La esperanza también cura

No os podéis hacer una idea de la cantidad de personas que están contactando conmigo en las últimas semanas, preguntándome por doctores que practiquen la Nueva Medicina en España. Al principio me sorprendió un poco, pero en el fondo todos sabemos que el cáncer se está llevando por delante a miles de personas diariamente en todo el mundo. El hecho de que haya una alternativa para tratar esta enfermedad, y que además no requiera de tratamientos agresivos como la quimioterapia o la radioterapia, remueve la esperanza que ya se creía perdida.

Públicamente no voy a dar los datos del médico que conozco, porque tampoco quiero que parezca que le estoy haciendo publicidad. De hecho, ni siquiera lo conozco personalmente aunque sus referencias no pueden ser mejores. Una vez aclarado este punto, si alguien está especialmente interesado, puede contactar conmigo privadamente a través de la sección que aparece en la esquina inferior derecha de la cabecera del blog, y gustosamente le facilitaré la información.

A la vista de este entusiasmo de muchos lectores por la Nueva Medicina, me he dedicado a investigar un poco más sobre ella, documentándome ampliamente para sacar conclusiones y así poder compartirlas con todos vosotros. El resumen sería el título de este artículo: La esperanza también cura. Cuando hace dos semanas escribí Pensamientos saludables, ya os hablé de esto mismo. Os hablé de la importancia de que el paciente sea tratado con cariño, de que para su recuperación es fundamental que él piense que curarse es posible, y de que hay que tratar conjuntamente el cuerpo y el alma. Esto es lo que hace la Nueva Medicina Germánica. Sus médicos te tratan con novedosos sistemas de electromedicina no agresivos, a sabiendas de que para que el paciente se pueda curar, el paciente debe creer que se puede curar. Si tú estás convencido de que tu curación es posible, ya habrás dado un paso de gigante para lograrlo.

Más información en:

5 comentarios

  • Es un tema dificil y complicado. Cada caso debe ser diferente y resulta excesivo valorar todos por igual. Un abrazo.

    fernando acaba de escribir SE CUMPLE 150 AÑOS DEL NACIMIENTO DE CONAN DOYLE, EL CREADOR DE SHERLOCK HOLMES

  • En estos temas donde hay tanto dolor y tantas esperanzas de millones de personas en juego soy especialmente prudente y un punto escéptico. Hay mucho aprovechado, mucho timador y mucho charlatán por ahí que pretende hacer negocio traficando con la buena fe de la gente, gente que en su mayoría se agarra a un clavo ardiendo para superar su difícil situación. No digo que la Nueva Medicina sea esto, ¡ojo!, pero hay demasiado oscurantismo a su alrededor sobre el que espero arrojes algo de luz, amigo Fernando, pues como decía Machado “se teme y se desprecia aquello que no se conoce”. Y yo quiero conocer.

    Domingo acaba de escribir Edurne Pasabán – Michael Martin

  • Mayte

    En cuestiones de salud, y ante el azote del cáncer, auténtica lacra de los siglos XX y XXI, cualquier esperanza es válida para ayudar al enfermo a superarla aunque, eso sí, con muchísimo cuidado para no dañar el ánimo ni la mente del enfermo. Creo que nuestra psique es la herramienta más importante que tenemos ante cualquier reto que afrontemos.
    Soy más partidaria del enfoque que comentas que del que suelta a bocajarro al enfermo la gravedad de su enfermedad para que se “conciencie” de su problema. La esperanza es lo mejor que podemos usar para ayudarnos a nosotros mismos.

  • emilio

    Estoy de acuerdo con Fernando: es un tema difícil para opinar y para comentar…

  • CYNTHIA

    ME ENCANTO LEER LA INFORMACION QUE PUSISTE Y SI CONSIDERO QUE LA ESPERANZA Y ACTITUD CON LA QUE SE VIVE DESPUES DE SABER QUE TIENES CANCER ES MUYIMPORTANTE PARA TODOS LOS QUE ALGUN MOMENTO PADECIMOS ESTA ENFERMEDAD , PERSONALMENTE SALI DE ELLA Y MI ACTITUD Y LA EXPERANZA DE VER A MIS HIJOS CRECER Y SALIR ADELANTE , AUN ME TIENEN CON VIDA , ME GUSTARIA QUE ME MANDES LA MAYOR CANTIDAD DE INFORMACION SOBRE LA TEMATICA
    MIL GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *