La mejor venganza es ser diferente a quien te dañó

Hoy hablaré para vosotros de la venganza, haciendo uso de una cita del gran emperador romano Marco Aurelio, coincidiendo con el aniversario de su nacimiento. Sé que resulta demasiado tentador convertirse en una persona vengativa, rencorosa y ruin si te han infligido mucho dolor. Al fin y al cabo somos seres humanos llenos de miserias, y nos resulta muy fácil caer en la trampa de aquellas personas que te han maltratado por envidia o falta de empatía.

Pero como bien afirma Marco Aurelio en la cita de hoy, lo más sensato y saludable para nosotros es ser, precisamente, justo lo contrario de quienes nos dañaron. Es una buena manera, seguramente la única, de demostrar que, por fortuna para ti, estás muy por encima de esos seres humanos tan dañinos como ignorantes.

De todo corazón os agradezco que sigáis ahí. Sin vosotros nada tendría sentido aquí.

venganza

6 comentarios

  • Bernardo

    Recordando el poema IF(SI) de Kipling; “Si puedes esperar y no cansarte de la espera; o si, siendo engañado, no respondes con engaños, o si, siendo odiado, no te domina el odio. Y aun así no pareces demasiado bueno o demasiado sabio.”
    Pero me gustaría añadir que nos tenemos que esforzar en no dar la sensación de que somos débiles, algunas personas se crecen con nosotros y tratan de aumentar su aparente fortaleza a costa del dolor ajeno.

    Un saludo.

    • Eso es absolutamente cierto, Bernardo. Por desgracia, como te vean una persona buena y sensible, se tirán sobre ti como las rapaces más insaciables. Eso, además, es muy típico de los cobardes: “fuertes con los débiles y débiles con los fuertes”.

      Un saludo.

  • Marco Aurelio. Personas que nos causan daño. el ojo por ojo.No se puede ser como los que nos perjudican. La venganza es algo humano, ponerse a nivel. Dejadlas y alejaos

    Traer una cita de Marco Aurelio, de un clásico, ya parece todo un desplante torero a esta sociedad que se refocila en su ignorancia, pero predicar contra el ojo por ojo en esta sociedad cada vez más virulenta, ya es “demasié”.

    Y que conste que estoy de acuerdo con el fondo, pero no con la forma de lo expresado por Marco Aurelio: si trabajamos (y conseguimos, a veces) ser diferentes del que nos dañó, a eso no se le puede llamar venganza.

    • Tienes toda la razón. En cuanto a llamar venganza a lo que dice Marco Aurelio, sí puede serlo desde el punto de vista de no haber permitido que quien te dañó te destruyera. Si te conviertes en un ser vengativo y cruel, habrá ganado. En el fondo los indeseables no soportan la luz de quienes no son como ellos, querido Emilio.

  • Domingo

    Si tuviéramos que vengar cada agravio no haríamos otra cosa a lo largo del día. Que una persona me haga daño es el mejor filtro que tengo para deshacerme de ella, para alejarme de su radio de acción y seguir con mi vida junto a quienes sí merecen la pena. La venganza nunca la he contemplado en serio, por mi naturaleza sé que sería incluso más contraproducente para mí que para la víctima.

    • Es que, a pesar de tu insultante juventud, eres un tipo inteligente, Domingo. ¿Para qué sufrir por gente que te ha demostrado con creces que no merece la pena? Se pasa de ellos y a otra cosa, mariposa. La vida es demasiado corta como para malgastarla junto a gente así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *