Ghislaine Lanctôt, autora del best-seller “La mafia médica”

Probablemente su nombre no te diga nada, especialmente porque tanto a la todopoderosa industria farmacéutica como a la medicina oficial les interesa silenciar su mensaje. Y no es de extrañar, porque Ghislaine Lanctôt es una de las grandes personalidades que se atreve a denunciar que el sistema médico vive de la enfermedad, y no de la salud. Un sistema que está montado como un monumental negocio, pues no olvidemos que la industria farmacéutica es la segunda que más dinero mueve en el planeta.

En 1994 ella escribió La mafia médica, un polémico y revelador libro que le acarreó gravísimas consecuencias personales y legales. Entre otras, la prohibición de volver a ejercer como médico. Para el sistema es absolutamente intolerable que alguien se atreva a decir de él públicamente que está diseñado para que la gente esté enferma, ya que los sanos no generan ingresos. Pero para Ghislaine Lanctôt, los grandes responsables de esta corrupción no son los médicos a título individual, pues ellos hacen lo que buenamente pueden. Los auténticos culpables de este corrupto sistema sanitario son los grandes laboratorios, las autoridades políticas, las compañías aseguradoras, los colegios de médicos y, especialmente, la Organización Mundial de la Salud.

Aunque parezca mentira, son las multinacionales farmacéuticas las que deciden, desde hace décadas, tanto los contenidos que se enseñan a los futuros médicos como los que se debaten en los congresos de medicina. Tremendo, ¿verdad?. Pero por fortuna la humanidad cuenta con personas valientes e íntegras como la autora de La mafia médica, dispuestas a sacrificarlo todo para abrir nuestros ojos. Personas como el premio Nobel de Medicina, Richard J. Roberts, que también comparte el polémico punto de vista de Ghislaine Lanctôt. Él lo resume con esta demoledora frase: “El fármaco que cura del todo no es rentable”. Quiero insistir en que, por duro que resulte admitirlo, la medicina en el siglo XXI está concebida como un colosal negocio. Hasta tal punto, que el sistema torpedea constantemente a las medicinas alternativas no agresivas. Por ejemplo, la Nueva Medicina del Dr. Hamer, de gran eficacia  para tratar el cáncer. Otro día hablaremos del calvario que han infligido a este señor alemán, porque también merece capítulo aparte.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

21 comentarios

  • ufff, da miedo esto, pero es real. Creo que he visto alguna película sobre temas parecidos, pero no recuerdo el título. un abrazo.

    fernando acaba de escribir MAS DE LA MITAD DE LOS ESPAÑOLES NUNCA DUERME LA SIESTA

  • Esto sí que es un arma de destrucción masiva y no lo que decían que había en Irak. Espeluznante hijoputez.

    Domingo acaba de escribir ¿Crees que Rajoy debería dimitir si el PP pierde las europeas?

  • Desde luego es un horror, George Orwell sabía lo que se decía.
    Un saludo.

    Javier Solera acaba de escribir La identidad corporativa de Zapatero

  • Para muchos, el dinero y el poder es lo único importante en esta vida. Como si pudieran llevárselo a la otra…

  • Mayte

    La mafia médica tiene unos tentáculos muy largos, y como es lógico, no pueden consentir que alguien de su gremio levante la voz para denunciar semejantes desatinos y embustes para los enfermos. ¿En qué lugar quedarían sus pingües beneficios? Menos mal que a esta mujer, aunque la hayan vetado de por vida en su profesión, no la han acallado. De esta forma podemos enterarnos de cómo seguimos siendo conejillos de indias para toda esa casta corporativista y desalmada que sólo busca su propio lucro personal a costa de enfermedades y muertes. Eso les importa poco aunque nos pretendan vender la moto al revés.

  • Querido Fernando,

    Pues sí… Eso mismo comentamos en casa… Mi hermana trabaja en un centro de salud y nos contó que el otro día falleció una niña de cáncer. Tenía 3 añitos y desde los 6 meses padeciendo… Mi hermana no es médico, es una de tantas personas que intenan administrar los documentos y llevar a cabo las cuentas más claras posibles… Pero cada vez que ocurre un caso así hace lo posible por investigar… Y la realidad es que se lleva grandes disgustos…

    Un abrazo

    Ángela Paloma acaba de escribir Otro periodismo

  • electromedicina

    Un importante y MUY Serio descubrimiento en medicina y en particular en oncología, podría demostrar el origen psicoemocional o psicobiológico de muchas enfermedades.

    Al parecer, este descubrimiento trascendente en la salud de la humanidad en general, que se realizó hace años, se ha venido ocultando…

    Hasta ahora, los TAC cerebrales sin contraste, venían mostrando y corroboraban la relación Psique-Cerebro-Organo en muchas enfermedades.

    Pero de confirmarse la noticia, las evidencias en los TAC podrían demostrar que muchos de los tratamientos actuales en enfermedades como el cáncer, podrían ser “deliberadamente” ineficaces …

    (Con el consiguiente sufrimiento de nuestros, hijos, familiares y amigos que tubieron cáncer y que ahora ya no están con nosotros. Y el dinero del contribuyente derrochado y entregado a manos llenas a la industria farmacéutica)

    Les adjuntamos enlaces explicativos…

    http://free-news.org/index03_hebreos.htm

    http://www.germannewmedicine.ca/documents/bienvenido.html

    • elena

      lei hace poco q el bicarbonato de sodio, ese q usamos para la reposteria, para limpiar, para quitar una acidez, ayuda a los enfermos de cancer q sufren de los estragos de la quimioterapia. Un poquito de bicarbonato y se sentirian mejor., Pero eso no se informa PORQUE ES UN PRODUCTO BARATO y alli, no hay ganancia para el laboratorio medico. NO HAY UNA PREOCUPACION POR EL SER HUMANO SOLO POR LA CAJA REGISTRADORA QUE SUENA CADA VEZ QUE ENTRAN LOS BILLETES!!!

  • iban

    Una gran verguenza la de la industria, me recuerda a la industria de la alimentación, que todo es un gran embuste, todo lo que pone en la etiqueta es mentira y juegan con nuestra salud. Una periodista, Felicity Lawrence, en sus libros habla de ello “Not on the label” (ignoro si está traducido al español) nos desvela las grandes mentiras de esta industria, espeluznante, al igual que la farmaceutica… yo pienso comprar el libro, es la única forma de que estos temas tomen notoriedad en la sociedad y acabemos poco a poco con esta mafia asesina de bata blanca… ah, y no se olviden de pasar por la herboristería…

  • Mayte

    Vuelvo a opinar, Fernando, porque he leído y corroboro lo que dice iban en su comentario. Los herbolarios/herboristerías están ahí, de forma callada y tranquila, ofreciéndonos unos productos que se pueden equiparar y superar también a los resultados que se obtienen con la medicina alopática. Y sin ninguna de sus contraindicaciones. Soy una férrea defensora de la medicina natural, y desde aquí aliento a la gente a que se pase por ella y compruebe todos los beneficios que pueden encontrar para su salud.

  • Ramon

    Yo no se si las empresas farmaceuticas son tal o cual, aunque entiendo que, como tales empresas, deben de ir a lo suyo, y si los fabricantes de cualquier cosa se preocupan muy mucho de que sus productos duren un tiempo limitado y deban ser substituidos por otros mas o menos iguales, pues entra en lo posible que las farmaceuticas hagan otro tanto.
    De todas formas, debo reconocer que en los ultimos diez años he sufrido dos dolencias graves, una pneumonia causada por legionella, y un cancer de colon, y ahora mismo, pasados dos años de la operacion de cancer, estoy plenamente recuperado de ambos, y no necesito tomar ningun producto farmaceutico.
    En mi opinion, y dando por perfectamente posible que la industria vaya a lo suyo, su principal cliente, las administraciones de la seguridad social de los distintos paises, y lor organismos publicos que autorizan el uso de cada medicamento, deberian impedir estas malas practicas. Este mundo no funciona, y no ha funcionado nunca, sobre la base de que cada parte es santa y pura, sino mas bien sobre la base de que cada parte vela por sus intereses. Si las Seguridades Sociales u organismos oficiales de control diversos estan fallando, es aqui donde esta el problema. Tildar a la industria que sea de querer ganan dinero es como calificar a un cocodrilo de voraz. Ambos son lo que son por su propia naturaleza, lo que impide que puedan ser usados positivamente por la sociedad: las farmas para hacer medicamentos realmente utiles, y los cococrilos … para satisfacer el placer culinario de algunos sibaritas.

  • malament

    ¿Sabías que a los profesores les interesa que haya analfabetos? Próximamente, la mafia docente.
    ¿Sabías que a los policías les interesa que haya delincuentes? Próximamente, la mafia policial.
    ¿Sabías que a los militares les interesa que haya guerras? Próximamente, la mafia militar.
    ¿Sabías que a los restauradores les interesa que haya hambre? Próximamente, la mafia de la cocina de autor.
    ¿Sabías que a los periodistas de sucesos les interesa que ocurran tragedias humanas? Próximamente, la mafia sucesoria.
    Sabías que Fernando le interesa que los internautas tengan buenas tragaderas? Próximamente, la mafia conspiranoica.
    ¿Sabías que a los curas les interesa que haya pecadores? Próxi… bueno, creo que esta es verdad.

    • Alfonso Fernández

      Cada vez que leo en un foro a alguien que arremete contra quienes él denomina conspiranoicos, estoy casi seguro de que se trata de alguien que no ha investigado nada acerca del tema. Puede ser un estudiante de medicina, de informática o estar ya licenciado y creerse que ya es un científico por ello.

      Estoy casi seguro de que es alguien que, en realidad, no comprende el método científico, que no se ha enterado de cómo funcionan dichas pruebas clínicas ni de porqué se ponen a prueba unas moléculas y no otras, y que no sabe que la ciencia clínica no prueba lo que la ciencia básica muestra como más adecuado para curar (el cáncer como UNA sola enfermedad de carácter metabólico), ni aquello que proporciona más indicios curativos, sino lo que el negocio muestra lo más adecuado para generar beneficios (el cáncer como una miríada de enfermedades de carácter genético y proteómico, para sintetizar un número similar de medicamentos patentables).

      Su argumento es: el mundo NO PUEDE SER como me lo están describiendo estos conspiranoicos. NO PUEDE SER que lo establecido sea una falsedad. Su visión es ingenua, voluntarista y carente de datos objetivos, sólo lleno del deseo de tener razón porque, si no, el mundo que le han enseñado deja de poder ser resuelto con un simple dos más dos y él debe repensar todo aquello en lo que basa su posiblemente cómoda existencia.

      Y mete en el mismo saco a quienes hemos leído cientos de estudios de ciencia básica y clínica (y que comprendemos los conceptos bioquímicos implicados en dichos estudios), con quienes dicen que para curar el cáncer hay que ponerle velas azules a San Antonio. Para él, todos son la misma caterva de chamanes. Un reduccionismo simplista que le permite emitir opiniones ignorantes sin despeinarse, y creer que está en el bando de los que saben, de los que son cool.

      En definitiva, personajes/trolls como tú son quienes hacen un flaco favor al mundo, los que hacen masa crítica para que la humanidad sea lo que es y quienes tarde o temprano comprenderán su error, tal vez cuando sea demasaidao tarde.

      Un saludo

      Alfonso Fernández

  • MARIA DEL PILAR

    QUISIRA SAVER COMO PUEDO COMUNICARME CON LA DRA. ESTARE MUY AGRADECIDA A QUIEN ME DE EL ENLACE PUEDEN ESCRIBIRME A MI CORREO pilibt@latinmail.com

  • FLORECITA

    El virus AH1N1 surgió de un laboratorio como lo sugirió un científico australiano, ya los tentáculos de esta corrupta industria ha comprado a varios de los gobiernos y muchos gobernantes se han prestado para este nefasto juego, donde lógicamente hay recompensas millonarias, a cambio de que se les vendan sus fármacos los cuales ya han sido concebidos con anterioridad y periodistas, emisoras locales anuncian mas casos del famoso virus inexistente, los cuales sirven de idiotas utiles y estos medios no hacen mas que repetir como loros lo que los agentes de estas industrias les hacen creer. OJO LO QUE MATA NO ES NINGUN VIRUS SINO LO QUE CONCIBA EN SU MENTE POR LO TANTO EL TAPABOCAS TE LO DEBES COLOCAR EL LA FRENTE PARA QUE NO TE ENTRE POR HAY EL VIRUS.

  • Anónimo

    Gracias a esas personas tan maravillosas,y valientes que se atreven a decir la verdad,estoy de todo corazon con ellas, y fuera estos MONSTRUOS TAN HORRIBLES,QUE TANTO DAÑO HACEN A LAS PERSONAS Y A LA HUMANIDAD, en beneficio suyo ,¿tanto necesitan, para vivir,este espacio de vida, ¡ porque tanta ambición? ellos si que estan verdaderamente enfermos,…es horrible,,.. haz a los otros lo que te gustaría te hiciesen a tí….

    HAY PERSONAS EXCELENTES EN ESTE MUNDO,Y ESTAS PERSONAS QUE HAN DEMOSTRADO SER BASURA,TENDRIAN QUE CORREGIR SUS ERRORES, Y QUERER UNA HUMANIDAD LLENA DE SALUT Y VITALIDAD, I ELLOS TAMBIEN MEJORARIAN,

  • SERGIO DIAZ

    Es la cruel realidad de las cosas, hoy en dia el comercio mundial de los medicamentos han generado una cantidad de enfemedades sicosomaticas, por que juegan con la mente de las personas creando enfermedades para ganar dinero(AAH1N1) que gran mentira y cuantas mas no sean inventado. a la verda un gran medico puerto riqueño PEDRO TORRES dice que en la facultad de medicina en donde el estudio les enseñan a ser “PERROS GUARDIANES DE LOS LABORATORIOS” por favor despierten a los que aun estan dormidos a esta cruel realidad del comercio y negocio de los medicamentos. ahh y ademas saquense de la cabaza que los medicamentos COMERCIALES son los buenos, esa es otra de las artimañas que los medicos le dicen a los usuarios de la seguridad social todo por que los LABORATORIOS les costean los congresos a otros paises y todas las dadivas que reciben de ellos. “QUITEMONOS ESA VENDA QUE LA VERDAD NOS HAGA LIBRES”
    SALUDOS Y MUCHAS BENDICIONES.

  • CANCER – UN PRODUCTO DE LA MENTE

    Índice

    Prólogo
    1. Introducción
    2 Que es el cáncer
    3 Origen del cáncer
    – a). Según la medicina occidental
    – b).Según el DR. Ryke Geer Hamer
    – c).Según los postulados esotéricos
    4. Significado psíquico de algunos tipos de cáncer
    5. Curación y sanación del cáncer.
    6. Los medicamentos en la terapia del cáncer
    7. Como prevenir el cáncer.
    8. Conclusiones

    PRÓLOGO

    Esta nueva incursión de nuestro amigo investigador Francisco Palacio sobre la problemática del cáncer nos aporta luces en el acercamiento a la comprensión desde otras ópticas terapéuticas distintas a la información que brinda la medicina oficial.

    Desde que la salud se convirtió en un negocio bastante lucrativo la visión humanista del sufrimiento se ha relegado a un segundo plano por las empresas prestadoras de estos servicios de salud y por lo tanto de los médicos que trabajan para ellas.

    Nos recuerda este autor la visión oriental que nos dice que no hay enfermedades cuadriculadas, que toda alteración de la salud es un desequilibrio de planos energéticos, es decir, de errores de interpretación de las experiencias de la vida, tanto mentales como emocionales, y que pueden ser abordados no solo por medio de quimioterapia, radioterapia o cirugía sino, también, con modelos bastante antiguos y probados muchas veces, más sencillos, más naturales, con énfasis en la comprensión del sentido espiritual que la enfermedad nos propone.

    A principios del siglo XX las infecciones eran la principal causa de muerte en todo el mundo. Se espera que en un futuro cercano se pueda ver al cáncer de la misma forma.

    Sabemos hoy que todos los tumores tienen los vasos sanguíneos anormales y que la presencia de colesterol alto en el organismo favorece este tipo de alteraciones. También sabemos que el estrés está debajo de toda patología porque impide que la sabiduría natural del cuerpo mantenga sus funciones en óptimo comportamiento.

    El progreso en la tecnología con la resonancia magnética y con la técnica llamada imagenología óptica permitirá a los médicos crear imágenes de los vasos sanguíneos anormales de un tumor haciendo pasar rayos de luz a través del tejido mamario.

    Los avances en terapias contra el cáncer se están produciendo casi semana tras semana, hasta que llegue a ser una enfermedad controlable como la hipertensión y la diabetes.

    Con todo, ninguno de los nuevos medicamentos es una panacea. Es aquí donde cabe leer este trabajo. Sugerencias claras son proporcionadas por este autor sobre dieta, ejercicio, respiración y meditación, para poder participar del mundo conocido como sanación espiritual, de un modo ameno, conciso, claro y contundente, resultado de sus varios años de investigaciones en este terreno de “especialistas”-.

    Que estas nuevas luces del intelecto, nacidas de la investigación y del acervo de culturas tan antiguas como nuestra alma, permita resonar en nosotros este eco espiritual para ser actualizadas en nuestra cotidianidad y pueda así el hombre moderno dirigirse y poder alcanzar los más altos fines de su existencia.

    Doctor José Luis Manzano B.
    jmanzanob@gmail.com

    1. INTRODUCCIÓN

    No hay enfermedades, sino enfermos

    La comprensión del cáncer es uno de los grandes problemas de la medicina tradicional occidental; sé lanzan hipótesis desde aquellas que sostienen que el cáncer es hereditario hasta los que sostienen que es producido por factores externos. Otras, por el contrario, dan mayor importancia a sucesos acaecidos recientemente (hasta 1 o 2 años atrás) en contravía de la que sostiene que al cáncer le hace falta decenas de años para crecer y, por último, las que sostienen que el cáncer está latente en el organismo desde la concepción, pero que puede o no manifestarse en la vida como resultado de los hábitos alimentarios, el medio ambiente, los conflictos emocionales, familiares, económicos, sociales, etc.

    El presente artículo no pretende ser científico, ya que en este plano existen innumerables estudios, investigaciones, publicaciones científicos no siempre acordes entre si; lo presento en una forma sencilla, pero abarcando, al mismo tiempo, una amplia gama de postulados, con miras a que los lectores con poco conocimiento o sin él a cerca del cáncer se familiaricen con el problema de salud mas grave del siglo XX, hasta la aparición del SIDA, y opten por aceptar aquello con lo que resuenen. El dogmatismo no es mi fuerte, pues respeto profundamente la forma de pensar de cada cual, al tiempo que les pido que actúen de forma similar, siguiendo la enseñanza del Maestro RAMTHA, ascendido hace miles de años, quien nos dice: “No creas nada que no entiendas, pero no te cierres a ninguna posibilidad”.

    2. QUÉ ES EL CÁNCER.

    Según el diccionario de la lengua española, el cáncer es un “Tumor maligno que invade y destruye los tejidos orgánicos”

    La palabra “cáncer” es un término que engloba todas aquellas enfermedades de las células en que se halla alterada la regulación del crecimiento de un tejido; en vez de crecer hasta alcanzar un tamaño determinado y parar ahí su desarrollo, las poblaciones de células cancerosas continúan creciendo constantemente y sin control.

    Si se contempla todo correctamente, tenemos un cerebro cefálico, bien conocido por todos. Por otra parte están las células orgánicas, cada una con su núcleo celular. Las células están conectadas e interrelacionadas entre sí, pero, también, cada núcleo celular, es decir, cada mini cerebro está relacionado con los demás. La suma de todos estos mini cerebros se puede considerar como segundo cerebro, lo cual significa que, en caso de un conflicto biológico, una zona cerebral estaría en exacta correlación con otra zona análoga a nivel orgánico, denominada hasta ahora cáncer, enfermedad equivalente o alteración orgánica.

    A nivel físico, el cáncer es el producto de una deficiencia inmunológica y de una acidosis excesiva de la sangre (aumento anormal de la concentración de iones de hidrogeno debido a una acumulación de ácidos o perdida de bases o bicarbonatos, reduciendo el PH), que permiten que las células anormales del cuerpo, que siempre han estado presentes, puedan proliferar sin control en algún órgano o parte del cuerpo, dando origen al desarrollo de tumores malignos. Las células cancerígenas se desarrollan constantemente en el cuerpo, pero, en condiciones normales, son destruidos por el sistema inmunitario.

    A nivel mental, el cáncer es “una reacción excesiva (mórbida) del cerebro(alteración electrofisiológica) que intenta resolver el conflicto” (Nueva Medicina, Pg. 20).que sé ha generado en él.

    “La función y la parte del cuerpo que desarrolla el cáncer suele estar directamente relacionada con las actitudes escondidas y las pautas mentales inconscientes, que aparecen involucradas, puesto que existe la tendencia natural a rechazar la parte del propio ser que genera dolor o conflicto”.(Chopra, Deepak, Sanar el corazón. Pg. 21)

    A nivel psíquico, el cáncer es una anormalidad en el plano de las pautas y actitudes de pensamiento, que ya no reconoce la diferencia cuando esas pautas mentales se convierten en malignas, dando paso a que los resentimientos o conflictos profundamente arraigados en la conciencia empiecen a nutrirse del propio cuerpo, lo cual se manifiesta poniendo en evidencia las partes de uno mismo que deseamos mantener ocultas; todo cuadro mórbido denuncia un conflicto interior que debe ser atendido y resuelto satisfactoriamente.

    A nivel espiritual, el cáncer es el resultado de no ser capaces de resolver una entropía concreta, traída de una o varias vidas pasadas y representa el no entender y disfrutar “el aquí y el ahora”.

    3. ORÍGENES DEL CÁNCER

    El filósofo francés Michel Foucault sostiene que la conciencia de la enfermedad está prisionera en el interior de la misma enfermedad. A cada síntoma le corresponde no solo su forma corporal, sino, también, unas pautas de comportamiento y unas estrategias utilizadas para sobrevivir, pero que son totalmente ineficaces. Cuando estas pautas no se modifican a nivel espiritual, pasan al plano físico y, sí tampoco se las atiende, se expresarán orgánicamente, en un último esfuerzo por hacerse escuchar.

    a). Según la medicina tradicional occidental
    La herramienta fundamental de la medicina tradicional es la “estadística”, desconociendo el factor humano del cáncer. La medicina moderna, que pretende ser científica, siempre ha estado buscando una explicación local para el cáncer, sosteniendo que este se genera a partir de una sola célula “transformada”, que sé va multiplicando y que, eventualmente, puede dar lugar a una metástasis, propagándose a toda velocidad por el organismo, vía sanguínea(a pesar de que nunca se han detectado dichas células cancerosas en la corriente sanguínea). La medicina moderna ha concentrado sus esfuerzos en el estudio del cuerpo humano, en sus interrelaciones mecánicas y bioquímicas, dejando de lado el siquismo y el cerebro, a tal punto que, a menudo, el diagnóstico solo se le comunica al paciente después de la operación.

    El Dr. MARK FISHMAN, cardiólogo, es tajante al recordar la complejidad de comprender como actúan los 20.000 genes que existen en el hombre y las 250.000 proteínas que estos codifican; el desafío consiste en entender el funcionamiento de los genes en red, sin olvidar la influencia que el medio ambiente tiene sobre ese funcionamiento.
    No es casual oírle decir a los médicos que el cigarrillo produce cáncer de pulmón; no obstante, muchas personas lo han desarrollado, a pesar de que nunca fumaron. Para explicar lo anterior, acuden a un sofisma de distracción, al cual le han dado el nombre de “fumadores pasivos”, echándole, de paso la culpa a los fumadores activos; pero, preguntémonos, porqué muchas personas han fumado toda la vida, sin apenas sentir leves molestias (yo fumé 33 años, un promedio diario de 1. ½ paquete de Piel Roja sin filtro, lo dejé en 1995 y estoy en perfectas condiciones). Ahora, invito a pensar con imparcialidad, cómo es que un bebedor empedernido no desarrolla cirrosis, lo cual debería suceder, según la ciencia médica moderna, pero sí lo hacen personas que nunca se han tomado un trago; ¿ será que son bebedores pasivos?
    Obviamente, existen disparadores de cánceres ya existentes en forma latente, pero no son los causantes de ellos. Los médicos occidentales señalan como causantes de cáncer al licor en caso de cáncer de hígado; al cigarrillo, en el de pulmón; al alto consumo de azúcar, en la diabetes; a la mala circulación en caso de gangrena, al consumo excesivo de grasa, en caso de cáncer de colon, etc. En el numeral 4 explico el significado psíquico de los casos mas frecuentes de cáncer, de acuerdo con los resultados de las investigaciones a cerca de la relación cuerpo – mente.
    Los seres humanos somos seres bioquímicos y biomagnèticos, con un campo electro magnético que puede ser influido por campos externos, los cuales, modulados y controlados adecuadamente, pueden ser utilizados para tratar diferentes patologías. Las neuronas no son más que células especializadas del sistema nervioso que fabrican energía eléctrica generando magnetismo y, por lo tanto, las neuronas son bioelectromagnèticas, pudiendo ser estimuladas por campos electromagnéticos externos. Hasta hace poco existía el mito médico de que las células del cerebro no se podían regenerar, lo cual ha sido desvirtuado por la ciencia que está utilizando Células Madre, dándole la razón a las enseñanzas de los sabios milenarios de la India, cuando afirmaban que todo es reversible, incluso la muerte.

    Las neuronas se especializan en el proceso de recibir y distribuir información y, por lo tanto, su función primordial es producir y transmitir en forma de impulsos nerviosos; las neuronas se comunican entre si a través de los neurotransmisores o de la electricidad, por lo que cuando falla la química, queda solo la posibilidad eléctrica y, en tales casos, los campos electromagnéticos pueden sustituir de forma efectiva las sinopsis bioquímicas; de esta forma, la información, que siempre es bioeléctrica, logra pasar de una a otra neurona, que es lo que se pretende. La L- dopamina que se administra a los pacientes de Parkinson muchas veces no pueden ser utilizadas por el sistema nervioso, porque no llegan a través de este; hasta hace poco tiempo la idea de transferencia de energía de unas partes del cuerpo a otras estaba muy ligada por la medicina occidental a las pequeñas cantidades de electricidad que circulan por los músculos, las neuronas – cables del sistema nervioso – y las moléculas de ATP, pero no se contemplaba nada parecido a canales diferentes por los cuales la energía recorriera el organismo. Los médicos R. Voll (alemán) y J. Tiller (USA) crearon aparatos electrónicos capaces de medir la diferente resistencia eléctrica de la piel en los puntos de acupuntura y luego Konstantìn Korotkov desarrolló el Sistema de Bioelectrografìa GDV que permite medir los fotones y electrones de la superficie de la piel y sus parámetros cuánticos.

    La fuente de energía para la existencia de la vida en la tierra está en los fotones solares, que son absorbidos por las moléculas de clorofila concentradas en los cloroplastos de las plantas verdes, llevándolos a crear un estado de excitación o mayor energía de los electrones de la vida; un electrón así excitado adquiere la capacidad de vencer la repulsión electrostática. Los electrones son el depósito principal de energía libre en los procesos biológicos; de las plantas pasan al ser humano a través de la cadena alimentaria donde circulan libremente por los complejos moleculares de proteínas; el organismo forma un depósito de energía en los electrones así cargados para momentos en que se requieran grandes recursos o un rápido flujo energético, como en las actividades deportivas o mentales; los electrones son transportados a donde se necesiten y la energía fotónica se convierte en energía mediante el proceso de creación de ATP que suministra energía para el funcionamiento del organismo. Los electrones liberados por el catabolismo son transferidos al oxígeno molecular por la cadena respiratoria de las mitocondrias, donde la oxidación permite la síntesis de ATP, lo cual proporciona un suministro de energía para todos los procesos de la actividad vital. Los complejos moleculares de proteínas creados a partir de la Luz parecen ser pues los caminos internos de los seres vivos por los que la luz circula activando esa danza eterna de los elementos que sustentan la vida. De ahí que el ser humano necesita para subsistir de vegetales a fin de asimilar su luz, pues cuando consumimos frutas y verduras frescas estamos alimentándonos de luz, de fotones en su estado mas puro y abundante.

    El premio Nobel de medicina, 1968, Sent. – Gyorgyi dijo:”Estoy profundamente convencido de que nunca seremos capaces de entender la esencia de la vida si nos restringimos al nivel molecular. Reacciones biológicas de una sorprendente sutileza son desencadenadas por la movilidad de los electrones y pueden ser explicadas solo desde los postulados de la Mecánica Cuántica”.

    Gracias al desarrollo tecnológico alcanzado por la ingeniería médica, en la actualidad se dispone de interferómetros de superconductividad cuántica, es decir, magnetómetros de altísima sensibilidad, que permiten el estudio de los campos magnéticos de los seres vivos a todos los niveles, incluso los más minúsculos.

    b).Según el Dr. Ryke Geer Hamer.
    El Dr. Hamer descubrió lo que llamó “La Ley de Fierro del Cáncer”; después de 20 años de estar tratando a pacientes con cáncer, incluyéndose a sí mismo y de haber perdido a un hijo por cáncer; llegó a una conclusión asombrosa pero comprobable, que va en contravía de los postulados de la mal llamada medicina científica; dice Hamer:” Busqué el cáncer en la célula y lo encontré en un error de codificación del cerebro (Nueva Medicina. PG. 16), complementándola con esta otra: ”El alma puede provocar la génesis del cáncer”(Nueva Medicina. PG.20). Un estudio científico realizado en 10 hospitales holandeses, durante 2 años, en 344 personas que sobrevivieron a un ataque cardíaco después de estar clínicamente muertos y de que algunos describieron experiencias fuera del cuerpo, llegó a la conclusión de que la mente o el alma sobrevive a la muerte física(Año Cero. Año 2.000. PG. 12)

    Sostiene el Dr. Hamer que “todo cáncer sé desencadena por un choque síquico brutal, un conflicto agudo y dramático, vivido en aislamiento y que continúa obsesionando al paciente día y noche de forma duradera” (Nueva Medicina. Pg.16), a lo cual dio el nombre de “Síndrome DIRK- HAMER” (Dirk era el nombre del hijo muerto por cáncer). Dicho conflicto afecta simultáneamente y, casi al mismo tiempo, los niveles psíquicos (mentales), cerebrales y orgánicos; esta tríada está constantemente sincronizada. “Todos los procesos y fenómenos síquicos están ligados y coordinados con el cerebro que es, de alguna manera, el ordenador de nuestro organismo”(Nueva Medicina. Pg. 22).

    Para el DR. Hamer, todo cáncer ocurre cuando “interviene una constelación psíquica determinada, que, simultáneamente, induce, también, a una constelación cerebral determinada – la ruptura del campo electrofisiológico en el cerebro. Siempre se da una simultaneidad rigurosa en la tríada siquismo –cerebro – órgano, una simultaneidad de la génesis, de la modificación y de la evolución” (Nueva Medicina. PG.26). El cuerpo deja de ser un simple soporte del libre acontecer, pasando a corresponder a tres tipos de conflictos: los relacionados con otras personas, como cuando se produce el fallecimiento de un familiar e, incluso, de una mascota; los basados en la compasión y el cuidado por los demás, olvidándose de sí mismos, siendo muy afectivos, solidarios y amables, pero, al mismo tiempo, reprimen sus sentimientos personales y poseen un escaso sentido del amor propio y, por último, los relacionados con uno mismo, en cuyo caso, se pueden deber a conceptos morales, religiosos, de conciencia, desvalorización de uno mismo, complejo de inferioridad, el miedo a vernos privados de lo necesario para existir y el miedo a la muerte. “El sufrimiento emocional puede contribuir al desarrollo de procesos cancerígenos alterando la producción de hormonas y el sistema inmunológico” (Vernon, S. Riley, del Fred Hútchinson Cáncer Research. Año Cero, Nº 20, Pg. 11).

    “El cáncer puede surgir como consecuencia de muchos años de conflicto, culpabilidad, dolor, rencor, aflicción, confusión o tensión internos que envuelven aspectos fundamentales personales y está vinculado a sentimientos de desesperación, inadecuación y auto rechazo de alguna parte de nuestro cuerpo”(Shapiro, Debbie, “Cuerpo – Mente, Conexión Curativa. Ed. Printer Latinoamericana. Santa Fe de Bogotá. 3ª Edición, 1993, Pg. 137).

    Ninguno de los hechos objetivos en que basamos nuestra realidad es fundamentalmente válido; la condición indispensable para ello es que se conozca y recuerde a fondo las vivencias personales y las implicaciones que han tenido sobre el cáncer, su cosmovisión, trasfondo religioso, social, familiar y económico, sin olvidar que hay tres niveles involucrados en el conflicto del cáncer: psíquico, cerebral y orgánico.

    c). Según las enseñanzas esotéricas

    “Toda enfermedad es el resultado de la inhibición de la vida del alma” (El Tibetano. Curación Esotérica. Alice A Bayley. Ed. Kier. S.A. Buenos Aires, Argentina. 4ª Edición. 1985).

    Bien, si la enfermedad es la inhibición del alma, entonces quiere decir que se la ha confinado a algún sitio o que no se le ha permitido manifestarse, quedando, por tanto, separada de “algo” y que, además, ella es la poseedora de la clave de la salud que ese “algo” desconoce por encontrarse separado del alma. El esoterismo nos enseña acerca de la existencia de un ser inmaterial conformando la Trinidad Mente – Alma – Espíritu y otro material conformado por el cuerpo físico en el cual se encarna el anterior y que ha recibido el nombre de “el templo del Alma” y ambos dentro del CEU (Campo Energético Universal).

    Trataré de explicar en una forma clara y sencilla cómo es la relación genética y funcional entre ellos.

    EL CEU también se conoce con los nombres de MENTE DE DIOS, EL PADRE, EL GRAN VACIO, EL CAMPO UNIFICADO, EL CREADOR, DIOS, PRANA, CHI, etc. Es el origen y la esencia de todo lo que es y existe en el universo, por lo tanto, los seres humanos somos parte integrante microcósmico de ese Gran Cosmos o Macrocosmos.

    El CEU es una trama de pautas energéticas inseparables, como un todo dinámico que incluye al observador, no existiendo eso que llamamos parte. No somos partes separadas de ese todo, somos el todo que puede utilizarse holográmicamente, tanto en el tiempo como en el espacio o, como dice la religión católica, fuimos creados a imagen y semejanza de Dios. Para un mejor entendimiento, supongamos que el CEU es una taza llena de mercurio (metal líquido), que, cuando se esparce sobre un piso, se dispersa en todas las direcciones en forma de pequeñas micelas (gotas, esferas); que, cuando se detienen y se manifiestan individualmente.(las vemos), cada una de ellas, a pesar de ser en la esencia iguales (mercurio), su apariencia externa será diferente como resultado de la influencia del medio por el cual cada una de ellas se desplazó, hasta el punto de que a primera vista no alcanzamos a percibir que son iguales y solo retirando el cascarón, mugre o cubierta lo percibimos.

    Pues bien, cada esencia individualizada es el espíritu de cada uno de nosotros, el cual tiene acceso directo a lo que se ha llamado en el esoterismo bajo el nombre de MEMORIA O ARCHIVO AKÁSICO, donde todo, absolutamente todo lo que existe, sucede, sucedió o sucederá en el universo, es conocido, es el Eterno Presente, el Tiempo sin Tiempo de los Mayas Galácticos, el mundo no manifiesto o BRHAMAN del Budismo, la sabiduría cósmica. En el Encantamiento del Sueño de los MAYAS, corresponde al ESPÍRITU GUÍA, que, cuando logramos contactarlo, nos muestra el camino correcto a seguir, aunque no el más fácil para la mente en un principio. Pero resulta que el Espíritu por sí mismo no puede acceder a sentir o diferenciar lo que pueda llegar a ocurrir en el mundo de las formas (o conciencia colectiva), puesto que EL es Luz, la primera manifestación del pensamiento divino, como dice RAMTHA: “La LUZ es la primera forma de pensamiento contemplado y extendido en su frecuencia más baja. Vuestra herencia original se remonta al nacimiento de la luz, pues cada partícula de luz nacida en el primer pensamiento contemplado se convirtió en un individuo, un dios, un hijo. Así, todos os convertisteis en lo que se llama seres de luz en el momento de la creación (Ojo: la creación no incluye el cuerpo físico). Todas las entidades (seres) que han existido y están por existir (manifestarse en el mundo de las formas) fueron creadas al mismo tiempo por el pensamiento que se convirtió en luz, cuando Dios se contempló a sí mismo, esa luz divina, que es vuestro ser, el Dios de vuestro ser, porque vuestro espíritu es Dios, la MENTE DE DIOS en forma individual. Vosotros, los dioses, sois la única creación que viene directamente de Dios”.

    Al mismo tiempo que se produjo la individualización para acceder a crear, sentir y diferenciar las emociones que surgirán en el mundo de las formas (cuerpos físicos), cada espíritu fue dotado de un mecanismo que se conoce con el nombre: Mente – Alma, dos polaridades de una misma vibración, representada por la sabiduría milenaria china como el Yin-Yang.

    Cuando decidimos encarnar en un cuerpo, la mente y el alma se separan, asumiendo cada una de ellas un papel diferente; la mente es la encargada de diseñar la forma en la cual recorremos la vida, cómo la percibimos, cómo creamos una conciencia individual y colectiva, cómo estructuramos la manera de pensar, todo lo cual repercute sobre el cuerpo físico: dolor, enfermedad, sufrimiento y muerte. Cuando aceptamos aquella frase que dice: “Lo único inevitable es la muerte”, de hecho estamos enviando un mensaje de muerte a todas las células del cuerpo. Las emociones y sensaciones producidas como resultado de las creaciones de la mente son registradas y gravadas por el alma para ser utilizadas cuando decidamos conscientemente evolucionar; es el alma la que guarda toda la sabiduría obtenida durante las miles de encarnaciones que hemos tenido y, si la mente, humildemente, reconoce que posee un conocimiento académico limitado y se une al alma, obtiene la influencia de lo que he denominado: La Genética Almática, la cual es infinita, omnipotente, capaz de revertir cualquier dolencia, permitiendo, además, que la genética akásica (archivo) descienda desde los planos divinos del CEU a través del ESPÍRITU individual, hasta la trilogía alma-mente-cuerpo, dándonos la oportunidad de lograr, inicialmente, la Iluminación y posteriormente la Inmortalidad del cuerpo físico o ascensión.

    Para las diferentes escuelas de yoga y del budismo, el YO que asumimos y representamos como identidad, es una ilusión impermanente y relativa. Bajo la hojarasca de lo aprendido y lo que se cree ser, subyace la esencia, el espíritu singular que no ha podido manifestarse, el YO, verdadero o superior. Esta esencia sumergida, con la que llegamos a la vida, es la que no ha perdido relación con la fuente akásica del universo.
    “El Alma gobierna el cuerpo a través de su estructura emocional, haciendo que las hormonas se repartan por él, para mantener la vida” (Ramtha. Pg. 75). Por lo tanto, el Alma es la que dispone de la salud, la enfermedad y la muerte. Por perturbador que esto pueda parecer, es una increíble liberación comprender que podemos cambiar el mundo, incluidos nuestros cuerpos; somos las únicas criaturas sobre la tierra que podemos cambiar la biología a través de lo que pensamos y sentimos; poseemos ese poder simplemente haciendo consciencia de nuestra vida y cambiando la percepción de las cosas.

    Si tenemos en cuenta que el átomo, conformador de nuestros cuerpos, es en un 99.999 % un vacío, lleno de información, es fácil comprender que la vida se despliega a medida que el ADN imparte su inteligencia codificada a su gemelo, el ARN, que, a su vez, entra en la célula e imparte fragmentos de inteligencia a miles de enzimas, las cuales colaboran en la producción de proteínas; en cada punto de esta secuencia se intercambian energía e información, para generar salud o enfermedad y muerte. El cuerpo es no material, pero se trata de una materia pensante, presente en el vacío del átomo.

    La revolución que llamamos Mente – Cuerpo, se basó en el simple descubrimiento de que a donde quiera que va un pensamiento un elemento químico lo acompaña; los estados de aflicción mental se convierte en los bioquímicos que crean enfermedad; no hay bioquímica por fuera de la consciencia ya que cada célula del cuerpo tiene perfecta consciencia de lo que pensamos y sentimos; la consciencia da origen a la realidad y, por lo tanto, la visión que en un momento tenemos de nosotros mismos afecta directamente lo que somos; aún en el plano celular, el cuerpo es capaz de producir cualquier respuesta bioquímica, una vez que la mente recibe la sugerencia adecuada, por medio de la intención , que es parte activa de la atención, que convierte los procesos automáticos en conscientes. Nuestras intenciones pasadas crean programas obsoletos que tienen dominio sobre nosotros, lo cual podemos deducir por la alta taza de muerte por cáncer y enfermedades cardíacas entre las personas que padecen tensiones psicológicas, en contraposición a aquellas con un fuerte sentido de resolución y bienestar; las emociones son expresiones de la consciencia, manifestada por medio de los pensamientos, que, a su vez, son impulsos de información y energía. La ciencia moderna nos dice que el organismo humano no es una mera estructura física, formada por moléculas, sino que estamos constituidos por campos energéticos. Al tener consciencia, participamos en todas las reacciones que se producen dentro de nosotros, actuando sobre la transformación de nuestras vidas; así, pues, mientras no tomemos consciencia no podremos participar en la transformación de nuestras vidas y cuerpos para lograr no enfermarnos o, en su defecto, curarnos; nuestro cuerpo es el resultado físico de todas las interpretaciones que hemos aprendido a hacer desde que nacemos.

    Cada célula del cuerpo se alimenta de las conciencias individual y colectiva, actuando sobre los genes y el ADN. Gran parte de nuestra programación interna es inconsciente, motivo por el cual, lo que está por fuera de nuestra conciencia no lo podemos controlar; así, durante la falta de conciencia cuando los procesos fisiológicos escapan de nuestro control; el no tener conciencia de un problema corporal no significa que éste haya cesado; la captación consciente sé ve igualada por la inconsciente. El sistema nervioso humano está diseñado de tal modo que las funciones críticas, como la respiración y el ritmo cardíaco, pueden funcionar autónomamente o ser manejadas voluntariamente.

    La visión cuántica del mundo no es espiritual en sus ecuaciones y postulados, pero el Físico Niels Bohr comparó el aspecto ondular de la materia con la mente cósmica; Erwin Schrödinger estaba convencido de que el universo en sí es una mente viva. En el antiguo paradigma le asignaba la vida al ADN, pero el nuevo paradigma sostiene que la vida pertenece a la conciencia; si queremos cambiar el cuerpo, primero tenemos que cambiar la conciencia, para lo cual hay que erradicar todas las ideas erróneas que nos ha inculcado el mundo de las formas o mundo material.

    “El pensamiento es el máximo creador y sostenedor de todas las cosas y es la SUPREMA INTELIGENCIA, llamada MENTE DE DIOS” (Ramtha. 32). “Cualquier pensamiento que el hombre acepte y se permite sentir se manifestará en el cuerpo, puesto que se convertirá en patrón dentro de sus estructuras genética y celular”. Así, pues, nosotros creamos cada momento de nuestra vida con el pensamiento que proviene del flujo de la conciencia y, por lo tanto, somos lo que pensamos y en eso nos convertimos. Como dice Ramtha, Pg. 47:”Las mayores creaciones mentales del ser humano son: infelicidad, pena, odio, preocupación, miseria, discordia, negación del yo, envejecimiento, enfermedad y muerte”.

    Acá es bueno y necesario referirnos a lo que dice Ramtha acerca de la forma en que se produce la enfermedad o entropía. Cuando concebimos un pensamiento, éste se transforma en luz (primera manifestación del pensamiento), la cual se introduce en la glándula pituitaria, ésta las convierte en ondas eléctricas que, en forma de hormonas, circulan por el sistema nervioso (médula espinal) y la sangre hasta llegar a la parte del cuerpo (chakra) encargada de procesar ese pensamiento y dirigirlo a su destino final en forma de una emoción; en este momento el aura recibe el mensaje, el cual es transmitido al alma para ser confrontado con la sabiduría por ella contenida (genética almática) y ser bajada al lóbulo izquierdo del cerebro; si la mente rechaza la solución correcta mostrada por el alma, se genera una vibración densa del pensamiento, se estanca la energía, se genera entropía y, posteriormente, enfermedad; por el contrario, si la solución es aceptada, se genera una iluminación puntual, donde no cabe la entropía.

    Todos los dolores que afectan el cuerpo físico son afecciones de segundo orden. La mente tiene influencia sobre cada célula del cuerpo y, por lo tanto, ella da una respuesta corporal a lo que pensamos, además de crear la experiencia del mundo en que vivimos. Cada célula del cuerpo tiene conocimiento de todas las demás y, a su vez, contiene en sí toda la información del organismo. El principio básico del holograma reza que “El todo está en las partes y las partes en el todo”. Esto es válido, también, para los aspectos del cerebro que determinan nuestros estados emocional y mental, además de la memoria y la conciencia. Por consiguiente, cada célula del cuerpo físico se halla en constante comunicación con nuestros pensamientos, emociones, deseos, creencias y la imagen que tenemos de nosotros mismos. Cuando se produce un estancamiento o distorsión de la energía en alguna parte del cuerpo (enfermedad, cirugía, duelo) se rompe la conexión energética entre las células, dando pie a la aparición de dolencias físicas y de ahí la importancia de conocer la relación entre el cuerpo y la mente; esta tiene influencia sobre cada célula del cuerpo y, por lo tanto, ella da una respuesta corporal a lo que pensamos, además de crear la experiencia del mundo en que vivimos.

    4. SIGNIFICADO E INTERPRETACIÖN PSÍQUICOS DE ALGUNOS TIPOS DE CÁNCER

    a. Significado del cáncer

    Ya a comienzos de los años ochentas del siglo XX, el Dr. Hamer había llegado a algunas importantes conclusiones al respecto, como aquella que sostiene que es en el cerebro donde se origina el cáncer; sin embargo, las investigaciones del Dr. John Lorber, medico de la Universidad fe Sheffield (Año Cero, Nº 162. 2004), descubrió que personas, con apenas un cerebro de solo 1mm de grosor del Cortez, cuando lo normal es de 4.5 cm., como resultado de hidrocefalia, mostraban una inteligencia, en ocasiones, notable. Lo anterior plantea el interrogante a cerca de dónde reside la mente humana. ¿Es el cerebro el ordenador central de nuestra psique o simplemente un receptor – emisor que la conecta con el cuerpo físico? Algunas filosofías orientales enseñan que el siquismo es ajeno al sistema nervioso y que la conciencia no está en el cerebro, sino en otro plano de la realidad, donde radica la auténtica identidad de la persona, sus pensamientos y emociones: en el Alma.

    Las investigaciones posteriores acerca de la relación cuerpo-mente profundizaron en el conocimiento del significado psíquico del cáncer, modificando parcialmente los postulados del Dr. Hamer. Básicamente me limitaré a tratar el tema con base en dicha relación. Es importante recordar que las correspondencias intrínsecas de la mayoría de los cánceres, por lo general, pueden localizarse dentro de los 6 – 12 meses previos a la aparición del problema; además, conviene recordar que ”el cuerpo manifiesta las pautas inconscientes, no las conscientes, por cuanto son las energías inconscientes las que tratan de darse a conocer”(Debbie Shapiro. Pg.123). ALAR, un Ser de Orión, nos dice a cerca de la realidad y la interpretación de los hechos: “Son tergiversados, interpretados y pasados por el tamiz de la mente humana que recovequea y recovequea, busca y busca, interpreta e interpreta, pero no aclara nunca lo que es. No hay mente humana que pueda dar una versión verídica de un hecho, porque nunca ve el hecho en su esencia”. (Mensaje de ALAR del día 24 de Agosto de 1994).

    Veamos a continuación brevemente algunos tipos de cáncer y su significado psíquico, en orden alfabético.

    Bazo.

    Está directamente vinculado al timo y al hipotálamo del cerebro, participando en la producción y mantenimiento de las células inmunitarias en la sangre. El bazo, según la medicina milenaria china, es el encargado de regular las emociones y por lo tanto, un cáncer en el bazo significa que han estado prevaleciendo las emociones negativas, tales como la ira, el odio, el rencor, los anhelos de venganza, etc., es el encargado de conectarnos con el universo. Para los médicos occidentales, el bazo no sirve para nada y, por eso, lo extirpan con toda frialdad.

    Boca

    Es la puerta de entrada del alimento, de los sentimientos y pensamientos, además de salida de éstos dos últimos. Un cáncer en la boca significa que hay una resistencia a lo que tomamos o, bien, un conflicto con nuestra expresión y cómo lo tomamos o, bien, un conflicto con nuestra expresión y capacidad para decir lo que queremos. En los labios sé puede generar herpes.

    Colon

    Allí sé realiza la absorción y asimilación de lo ingerido. El cáncer de colon indica la incapacidad para controlar los estados y tensiones emocionales y mentales, puesto que es en el colon donde sé manifiesta con mayor rapidez y celeridad el estrés, de modo que aquellos cambios en la realidad que nos envuelve resultan difíciles de digerir.

    Diafragma

    Un cáncer en esta zona indica, bien, una resistencia a respirar hondo y, en consecuencia, a la inhalación de la vida o, bien, un bloqueo o represión de la salida de la energía interna hacia el exterior para encontrarse con el mundo.

    Estómago

    La digestión empieza acá, tanto del alimento como de la propia realidad de los sucesos y emociones que tienen lugar en la vida. El estómago está emocionalmente ligado al amor y a la madre. Es muy frecuente que, cuando un hijo que ha estado muy ligado a la madre, así sé haya casado y tenido hijos, al fallecer esta, en cuestión de pocos meses, él puede desarrollar cáncer en el estómago.

    Gangrena

    La detención del flujo sanguíneo sé corresponde con la supresión del amor en el mundo, que detiene por completo el movimiento hacia adelante; casi siempre se debe a un miedo al futuro o a una profunda ausencia de amor propio y, también, a un sentimiento de culpabilidad, de aflicción y de vergüenza.

    Garganta

    La garganta es un puente de doble vía por donde ingerimos vida y exteriorizamos los sentimientos del corazón, mediante la voz. Por lo tanto, un cáncer en esa zona representa un intento por cerrar o aislar nuestra realidad física o reprimir el odio y la ira internos, quedando la emoción atrapada en la garganta
    .
    Hígado.

    Es la sede del odio, de la ira del rencor y está íntimamente relacionado con la conducta aditiva a todos los niveles: físico (alcohol, drogas alucinógenas, gula, exceso de trabajo, etc.), emocionales y mentales. Un cáncer en el hígado representa una desconexión de los niveles espirituales e internos de la conciencia y una evocación directa a la muerte, puesto que es el órgano por excelencia, junto con los riñones, encargado de la limpieza de la sangre.-

    Huesos

    Los huesos sé corresponden con la energía espiritual mas elevada y constituyen la estructura subyacente sobre la que sé sustenta todo nuestro ser; desde lo mas profundo de ellos; en el tuétano, se producen las células inmunológicas que nos proporcionan la capacidad de protegernos. Un cáncer en los huesos, por lo tanto, representa un conflicto existencial en lo más profundo del Alma.

    Leucemia

    Esta condición equivale a un cáncer e la sangre y está vinculado a la relación entre el corazón, el timo y las células T (inmunológicas) y a la expresión del amor. Concretamente, es la represión de actitudes confusas o conflictivas respecto al amor, dado que la sangre aporta y transporta el amor y la vida.

    Lupus

    En este caso los anticuerpos se vuelven contra nosotros mismos y proceden a destruir el cuerpo. Este tipo de cáncer indica una profunda culpabilidad emocional, un odio hacia sí mismo y un deseo de auto castigarse, hasta tal punto que preferimos la muerte antes que perdonarnos y amarnos a nosotros mismos, tal como somos.

    Nariz

    Por la nariz tomamos el oxígeno que nos mantiene vivos, es una puerta de acceso a nuestra mente mas elevada, pero, cuando las cosas van mal a nivel inconsciente, no siempre resulta una experiencia agradable. La nariz, además, es el órgano olfativo, así que, la combinación de olores y respiración supone la inhalación del olor de la vida. Por lo tanto, un cáncer en la nariz indica que, a nivel metafísico, la vida tiene un olor nauseabundo.

    Páncreas

    Este órgano controla el nivel de insulina en sangre y está estrechamente relacionado con la capacidad para expresar y asimilar el amor a través de todo nuestro ser. El cáncer en el páncreas sé produce como consecuencia de la incapacidad para controlar los sentimientos opuestos al amor, como el miedo y el odio.

    Piel
    El cáncer de piel está relacionado con la energía mental respecto a cómo creemos que nos ven los demás y como expresamos nuestras inseguridades, incertidumbres y preocupaciones mas profundas.

    Próstata

    Es una pequeña glándula relacionada con el funcionamiento sexual masculino y representa los sentimientos más íntimos acerca de la potencia sexual. El cáncer de próstata indica que se tiene una sensación de impotencia e incapacidad sexual, muy común en hombres de edad avanzada; la próstata ejerce una gran presión sobre la vejiga, dificultando la micción, lo que muestra una dificultad para liberar los sentimientos de inutilidad que se acumulan en el interior, por cuanto la orina permite eliminar las emociones negativas.

    Pulmones

    Son el símbolo de nuestra independencia y, por lo tanto, tienen que ver con los sentimientos respecto a uno mismo y no respecto a los demás o a la relación con ellos. La inhalación del aire supone nuestro sí a la vida. El cáncer de pulmón, por lo tanto, manifiesta el temor a la vida o la resistencia a involucrarse plenamente en ella

    Riñones

    En los riñones se inicia el proceso de limpieza de la sangre, filtrando unos 180 litros al día, están implicados en la limpieza y expulsión de emociones negativas a través de la orina, las cuales tienen que ver con el yo y los demás. Están ligados a las glándulas suprarrenales que liberan adrenalina en momentos críticos y tensos, expresados como miedo a cualquier cosa. El cáncer de riñón, por lo tanto, implica la incapacidad de limpiar y expulsar las emociones negativas relacionadas con un miedo persistente.

    Senos

    Están estrechamente ligados a la nutrición, manifiestan las expectativas internas respecto a asumir la doble función de mujer y madre. Los senos son el principal símbolo de la feminidad y proporcionan felicidad, placer, alimento y angustia. El izquierdo representa el principio femenino, los aspectos más internos y emocionales de la mujer; el derecho, los externos, los aspectos de la feminidad en un mundo masculino y agresivo. El cáncer de mama, por lo tanto, está relacionado con las pautas y actitudes mentales profundas que se generaron en la infancia (influidas por las vivencias captadas de la madre) sobre lo que socialmente significa ser mujer y sobre la capacidad para expresarse como mujer.

    El cáncer de pecho en el hombre está relacionado con sentimientos autocríticos, de ser aceptable y de ser incapaz de expresar el aspecto femenino de cuidado y nutrición inherentes a los seres humanos.

    Vejiga

    Es por medio de la vejiga que expulsamos todas nuestras emociones negativas, a través de la orina; en otras palabras, la vejiga impide, indirectamente, que nos ahoguemos en nuestra propia negatividad. La vejiga posee la prodigiosa capacidad de adaptarse a diferentes cantidades de orina; energéticamente tiene que ver con las relaciones con las demás. El cáncer de vejiga está relacionado con una depresión profunda, con la incapacidad para afrontar las situaciones de la vida o al miedo a los cambios con un desequilibrio energético, manifestado como incapacidad de adaptación.

    Tumor cerebral

    La cabeza es la zona correspondiente a la relación con lo abstracto y representa el punto focal de la experimentación y comunicación de nuestra realidad, a través de los sentidos. Todas nuestras impresiones y comunicaciones sensoriales tienen lugar acá, pues es donde reside el control central. Un tumor cerebral indica, por lo tanto, un profundo conflicto mental con el estar plenamente aquí y ahora en el mundo, de hacer frente a la realidad con confianza y tranquilidad.

    Útero

    Es la parte del ser que simboliza la propia feminidad y la capacidad de crear, es el refugio interior seguro y cálido, donde se puede dar origen a una nueva vida. El útero se halla situado en la pelvis, desde donde se puede dar origen a nuevos aspectos del ser. El cáncer de útero, por lo tanto, puede tener que ver con los sentimientos respecto a ser mujer, a tener o no hijos, con sentimientos de vergüenza, culpabilidad o de traición o de haber sufrido graves humillaciones sexuales en alguna época de su vida.

    b. Como interpretar el cáncer

    Si, de una manera sincera, desea enterarse del mensaje que le envían los síntomas del cáncer, es indispensable establecer una comunicación honesta y sincera con sigo mismo. Primero que todo, analice el significado psíquico del mismo, de acuerdo con lo expuesto antes; luego ubíquese en el momento en que apareció el cáncer y pregúntese: ¿qué pensamientos, fantasías y acontecimientos tuvieron lugar en el preciso momento en el cual comenzaron a manifestarse las molestias orgánicas?; a continuación, describa que es lo que le está pasando, reflexione acerca de qué es lo que se niega a aceptar de lo que ha pasado en su vida; por último, medite sobre las consecuencias que el cáncer trae a su vida cotidiana: ¿qué le evita, le impide o le impone el cáncer?. Recuerde siempre que la enfermedad marca el camino que conduce de regreso hacia uno mismo.

    5. CURACIÓN Y SANACIÓN DEL CANCER

    NO HAY ENFERMEDADES INCURABKES, SINO PERSONAS INCURABLES (DR. Bernie Sieguel)

    En mi artículo titulado “Diferencia entre curar y sanar” (que pude ser consultado gratuitamente en mi página Web, hago una extensa exposición al respecto y que se puede resumir en la siguiente frase:”Curar es atacar el síntoma, sanar es comprender y solucionar el origen de la enfermedad”; desafortunadamente, un alto porcentaje de los médicos tiende a confundir síntoma con origen. Es más frecuente de lo que se puede imaginar que cuando se efectúa una curación, la enfermedad reaparece al cabo de un tiempo, lo cual no sucede con la sanación.

    Según la medicina tradicional, el cáncer es un parásito orgánico que hay que extirpar de raíz, cauterizar y envenenar, por medio de la intervención quirúrgica y posterior utilización de la quimio y radioterapia, pero no prestan mayor atención al problema de la acidosis de la sangre, producida por una incorrecta combinación de alimentos(carbohidratos con proteínas animales, incompatibles digestivamente), lo cual puede llevar rápidamente a la reaparición del cáncer, además de que desconocen los aspectos síquicos, emocionales y mentales que propician la aparición del cáncer.

    Para la medicina clásica, la gran falta de energía durante la fase de curación postconflicto lítica es un signo de muerte próxima del enfermo canceroso y, por eso, acude a la” morfina y sus derivados, que son nocivos, venenos celulares que modifican hasta tal punto las vibraciones orgánicas propias del cerebro que, desde la primera inyección, el paciente ya no tiene resorte físico. Las consecuencias de la morfina son tales que el organismo entero deja de funcionar.”(Nueva, Medicina. PG: 81).

    Para el Dr. Hamer, en la mayoría de los casos (exceptuando aquellos en que hay una molestia física, debido al tamaño o a la localización del tumor), el cáncer no requiere de operación, porque el organismo se encarga de reabsorberlo, una vez que la causa del mismo ha sido esclarecida y superada, deteniendo, de esta forma, su progresión. Para Él, el paciente debe convertirse en el protagonista absoluto del proceso que sé lleva a cabo en su propio organismo, actuando por sí solo sobre sí mismo en los tres niveles: psíquico, cerebral y orgánico. El terapeuta debe ayudar al paciente a reconstruir y resolver toda la situación que vivió en el momento en que se manifestó el cáncer, para lo cual es indispensable llegar a conocer a fondo la historia personal del paciente, sus experiencias vitales, su cosmovisión y sus trasfondos religioso, social, familiar y económico. Según él, “el diagnóstico debe anteceder a la terapia, la medicina hay que concebirla como una terapia compleja, socio – individual e integrada” (Nueva Medicina. PG. 26).

    Es capital la forma en que el médico cuente al paciente los resultados objetivos y su valoración; también es muy importante el modo en que se relacione con él, no solo como médico, sino, también, como amigo en quien se deposita confianza y no dude en abrirse. Hace falta saber sondear con sentido muy práctico las profundidades del alma humana. Es de vital importancia que el terapeuta, en la consulta, descubra cual es el disparador del cáncer (el origen no está ahí, como vimos en lo concerniente a la sanación), para entrar a tratar de extirparlo, retirarlo, eliminarlo o dejarlo tranquilo.

    Afirma el Dr. Hamer que, “Una vez que se resuelve el conflicto psíquico, el área que responde en el cerebro empieza a repararse. En ese mismo instante el cáncer se detiene en el órgano alcanzado. En el plano psíquico, una vez que se ha resuelto el problema, hay una inversión del sistema de enervación motriz autónomo”. Para la curación del cáncer, plantea dos formas de lograrlo: a). “Deshaciéndose del problema (por ejemplo, reconciliándose con su adversario) y b). Si no hay posibilidad de solución completa, se puede sobrevivir, siempre y cuando se elimine el carácter conflictual; el paciente puede adaptarse a su problema, tomar partido si puede extirpar el aspecto conflictivo y hablar de ello”.(Nueva Medicina. PG. 36). El solo hecho de aclarar el conflicto, que no podía confiar a nadie hasta ahora, es el primer paso que hace rodar la piedra. La terapéutica del cáncer se puede concebir muy bien sobre tres planos diferentes, con la condición de no olvidar que todo está sincronizado constantemente en el organismo; esos planos son el del Alma el del Cerebro y el de los Órganos. Desde el punto de vista práctico, recomienda permaneces quietos (como lo hacen los animales enfermos), dormir mucho, no exponerse a los rayos del sol, porque hay que evitar que el edema cerebral (como resultado del cáncer) sea irradiado directamente por el sol, no ingerir alcohol y, en caso de recalentamiento de la cabeza, colocar bolsas de hielo con una franela entre este y la piel. “Algo muy interesante de anotar, es que, durante la fase de cura postconflicto lítica, la gran falta de energía, característica de esta fase, no tiene nada de alarmante, es un fenómeno totalmente normal, que desaparece por sí solo después de la fase de curación” (Nueva Medicina PG. 80).

    Por otro lado, el esoterismo milenario enseña que podemos cambiar nuestra biología y el ADN, haciendo conciencia de lo que pensamos y sentimos, pues nuestras células escuchan constantemente nuestros pensamientos y se ven cambiadas por ellos, por ejemplo: un ataque de depresión puede causar desastres en el sistema inmunológico. Nada tiene mas poder sobre el cuerpo que las creencias de la mente, ya que, como nos enseñan los sabios VEDAS de la India “La salud y la enfermedad están a un pensamiento de distancia”, solo que hay que aprender a pensar, dado que en nuestra sociedad materialista vivimos en función de los deseos vanidosos y caprichosos, dejando a un lado la parte espiritual. La visión cuántica del mundo o nuevo paradigma nos enseña que, permanentemente, estamos haciendo y deshaciendo nuestro cuerpo
    Para el esoterismo, la consciencia tiene el poder de curar, sanar o dañar; así, cuando los patrones mentales son destructivos, la persona sé ve impulsada por su mente a una conducta autodestructiva, pero, cuando, son constructivos, la persona sé ve motivada a un auto mejoramiento corporal. Si ejercemos el control sobre los procesos corporales, el sistema Mente – Cuerpo reacciona a cualquier estímulo como un acontecimiento global; en otras palabras, estimular una célula del cuerpo es estimularlas a todas. Existe un paralelo, en términos cuánticos, puesto que una reacción en cualquier punto del Espacio – Tiempo (presente, pasado y futuro) provoca un cambio en todo el campo cuántico; aquello a lo que prestamos atención cobra importancia en la vida, no existiendo límites para los cambios que la consciencia pueda producir, pues todo cuanto percibimos o pensamos es un aspecto de nuestra consciencia. Cuando la vida pierde sentido, la energía que sostiene el cuerpo parece escurrirse silenciosamente, como una pila que se va desgastando paulatinamente.

    El nuevo paradigma de la medicina cuántica nos dice que todos los átomos del cuerpo cambian cada tres meses, excepto los mas pesados, como el oro y el plomo y que cada segundo se producen 6×1018 reacciones en el cuerpo humano, lo cual nos plantea la posibilidad de revertir cualquier enfermedad, cáncer incluido, en ese lapso de tiempo, puesto que cada célula del cuerpo tiene una inteligencia infinita. Somos los dueños de nuestras propias vidas y podemos hacer mucho mas de lo que creemos, incluso curarnos a nosotros mismos de una enfermedad terminal. La enfermedad debe ser considerada como un mensaje que nos transmite el cuerpo, diciéndonos que algo no va bien y que estamos ignorando algo muy importante, como es el no reconocer y aceptar que cada uno es el único responsable de su salud.

    La inteligencia, por ser abstracta e invisible, reacciona para hacerse conocer y el cerebro manifiesta su inteligencia, produciendo conceptos y palabras, el cuerpo lo hace produciendo moléculas capaces de llevar mensajes; es fascinante observar como se funden estos dos tipos de inteligencia. Toda la operación se produce en el plano cuántico, donde se difumina la línea divisoria entre lo abstracto y lo concreto. Las semillas de este nuevo paradigma fueron plantadas por Einstein, Bohr, Heisenberg y los demás pioneros de la física cuántica, quienes comprendieron que el modo aceptado de ver el mundo físico era falso. El antiguo modelo del Espacio – Tiempo quedó hecho trizas, siendo reemplazado por un atemporal y fluyente campo de transformación constante; este campo cuántico no está separado de nosotros, es nosotros.

    La salud se inicia al tomar consciencia del flujo inteligente que gobierna el cuerpo físico; los sentimientos, las ideas y las aspiraciones espirituales influyen sobre cada parte del ser físico; la inteligencia puede manifestarse por igual como pensamiento o como molécula, por ejemplo: una emoción de miedo sé puede describir como sensación abstracta o como una molécula tangible de adrenalina.

    Existe una gran variedad de recursos que podemos utilizar para sanar el cáncer, dependiendo, obviamente, del tipo y del estado de avanzado en que se encuentre. La idea no es lograr la curación (aunque casi siempre se da), sino la sanación desde lo mas profundo del Alma, poseedora de una sabiduría infinita, que nos permitirá solucionar adecuadamente el problema que tengamos, así sobrevenga, posteriormente, la muerte. Mi primer paciente, un hombre de 55 años, 1.75 m. de estatura, 70 Kgr. de peso, con cáncer terminal de estómago, el cual ya había sido extirpado; cuando llegó a la consulta pesaba 35 Kg., y que, según el oncólogo que lo trató con quimio y radioterapia, en ese momento, solo le quedaba un mes de vida, como máximo. Su estado era deplorable, estaba decaído, abatido, triste, caminaba con mucha dificultad, no podía comer mayor cosa y era una verdadera pesadilla para su familia. Durante el tratamiento solamente utilicé esencias florales de orquídeas (de la sanación, contacto con el ser superior) y la imposición de manos, con una sesión semanal de 2 horas de duración. Cuando estábamos en la segunda sesión de imposición de manos, su cuerpo expelió un olor nauseabundo que, por poco me hace vomitar, pero al finalizar la terapia se sintió mucho mejor, el semblante cambió notablemente y recuperó notoriamente el ánimo; después de cada terapia su estado anímico mejoraba, los dolores, que ya la morfina no mitigaba, cesaron por completo; volvieron la paz y la tranquilidad a la familia, a pesar de que sé sabía que el desenlace era inevitable. El paciente regresó al trabajo (2 horas diarias) hasta dejar en orden una serie de documentos(él era magistrado).Un día fue donde el médico y este, al verlo, le dijo: ”Cómo, UD. Todavía no se h a muerto”. Pues bien, duró 3 ½ meses mas de lo previsto, tiempo durante el cual saneó las relaciones con la familia, especialmente con su padre, a quien había odiado casi toda la vida por la forma en que había tratado ala mamá. Un día llamó a su esposa y a sus tres hijas, se despidió de ellas y desencarnó pacíficamente, sin odios ni rencores; había logrado sanear su vida. Quiero destacar, finalmente, el hecho de que durante la cuarta sesión llegó a la Iluminación, en cuyo proceso, según él, estuvo presente Cristo.

    6. LOS MEDICAMENTOS EN LA TERAPIA DEL CÁNCER

    a).En la medicina occidental

    Los medicamentos deben simbolizar el progreso de la medicina moderna o lo que comprendemos por tal. Innumerables pacientes ingieren diariamente 10 o 20 especies diferentes de medicamentos contra todo lo imaginable.

    Lo mas idiota de todo es que se ha creído siempre que los medicamentos actúan locamente. Se creía que el cerebro no tenía nada que ver.¡ Estos aprendices de brujo! Como si se pudiera engañar a un ordenador como nuestro cerebro, como si este no se diera cuenta de lo que los aprendices de brujo están tratando de fabricar y destruir con sus infusiones y comprimidos. El vicepresidente del Departamento de Genética de la multinacional GLAXO S MITH KLINE, Allen Roses reconoció que la mayoría de los medicamentos solo tienen eficacia entre el 30 % y el 50% de las personas que los toman; ya se sabe de sobra que hay variaciones en las respuestas de las personas a las medicinas debido a sus diferencias genéticas; es mas, expresó abiertamente que los fármacos usados en la lucha contra el cáncer no son eficaces en el 75% de los casos, los usados por el Alzheimer no funcionan en 2 de cada 3 pacientes y los indicados para la migraña, la osteoporosis y la artritis no actúan en la mitad de los casos

    Prácticamente, ningún medicamento actúa en forma directa sobre el órgano, si se hace abstracción de las reacciones locales del intestino después de la absorción oral de un veneno o medicamento. Los demás actúan sobre el cerebro y su “efecto” es prácticamente el producido por el envenenamiento del cerebro o de sus diferentes partes en el plano orgánico.

    Incluso la digitalina, la penicilina y los remedios contra la gripa actúan solamente sobre el cerebro. Con excepción de las hormonas, enzimas y vitaminas, prácticamente todos los medicamentos actúan por vía cerebral.

    Advertencia, si se hace abstracción de los estupefacientes puros, los narcóticos y los tranquilizantes, quedan dos grandes grupos de medicamentos:
    1. Los simpático tónicos que acentúan el estrés.
    2. Los para simpático tónicos o vago tónicos que sostienen la fase de recuperación o de reposo.

    Dado que, una vez resuelto el conflicto e iniciada la fase de curación, el cáncer es un proceso vegetativo heterofásico, un mismo medicamento no puede ser jamás a la vez “para” y “contra” el cáncer. En consecuencia, un medicamento puede reforzar la simpático tonía y frenar la vagotonía o inversamente. Un medicamento no puede actuar simultáneamente en las dos direcciones, porque éstas son diametralmente opuestas.

    El primer grupo, simpático, comprende la adrenalina, la noradrenalina, la cortisona y la hidrocortisona, además de los medicamentos aparentemente diferentes como la cafeína, teína, penicilina, digitalina y muchos otros más. En principio, se puede recurrir a ellos cuando se desea atenuar el efecto de la vagotonía y reducir al mismo tiempo el edema cerebral que, en sí, es una cosa buena y positiva, pero que, en exceso, es una complicación.

    El segundo grupo, para simpático, comprende todos los sedantes y anticonvulsivos, que acentúan la vagotonía o la simpático tonía. Lo que diferencia a los simpáticos tónicos y los vagos tónicos es que en el ámbito cerebral unos atacan áreas específicas y otros lo hacen menos o apenas nada. Esto llevó a los farmacólogos a creer que los agentes operaban directamente sobre un órgano. Podemos probarlo conectando temporalmente un órgano sobre otro circuito sanguíneo. Si el medicamento en cuestión se hace pasar a la sangre y al mismo tiempo al cerebro, el órgano que solo estaba conectado desde el punto de vista sanguíneo, pero que sigue conectando con el cerebro, reacciona como si estuviese conectado con la circulación sanguínea original” (Nueva Medicina. PG. 82 y83).

    b). En las terapias alternativas.

    Según las enseñanzas ayurvédicas, la naturaleza razona de la misma manera que nosotros y, por lo tanto, ha previsto todos los remedios. Todo está ordenado, porque todo es inteligencia y los alimentos y las plantas lo son; cuando conocemos la forma de traer la inteligencia de nuevo al orden, dado que la enfermedad es inteligencia interrumpida, todo puede ser revertido.

    Existen diversos tipos de terapias alternativas, unas más apropiadas que otras, dependiendo del cáncer a tratar y de la constitución energética del paciente, por ejemplo, no es lo mismo un cáncer de piel que uno de hígado o ser de estructura Vata, Pitta o Kapha. De ahí que es indispensable acudir a un terapeuta experto en dichas terapias.

    Para mí, lo prioritario en el tratamiento físico del cáncer, en cualquiera de sus manifestaciones, es limpiar la sangre, atacando a fondo la acidosis, de tal manera que, en un mínimo lapso de tiempo, ella pueda circular por todo el cuerpo extrayendo las diferentes sustancias nocivas (no solo las cancerosas). Para lograr la desintoxicación de la sangre, es absolutamente indispensable cambiar no solamente la dieta alimenticia, sino, también, los hábitos de vida;

    Dado que la acidosis de la sangre (sangre con severa deficiencia de enzimas) es una de las principales causas físicas o disparadores del cáncer, y, puesto que es ella (la sangre) la encargada de llevar los nutrientes a los órganos del cuerpo y de extraer las toxinas en ellos acumuladas, al estar altamente contaminada, no puede limpiarlos ni transmitirles la inmunidad necesaria para combatir el cáncer. Lo primero que hay que hacer es aumentar rápidamente la cantidad de células inmunológicas y de enzimas en la sangre (Para mayor información, puede consultar gratis en mi pagina. WEEB mi artículo “Cómo alimentarnos correctamente para una buena salud”); para ello es absolutamente indispensable cambiar el régimen alimenticio, sin lo cual los resultados serán precarios o nulos

    Para un eficaz tratamiento del cáncer, se pueden utilizar y aplicar diferentes métodos orientados a la energetización de los Chakras, campos aurales, meridianos de energía, aumento de la cantidad de enzimas en la sangre, limpieza de los intestinos, etc.

    Medios físicos.

    FRUTAS. En Rusia existen varios complejos sanitarios, dedicados, única y exclusivamente, a la curación por medio de uvas, donde lo único que se le da a los pacientes es uva o jugo de uva. La uva es expectorante, refrescante, suavizante, depurativa, diurética, aperitiva, calmante, antiescorbútico, reconstituyente, energizante, antiséptica y anticancerígena. Las uvas son desintoxicantes muy eficaces en el canal digestivo, el hígado, los riñones y la sangre. Si se consumen con las semillas masticadas alcalinizan el canal digestivo y la sangre, evitando la acidificación, pudiendo prevenir el cáncer. Pueden producir una diarrea pasajera, como resultado de la limpieza de los intestinos. Las de mayor potencial energético son uvas negras pequeñas, llamadas Isabela; éstas contienen Tanino, el cual es astringente. Las uvas y el vino tinto contienen vitamina B 17 y Resveratrol, anticancerígenos y protegen de los infartos; las pasas conservan dichas propiedades. La uva es una de las frutas más medicinales, especialmente para los deportistas, los niños, las mujeres en gestación y lactantes, para los que se dedican a trabajos pesados, ancianos, neurasténicos, reumáticos, tuberculosos, desnutridos, raquíticos, etc. Para obtener mayores y mas rápidos resultados, es recomendable tener en cuenta la constitución energética Vata, Pitta, Kapha del paciente de cáncer, puesto que la compatibilidad es diferente para cada estructura; por ejemplo, a las personas Kapha no se les debe emplear este tratamiento por mas de 4 días, debido al hecho de que a ellos el alto contenido de azúcar y de líquido de la uva no les asienta bien, pudiendo producir efectos colaterales como la hinchazón de las piernas, problemas de azúcar y gordura; después de

  • Recién hoy me ha llegado esta nota de la Doctora Ghislaine Lanctot.
    Estoy 100% de acuerdo con ella.
    Soy terapeuta floral Sirio desde hace 20 años y he visto curaciones con flores, con homeopatía, con antroposofía, con acupuntura, con dietas, con relajación, meditación, etc etc, etc, que no se logran con los tratamientos alopáticos.
    Y los médicos, no todos porque gracias al cielo, hay excepciones,
    te miran con asco, porque les metieron en la cabeza, que lo único que cura es lo que ellos hacen, y los tratamientos “aprobados” por su secta.
    Bueno podría escriir una hora sobre este apacionante tema, pero no, me contento con saber que de esto se comienza a hablar, y que cada uno saque sus conclusiones.
    Los invito a mi blog
    http://terapiafloralyastrologia.blogspot.com/

    Besitos
    .-= Elisa acaba de escribir…La mafia médica =-.

  • RDM

    ¿Alguien sabe como conseguir el libro?
    La editorial lo ha descatalogado y no hay forma de adquirirlo.
    ¿Quien tiene interés en que este libro no se venda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *