todos estamos esperando volver a cómo estábamos antes de 2006. Y no va a ser así. Los que comprendan esto van a sufrir menos…también con el paso de una sociedad familiar a otra forma de organización que todavía estamos tanteando. Un abrazo!

  • Domingo

    Cada familia da para un libro gordo de Petete… y según qué miembro de la familia lo escriba no tendrá absolutamente nada que ver entre sí. Toda historia familiar es fragmentaria por naturaleza, fragmentaria y porosa, pues bebe de muchas fuentes y sus galerías se inundan rápido. Puedo decir en lo particular que a mí me ha ido bien con mi familia, la más cercana al menos (¿si no es cercana acaso puede llamarse familia?). Por lo demás, una familia convencional la mía, tan convencional que la parte que está quebrada lo está por una herencia. Fíjate si es convencional 😉

    • Pues tienes mucha suerte, querido amigo, porque dentro de lo que cabe tu familia no está tan mal. Que la gente se apuñale por dinero es, desgraciadamente, lo más normal del mundo. Si estás en un entorno en el que se te ha respetado y se te ha dejado crecer, puedes estar más que satisfecho. Un abrazo, Domingo.

  • Bernardo

    La familia está en crisis quizás de manera irreversible,los cambios que está sufriendo la primera institución que nos encontramos al nacer son profundos e inciertos.
    Hay tantas opiniones como seres humanos,es cierto que lo mejor y lo peor nace y crece en el entorno familiar,si se tiene la suerte de vivir en un entorno saludable las posibilidades de estar satisfecho con la vida aumentan considerablemente,pero si por el contrario te toca(como a mi) nacer en un entorno frágil y conflictivo por diversas razones,tu autoestima queda muy tocada.
    La principal tarea de nuestro cerebro es la supervivencia por encima de todo y de todos,el hombre tiende con su egoísmo a sobrevivir, es en ese punto donde nacen la desconfianza,la discordia,la competencia.
    A lo largo de nuestra historia son muy poquitos los que han conseguido comportarse de diferente manera,unos privilegiados sin duda alguna.

    Saludos.

    • Lamento que hayas tenido la misma ‘suerte’ que yo, Bernardo. Al final esto va de sobrevivir, efectivamente, aunque te hayas dejado el alma hecha jirones por el camino. ¿Que la autoestima queda muy tocada? Yo diría que queda tocada y hundida, pero aun así hay que seguir adelante, no queda otro. Un abrazo, Bernardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *