“Lo más importante de tu vida es que te respetes a ti mismo”

(A continuación, un amplio fragmento de  la maravillosa entrevista al escritor David Martí que publicó ayer La Vanguardia en su sección la contra. Una auténtica delicia.)

Tengo 39 años. Nací en Barcelona y vivo entre Barcelona y Arnes (Terra Alta). Hice otras cosas…, ¡pero soy escritor! Vivo en pareja. ¿Política? ¡Ojalá fuese más creativa y coherente! ¿Dios? Lo que importa es el potencial de cada persona, al margen de sus creencias

Hice otras cosas…, ¡pero soy escritor!”, dice.

Sí. Lo soy: ya está.

¿Qué cosas hizo?

Apenas dos años atrás yo era un ejecutivo de corbata y maletín, gestionaba proyectos técnico-administrativos…

¿Y hoy escribe novelas?

Sí. Yo era un tipo amargado, desgraciado, insatisfecho, sentía que quemaba mi vida, sumido en la ansiedad… Llegué a tomar tres ansiolíticos cada noche… Casi enloquecí.

¿Y cómo dijo adiós a todo eso?

No fue fácil, ya que uno cree que jamás podrá hacer algo distinto de lo que está haciendo… Fui víctima de mobbing y tuve que cogerme algunas bajas…, tras las que siempre regresaba a la tortura. Hoy veo que me faltaba valor para respetarme y salir de allí.

¿Alguien le ayudó?

Intenté dejar las pastillas practicando yoga, y eso me ayudó. Pero mucho más me ayudó aquel camarero…

¿Qué camarero?

Yo entraba en un bar alguna mañana, con mi traje, mi corbata y mi maletín, amargado, y con medio gruñido pedía al camarero: “Un cortado”. Me lo tomaba sin hablar ni levantar la cabeza y me largaba. Pero un día…

¿Qué?

El camarero salió de detrás de la barra, se sentó a mi lado, se sirvió un whisky, se lo tomó de un trago y me espetó: “¿Tú sufres mucho, no?”.

¡Qué confianzas…! ¿Qué hizo usted?

Le miré cabreado, poniéndole cara de “¿y tú de qué vas, capullo?”. Él, con media sonrisa, añadió: “Recuerda que lo más importante de tu vida es que te respetes a ti mismo”. Salí de allí y, en la calle…, rompí a llorar.

Vaya con el camarero terapeuta…

Sin saberlo, él cambió mi vida: ¡hoy soy el tipo más feliz del mundo!

¿Y en qué consiste eso?

En reconciliarte contigo mismo. En mi caso, consistió en abandonar aquel empleo que estaba a punto de volverme loco (literalmente), y perseguir mi sueño de niñez: ser escritor. Lo hice, y publiqué un manual basado en mi experiencia, La (r) evolución interior…

¿Quedó atrás aquella insatisfacción?

Sí, porque ya he entendido que no estamos aquí para pagar una hipoteca. Y que somos magos: tenemos capacidad para crear nuestro presente.

¿Y para qué diría que estamos aquí?

Para crear (un libro, un dibujo, una obra, una casa, esta entrevista, una familia…) y para compartir. Yo no tengo un duro, pero estoy feliz: ¡estoy creando y compartiendo!

¿Y cuál es hoy su sueño?

Retirarme a una masía de la Terra Alta, ante los Ports, junto a un olivo, dos viñas, un limonero, un cerezo y dos gallinas. Y un día morir allí con una sonrisa.

7 comentarios

  • Mayte

    Este es el caso de una persona que un día decidió ser valiente y arrostrar con todos los contratiempos que alcanzar su sueño le pudiese acarrear. Para algunos será un perdedor porque no tiene dinero, no tiene un piso con hipoteca y ya no arrastra un maletín y una corbata de Armani por las calles de Barcelona, señal ¿indudable? de éxito en esta sociedad materialista.

    Para otros, entre los que me incluyo, es un auténtico vencedor, porque ha dejado atrás el lastre de muchos años, una insatisfacción laboral, personal y social, para encontrar lo que desde niño soñaba. Deberíamos aprender de ejemplos como éste, pero no sólo respecto al cambio que han experimentado sino, especialmente, sobre la gran VALENTÍA para dar el cambio. He ahí el quid de la cuestión.

  • Hay camareros que podrían escribir tratados de psicología. Materia prima para elaborarlos no les va a faltar, desde luego. Muchos actúan casi a modo de confesores y consejeros personales. El camarero que cambió la vida de David se merece otra entrevista, porque sin él saberlo ha creado un ser humano que merece la pena. Y es que hay gente que nos cambia la vida para bien. El poder de las personas, el poder del individuo como criatura única e irrepetible.
    .-= Domingo acaba de escribir…Cristina Garmendia – Ignacio Uriarte =-.

  • David Martí estaba apresado, como una inmensa mayoría, en la “Cultura del TENER”, esa cultura que han fomentado los poderosos durante los últimos cincuenta años. Esa cultura a la que hemos contribuído todos: “Si mi vecino tiene esto o aquéllo, yo más”. Esa cultura consumista, que nos ha convertido en esclavillos de multinacionales y que, esto es lo más grave, ha sido el motor del desarrollo económico. Esa cultura que nos ha inducido a comportamientos profesionales y empresariales, contrarios a las mínimas reglas éticas del respeto propio y que, a pesar de incomodarnos, hemos sido incapaces de rechazar. Era más cómodo “tragar” y dejar que las cosas siguieran. “Al de arriba no hay que molestarle”, decía un antiguo compañero mío.
    ¡Enhorabuena a David!. Hace muchos años, tuve la suerte de que alguien me invitara a reflexionar sobre los mismos temas que a él. A partir de entonces, compartiendo mi vida, mis experiencias personales y profesionales, escuchando a la gente, intentando salir de la “Cultura del TENER” y practicando la “Cultura del VIVIR”, conseguí, poco a poco, tener una vida mucho más agradable y dormir plácidamente todas las noches.
    Un abrazo,
    .-= Armando acaba de escribir…YO NO HE SIDO =-.

  • En cualquier momento y en cualquier lugar puedes encontrar la espita que hará saltar en pedazos tu realidad y darte cuenta de las cosas realmente importantes.
    Un rayo de esperanza para los que seguimos buscando la espita.

    Gracias por este testimonio Fernando.

  • Bernardo

    Siempre intento leer historias humanas que me hagan reflexionar,esta me ha emocionado,describe perfectamente como me siento,empecé muy joven a trabajar,con tan solo 15 años,mi familia me necesitaba,el tren de la formacion académica se marcho y me dejo en tierra por el destino que me toco vivir,pase por varios empleos,sufrí todo tipo de coacciones, de sometimientos,pero debía de aguantar,mis padres necesitaban mi sueldo.
    Cuanta tristeza,soledad,desasosiego,ansiedad…era casi un niño,aun padezco desde aquel entonces.
    Mi teoría de la felicidad se basa en escuchar el interior de cada uno de nosotros,esa voz interior que te habla,te susurra,te cuenta,te avisa…que fácil es sentir la felicidad si te escuchas a ti mismo,quisiera volar,quisiera levantarme por las mañanas y pasear,sin rumbo,sin horarios,desarrollar mi interior,dedicarme a contemplar como se mueven los arboles del parque….pero no,no,trabajo por dinero, pero mi empleo no me da ninguna satisfacción ni me realiza como persona,imagino que no solo me ocurre a mi,maldita vida consumista,materialista,es una rueda que gira y gira,si te quieres salir te ponen muchas trabas,los occidentales somos los mayores consumidores de drogas y antidepresivos del planeta,esto choca mucho con nuestro nivel de vida que es el más alto del mundo,el otro día leí en el suplemento del país semanal del 29 de noviembre un reportaje sobre un rey de un poblado del Himalaya que decidió que lo más importante para su pueblo era la felicidad interior bruta en vez del producto interior bruto,lo recomiendo al que lo pueda leer,sensacional.Gracias por leerme y disculpas si no se me entiende bien.

  • Creo que es importante saber orientarse, donde estamos y donde vamos, esto puede resultar dif’icil cuando hablamos gen’ericamente. Pero cuando hablamos de uno mismo es relativamente f’acil. Nustras metas alcanzables no tienen porqu’e ser nuestras ambiciones. Nuestra escala de valores y prioridades debe estar siempre muy clara.

    Un abrazo

  • RUBEN

    Hola soy un joven que hasta hace apenas creia lo tenia todo, hasta que un dia me dijeron que me tenian que operar de un quiste testicular probablemente cancer, y eso me dio mucho miedo hoy ese miedo lo voy venciendo dia a dia ahora se que lo mejor de la vida es gratis : la salud en mi caso , estoy en un dilema seguir estudiando para tener derecho al seguro medico o abandonarlo todo e irme lejos de todo y llevar una vida contemplativa, una vida llena de paz, de felicidad en contacto intimo con Dios.

    Mayte tiene mucha razon , Armando igual RECOMIENDO LA PAGINA DEL PADRE ALBINO N. ESCUELA DEL SILENCIO

    OJALA SE FORMARA UNA COMUNIDAD CON ESTOS TEMAS ! ! !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *