Joan Bautista Humet (in memoriam)

Probablemente los más jóvenes no lo recuerden o incluso ni lo conozcan, pero este gran cantautor valenciano, que acaba de fallecer a los 58 años por un cáncer de estómago, ha sido una de las mejores y más personales voces de la música española. Tras casi veinte años sin cantar, volvió a un estudio de grabación con su disco Sólo bajé a comprar tabaco, justificando así irónicamente tan prolongada ausencia. Él, como tantos otros cantautores de los setenta, fue víctima de una industria musical que lo condenó al olvido porque seguramente lo consideraba poco comercial.

Al igual que le ocurrió a Hilario Camacho con Tristeza de amor, quien también falleció en el ostracismo, Humet sufrió las consecuencias de que una de sus canciones, Clara, ensombreciera el conjunto de su brillante repertorio. Ese bellísimo tema, inspirado en una mujer que no supo o no pudo salir del mundo de la droga, no debe hacernos olvidar otras grandes canciones, como Sólo soy un ser humano o Y tú disimulando, que quienes hoy peinan canas seguramente conservarán en su memoria musical.

Como homenaje a este cantautor que tan hermosamente supo poner letra a los problemas de su tiempo, yo me voy a quedar con Hay que vivir. Esta canción, pese a haber sido compuesta hace treinta años, goza en la actualidad de una absoluta vigencia, como suele ocurrir con las obras de aquellos artistas que trascendieron su tiempo. En ella nos animaba a vivir de una manera más sencilla y, por tanto, más libre. Probablemente ese mensaje entonces era sólo un deseo, en cambio, hoy, ya es más que una necesidad. Pero como desde hace unas horas Humet ya no puede hacerlo, estaría bien que nosotros viviésemos a la manera en que tanto él como muchos otros trovadores nos enseñaron: haciendo de este mundo un lugar un poco mejor. Sólo así sus vidas, y las nuestras, habrán merecido la pena.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

9 comentarios

  • Mayte

    Un magnífico articulo dedicado a la memoria de un gran cantautor, aunque no sea conocido por la mayoría de los jóvenes de hoy día. A mí me encantaba la canción Clara, e incluso la intentaba repetir yo, acompañada de mi guitarra, en las largas y solitarias tardes juveniles de regreso del colegio, oculta del mundo en mi dormitorio y con pocas ganas de estudiar o de abrir los libros.

    He sentido mucho que nos haya abandonado Humet.

  • Cristina

    Joan, que la pau i la immensitat de l’Univers infinit t’acaronin finalment, així com el teu amor i la teva tendresa sempre ens van acompanyar.
    Fins sempre.

  • Una lástima. Me encantaba aquella canción de “Clara”.
    Descanse en paz.

    Natalia Pastor acaba de escribir El delator

  • Descanse en paz. Se va un grande de la música. Siempre le tendremos presente. Un abrazo.

    fernando acaba de escribir UNA PAREJA DE PINGÜINOS HOMOSEXUALES CASTIGADA POR ROBAR UN HUEVO EN UN ZOO CHINO

  • Ufff, Fernando, me dejas de piedra, no sabía que estaba enfermo. Pondré algo también en mi blog en cuanto tenga un ratillo.
    Buen cantante y gran compositor, efectivamente.
    Me parece que escribió hermosas canciones y, salvo el caso de “Clara”, no tuvo quizá el reconocimiento merecido.
    A todas las buenas canciones que citas permíteme que añada y recomiende “Que no soy yo”, “Su Majestad”… y a mí me gusta mucho “Despiértame al amanecer”, la preciosa canción en la que se dirige a su madre el joven que se independiza y abandona el hogar familiar por ley de vida (bueno, esto por lo visto pasaba antes).

    carlos j. acaba de escribir Hace frío, qué notición

  • Suena a tópico, lo sé, pero nos queda su legado. Lo verdaderamente triste es que haya muerto siendo tan dolorosamente joven. Con 58 años podría decirse que empezaba su madurez creativa y sin embargo todo ha acabado ya para él. Descanse en paz.

    Domingo acaba de escribir Cowboy de medianoche

  • Otro grande que, como Hilario Camacho, pasó desapercibido para el público de la musica púramente comercial y de o.t.

    Su canción Clara es parte de la historia del pop español.

    Saludos!.

    Mike acaba de escribir BOMBAY, EMBARAZO Y MEZQUINDAD

  • Mary Carmen

    Buen cantante buen compositor pero sobre todo buena persona, lo conocí personalmente pues lo tuve como profesor cuando dejó los escenarios y se dedidó al Marketing. Gracias Joan por todo lo que me enseñaste. Descansa en Paz amigo mío.

  • Julia

    Gracias Fernando por dedicarle este espacio.

    Que quereís que os diga:
    Que he perdido un amigo, un hermano un compañero de vida, me habló del amor antes que nadie, me ayudó a crecer comprendiendo un poco a los demás, me acompañó siempre en mis viajes, mis hijos cantan sus canciones desde que iban en pañales, también ellos lo han sentido enormemente, era un ser tierno y especial que nos ponía en la boca, palabras sencillas, cosas que todos hemos sentido alguna vez, y que solo personas como él con su gran sensibilidad era capaz de darles forma y expresar. Fué un hombre, que sin haber tenido todo el reconocimiento de que era merecedor, tenía el premio constante en los corazones de todos sus seguidores que jamás lo abandonamos, que siempre esperamos su vuelta y que supimos entender que solo fue a comprar tabaco. Esta mañana puse su fotografía en mi salón, y encendí una vela que permanecerá allí, hasta que ella solita se apague, recé por él una oración,(La oración del Cristo del pardo) que rezo por todos los que se van, como hago siempre que pierdo a alguien que quiero, y a él le quise siempre, no me pienso poner triste, sé que a dejado de sufrir y sé que sufría porque su cáncer era el mismo que se llevo a mi padre, pero me queda la suerte de haberlo conocido, de haber gozado de él, de que quiso compartir con nosotros su enorme corazón, lo convirtió en música y nos la fue regalando a través del tiempo, ahora desde aquí…mando mis besos al cielo, esos besos que siempre le hubiera querido dar al ser maravilloso que era, esos besos que sé…que ahora sí le van a llegar, y que irán formando una enorme cadena con todos los de aquellos, que como yo le quisieron. Me uno al sentimiento de su esposa Pierangelica y sus hijos y al resto de su familia que han tenido el privilegio de amarlo y cuidarlo hasta el último momento.
    Todo mi cariño: Julia Pacheco de la Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *