La naturaleza ama el coraje

Te han hablado desde la cuna sobre el fruto prohibido, el pecado original y demás. Eso es mierda, absolutamente pura mierda. Existe una especie de juego limpio, y tú puedes entrar en contacto con él. Cuando Mahoma no fue a la montaña, la montaña fue a Mahoma. ¡Eso es juego limpio! Y si puedes tener esa percepción, el mundo comenzará a funcionar para ti. Comenzará a moverse hacia ti, como la montaña se movió hacia Mahoma.

La naturaleza ama el coraje. Te muestra que ama el coraje porque removerá todos los obstáculos. Tú eres quien debe crear el compromiso, y la naturaleza se encargará de responderte, eliminando las barreras que te parecían imposibles de franquear. Sueña el sueño imposible y el mundo no se abrirá bajo tus pies, ¡te hará despegar! Éste es el truco. Esto es lo que nos contaron todos los maestros y filósofos que a lo largo de la historia tocaron la meta alquimista.

Así es como se hace: dejándonos caer en el abismo, descubriendo que éste es una cama de plumas. No hay otra manera de hacerlo. Para la gente que dice que no existe la aventura y que todo es monótono, les diría que sólo deben de tener el coraje para hacer las cosas que son necesarias. Y la primera de ellas es mandar las normas de la sociedad a la mierda.

(Fragmentos extraídos de este vídeo con reflexiones de Terence McKenna)

10 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *