La inteligencia de las células

A continuación, un fragmento de la excelente entrevista (aquí completa) realizada por Jorge Patrono al doctor Bruce H. Lipton, eminente biólogo celular. Tras exhaustivos estudios, este científico ha llegado a una conclusión absolutamente extraordinaria sobre nosotros: nuestra biología, y por tanto nuestros cuerpos, pueden cambiar si cambiamos y orientamos correctamente nuestros pensamientos. Impresionante.

J.P.Usted menciona en su libro que la epigenética está sacando a la luz nuevas complejidades, en relación a la naturaleza de las enfermedades, incluyendo el cáncer y la esquizofrenia. ¿Podría aclarar ese concepto?

B.H.L.– Con esto quiero decir que la mayoría de los diferentes tipos de cáncer son epigenéticos, las personas no traían genes malos. Fue su estilo de vida y su conducta lo que causó que los genes se leyeran en forma defectiva porque modificaron su lectura influenciados por la epigenética, pero en forma negativa.

O sea, que podemos causar un cáncer con nuestra forma de vida, como también podemos curar un cáncer con nuestra forma de vida cambiando nuestro programa. La diferencia está en que si los genes nos controlan, como dice la vieja teoría, entonces somos víctimas porque no los elegimos y no los podemos cambiar. Cuando nos enteramos que alguien en nuestra familia tuvo cáncer, inmediatamente pensamos que vamos a tener cáncer.

La nueva ciencia nos dice que tenemos un grupo de genes programados, pero podemos reescribir lo que nosotros queramos y si estamos en el medio ambiente correcto y tenemos el apoyo correcto, podemos tener genes mutantes, reescribirlos y convertirlos en normales. Pero la situación que la mayoría de la gente está experimentando es que vinieron con genes normales y terminaron alterándolos con su estilo de vida creando una lectura negativa de los mismos.

A la vez manifiestan una realidad negativa basada en la visión negativa que tienen.

J.P.Es como en el caso de alguien que tiene un padre diabético o una madre con cáncer o que sufrió un ataque al corazón y piensa todo el tiempo que le va a pasar a él también porque lo asocia con algo hereditario.

B.H.L.– Exactamente, la creencia es la que genera las enfermedades, y la profesión médica promueve también lo mismo, con lo cual lo hace aun más grave porque ahora lo está diciendo un profesional, ya no es más una idea del paciente. A muy temprana edad hemos aprendido que lo que un profesional nos dice, como en el caso de un médico, es verdad, sin cuestionarlo.

¿Qué pasa entonces cuando un médico nos dice que nos vamos a morir en una fecha determinada, ya sea en dos meses o en seis meses?

Bueno, nuestra mente subconsciente nos dice: “El doctor siempre tiene razón, es un profesional”. Lo que nos haya dicho ahora está en nuestro subconsciente y éste manifiesta exactamente lo que el médico nos dijo.

J.P.Es el llamado efecto nocebo, contrario al efecto placebo.

B.H.L.– Es exactamente el efecto nocebo, o sea, una creencia negativa que causa la enfermedad. Ahora, ¿cómo es que posible que los médicos puedan ser tan exitosos a la hora de diagnosticar cuándo va a morir el paciente que tiene cáncer?

La respuesta es que ellos no adivinaron nada, solamente enunciaron una fecha que se calcula por la continuidad de la forma en que ha sido tratada la enfermedad del paciente, así como los resultados negativos obtenidos hasta ese momento. El paciente generó una creencia y esa creencia es la que lo termina matando, a menos que se permita cambiar su forma de pensar con respecto a su enfermedad y se dé la oportunidad de curarse.

Así actúa la remisión instantánea en una enfermedad terminal, la cual está totalmente ignorada por la medicina tradicional.

4 comentarios

  • jose maria guerrero

    ¿el efecto recebo existe? jajaj
    las medicinas son el sustitutivo del amor y la verdad.la envidia, el egoismo y la falta de afecto en la infancia crea buenos consumidores de medicamentos. las enfermedades no son geneticas ni depresivas(en teoria), son afectivas. lo de que las alergias sean producidas por emociones y por que las madres no dejan decir la verdad a los crios tambien podria estudiarse. si esque las mujeres son lo peor!, provocan accidentes de motoristas, muertes en la construccion,accidentes aereos y carretereos, crian porreretes,alcoholicos,sabadoinomanos, psicopatas, nazis, terroristas,materialistas,asesinos, maltratadores,parasitosociales,etc. joder! que las mujeres son las culpables de que el mundo este asi, “solo falta” que la alergia que tenia de pequeño fuera provocada por las palizas que me daba mi madre, me cago en su puta madre y en mi abuelo, por no darle cariño y crear una terrorista emocional, que como pasan de ella, pues tiene que joder al que le rodea porque no le dan cariño y no puede formar la familia que nunca tuvo. las familias unidas las crean las madres, los niños los educan las mujeres asi que la culpa de que los crios sean unos hijosdeput4 es de las madres por pagar con ellos el que sus padres y sus maridos no las quisieran o no les hagan caso.ahora entiendo a franco, hitler,musgolini,zapaterror,bush,stalin,obama,binladen,ibaleches,
    dejuanagachaos,mahoma,
    racinger-z,yesucraist,miguel jose jackson,skin africa,sadan juselin, ahora entiendo a los de manproyect,los de la sgay, los del perogrullo gay,a mis maestros de instituto,a mi familia, a mis conocidos, a mis novias, a mis amigos, a mis colegas de coqueta nit, ya entiendo por que la gente hace lo que hace,el futuro esta en la educacion y confianza que dan las madres a sus hijos. joder donde he parado por un simple comentario.
    pero lo mejor de todo esto es que nadie es culpable de lo que hace, toda mala accion viene precedida de una falta de cariño o confianza. la verdad y el miedo mueven el mundo. y los genes con los que nacemos nos hacen responder de una u otra forma a los estimulos y tener envidia o egoismo ante ellos.todo lo malo son las cualidades del miedo. lo contrario del miedo es la verdad, aunque a veces genere mas miedo que paz.(frase celebre,jaja)
    el futuro es la verdad.

  • ¿Hasta qué punto somos psicosomáticos? Es como para planteárselo, pero no sé si tenemos la capacidad suficiente como para profundizar en un terreno, el de la mente, todavía tan desconocido y envuelto en tinieblas.
    .-= Domingo acaba de escribir… Yelena Isinbayeva – Carles Mora i Tuxans =-.

  • Mayte

    Totalmente de acuerdo con lo que dice Lipton.
    Recientemente he conocido un caso de una anciana a la que le han diagnosticado cáncer de colon. Al acompañarla a una de las consultas, los “sabios” doctores también le dijeron a su hija que, puesto que su madre había desarrollado este tipo de cáncer, ella tenía todas las papeletas para desarrollarlo también, y que era muy necesario que se hiciera pruebas para ver si se podían detectar ya síntomas. ¡P’a habernos matao! Con eso lo único que han conseguido es que esa pobre mujer viva, a partir de este momento, completamente aterrorizada ante el temor de sufrir un cáncer de colon como su madre.
    ¿Es esto lógico? ¿Entra dentro de la deontología médica? Me parece aberrante. Si esa mujer no hubiese recibido ese mensaje, es muy posible que no desarrolle ese cáncer. O sí. Ahora lo que realmente hace falta es lo que dice Lipton: que las células saquen a relucir toda su inteligencia para cambiarle los patrones mentales a la hija de la enferma que, si Dios y su mente no lo remedian, caerá en la misma enfermedad, sólo por el mensaje tan “positivo” que ha recibido de los galenos. A veces ¡me da un asco el ser humano!

  • Estoy de acuerdo con lo que se dice en la entrevista, pero a ver quién es el guapo que cuando vaya a ver al médico y le haga una serie de preguntas sobre antecedentes de enfermedades familiares le dice corta el rollo que a mí no me acojonas.
    Si es que en eso de las opiniones lo malo es cada una tiene una.
    Un saludo.
    .-= Josep Julián acaba de escribir…¡¡Good morning Vietnam!! =-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *