La burbuja inmobiliaria

Quienes hace tres años hablábamos de la burbuja inmobiliaria, éramos mirados como si con un dedo iluminado quisiéramos hablar por teléfono con nuestra casa. Los tipos de interés estaban por los suelos y el precio de la vivienda no paraba de subir. “Hay que comprar pronto para no quedarse fuera”, decían algunos. “Compra ya, que la vivienda nunca baja”, decían otros. Pero lo mejor era la frase cumbre por antonomasia de los más sesudos analistas inmobiliarios, o sea, cuñados y suegra, y no necesariamente en este orden. Y lo mejor de todo es que todavía algunos osados siguen repitiéndola como un mantra. And the winner is: “Alquilar es tirar el dinero”.

Estas personas no tenían ni idea de lo que era el euribor, y muchos siguen igual, como tampoco de que se encontraba en unos niveles anormalmente bajos. Hablaban como si los tipos de interés no fuesen variables, y endeudarse fuese algo maravilloso que todos deberían de hacer. Como el amor, pero con la caja de ahorros de la esquina. Así que el consumo se empezó a disparar, y la gente aprovechó la época del dinero barato para gastar lo de los próximos veinte años. Y viva la Pepa. Se ha dilapidado como si no hubiera mañana, pero resulta que sí lo hay, pues si nada lo remedia mañana será 16 de marzo, por ejemplo. Y el euribor seguirá subiendo, pues lo previsible es que en este 2007 acabe rozando el 5%, como ya ha dado a entender Trichet, el jefe de los dineros en la cosa europea. Me temo que muchos hipotecados van a tener que ir tirando de Hemoal.

España, en el concierto europeo y mundial pinta menos que la Tomasa en los títeres, y eso sin referirnos a la selección de fútbol, que merecerá otro artículo para mejor ocasión. Por todo ello desde aquí voy a dar dos consejos, uno para compradores y otro para vendedores. Y además gratis, para que se vea que soy más rumboso que Botín, nunca mejor apellidado. Si estás en el bando de los vendedores, intenta quitarte el piso de encima rápidamente, pues cada vez cuesta más vender una vivienda. No te cierres en banda a la hora de negociar si encuentras un comprador, porque quién sabe cuánto tiempo tardarás en volver a cazar otro pardillo. Y si eres comprador, mi mejor consejo sería decirte que esperes un añito, que es lo que le queda a esto para que reviente. Pero si te resulta imposible por las presiones insoportables en las comidas dominicales en casa de la suegra, te ruego que negocies el precio muy a la baja.

Si cuando te des una vuelta por tu ciudad te detienes un momento ante una inmobiliaria, comprobarás por ti mismo que no venden una escoba. Fíjate en la destreza de los comerciales jugando al solitario. Y si te detienes más de diez segundos ante el escaparate, probablemente salgan a echarte el guante, aunque les jures mientras te meten a rastras en la agencia que sólo te has detenido porque te está jodiendo la hernia de disco. Estando inmersos hoy en esta gigantesca locura que está a punto de estallar, no me extrañaría incluso que el Pocero de turno llegase a un acuerdo con el alcalde del municipio natal de E.T.. Compraría como rústico el solar de su célebre casa y a los pocos días, por una módica y negra suma para alimentar a los churumbeles del marciano edil, sería recalificado como urbano. Seguro que se forraría conmemorando su 25º aniversario con la construcción de una macrourbanización para sus fans aunque allí no llegue el teléfono, a la que pondría de nombre Eteña.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

4 comentarios

  • Anonymous

    Yo era una incrédula con lo de que la burbuja inmobiliaria iba a explotar. Mi pareja, gran visionario, me lo decía siempre pero yo no le hacía caso. Ahora debo aceptar que es un hecho, pues veo que los precios se han estancado y tienden a la baja los pisos de segunda mano. Espero comprarme uno a un precio más razonable dentro de poco. TANA

  • Anonymous

    Yo vivo en el pequeño piso de mis padres y no hay forma de independizarse. Soy de Madrid y es imposible comprar nada, y alquilar esta carisimo, aparte de que hay autenticas porquerias a precios de alucine. A ver si explota de una vez y se pone todo a un precio mas barato. Pirulo15

  • Anonymous

    No sé por qué… pero esto no revienta… sólo se para… Trabajo en una inmobiliaria y no se vende un piso hace 3 meses… Mi jefe está desesperado y no para de echar dinero en Marketing… yo me digo para mis adentros… si no es marketing so pedazo de castrojo… que son los precios que la gente incluido yo no podemos pagar con estos sueldos míseros…..

    Les hemos dado alas a estos caciques… pero presiento y deseo que les va a ir muy mal en los próximos tiempos.

    A chorrarla!

  • Anonymous

    Vamos a tener que comprarnos el piso o la casa en un pueblo abandonado. ¡A este paso! Ni en la costa, a pesar de que están bajando, se puede comprar un mísero apartamento por un precio decente. Yo me voy a exiliar a algún puelbo de Soria….. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *