Los ahorros, lejos de los bancos españoles

El pasado lunes el Canal 33 de la televisión autonómica catalana emitió una maravillosa entrevista a dos bandas. Sus protagonistas fueron una pareja de economistas nombrados frecuentemente en este blog: Marc Vidal y Santiago Niño Becerra. Aunque los cuarenta y cinco minutos de Singulars no tuvieron desperdicio alguno, me gustaría destacar la respuesta que ambos dieron a una pregunta del presentador de este espacio, el gran Jaume Barberà. Fue en los cinco minutos finales del programa, y la verdad es que tan impactante me pareció la respuesta como el lenguaje gestual del profesor Niño Becerra. Fijaos bien en la cara que puso tras la pregunta “¿no dejaría sus ahorros en el banco?”. Por cierto, la respuesta al unísono de Marc y Santiago fue “no, no, no”.

Justo debajo os dejo cuatro enlaces con los vídeos de la entrevista, subtitulados en español gracias a Micru, FTL y manelic77, foreros de burbuja.info. Si queréis conocer el verdadero estado de la economía española y sus consecuencias, no os los perdáis, porque las cuatro partes merecen mucho la pena, aunque os aviso de que os pueden impactar sobremanera. Pero si tenéis prisa o no tenéis ganas de verlo entero, os sugiero que pinchéis en el último enlace, y veáis tanto la pregunta como la respuesta que he destacado en este artículo (a partir del minuto 5:20 del cuarto vídeo) porque sin duda podréis disfrutar de un momento antológico de la televisión en España: dos prestigiosos economistas diciendo sin titubeos ante decenas de miles de telespectadores que de ninguna manera dejarían sus ahorros en el banco. Yo me tronché de risa, sobre todo por la cara que puso Santiago Niño Becerra, aunque reconozco que el asunto en cuestión no tiene ni puñetera gracia. Eso sí, cuando aquí acabemos sufriendo un corralito, los amigos lectores no podréis echarme en cara que no os avisé.

Primera parte de la entrevista

Segunda parte de la entrevista

Tercera parte de la entrevista

Cuarta y última parte de la entrevista

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

10 comentarios

  • Es un tema que, lamentablemente, no me preocupa mucho, me refiero a tener dinero en el banco. Cuando tenga ya me preocuparé de ver dónde lo invierto.

    Un saludo
    .-= Javier acaba de escribir…Un ingeniero escocés nos salvó de la ocupación nazi =-.

  • Desde luego, tanto el Sr. Vidal, como el Sr. Niño, son muy libres de pensar y de decir lo que les apetezca. Otra cosa es que lo que digan tenga mayor o menor sentido.
    La figura del agorero tiene mucha trayectoria histórica. Se ha dado siempre, y siempre habrá agoreros que, disfrazodos de mayor o menor conocimiento de las situaciones, anuncien futuros sombríos. Es muy sencillo ser agorero. Pero no conozco ningún agorero que sea capaz de estudiar y proponer soluciones racionales y viables, para esquivar ese futuro tan malo que anuncian. Es más, sus “predicciones” no hacen mas que ensombrecer aun más ese futuro por el miedo que provocan en el resto de ciudadanos. Recuerdo la frase que, al respecto, decía una abuela mía: “Y se se cae la capa del cielo nos mata a todos”.
    Solo he visto la última parte del video y no sé si en el resto hablarán de los bancos no españoles. En mi opinión, y a pesar de mís críticas a los altos ejecutivos del sistema financiero español y a la proliferación de “productos raritos” que se han comercializado en los últimos años, yo sí dejaré mis ahorros en entidades de crédito españolas. Lo que sí recomendaría a la gente es que solo se “meta en los charcos” que conozca y se deje de virguerías que no sepa lo que son.
    A pesar de los Srs. Niño y Vidal, el mundo seguirá hacia adelante.
    Un abrazo.
    .-= Armando acaba de escribir…LAS MOLESTIAS DE MC DONALD’S =-.

    • Fernando Solera

      Ojalá estés en lo cierto, Armando. Yo como apenas tengo dinero no tengo problema, pero creo que los bancos españoles sí que tienen un problema, y muy gordo, además, especialmente por la morosidad y el estallido de la burbuja inmobiliaria. Por otra parte, los inversores están dudando demasiado de España, casi tanto como de Grecia, y por eso el dinero se está refugiando a marchas forzadas en la deuda pública alemana. Yo me alegraría de que en España al final no hubiese un corralito, pero me temo que el riesgo de que éste se produzca va peligrosamente en aumento.

  • Uno de los grandes errores conceptuales que se manejan con demasiada alegría, es el de englobar en el término “inversores”, a unos tipos indeseables para la gente normal y muy poderosos, pertenecientes a la subespecie “tíburon tiburonis”. Estos no son inversores, ni lo van a ser nunca. Son unos simples (y muy poderosos) ESPECULADORES, que tienen suficiente capacidad económica para desestabilizar la economía de un país, apostar (sí, como en las quinielas o la lotería) porque la moneda de un país, por fuerte que ésta sea va a caer, porque ellos lo provocan (ejemplo de hace unos años la libra esterlina), comprar gobiernos y políticos, etc..
    Estos ESPECULADORES tienen nombres y se ocultan celosamente en Grupos de Presión, Lobbys, Bancos de Inversión o como queramos llamarlos. Son trileros consentidos.
    Los políticos, no solo los nuestros, sino los de cualquier democracia mas desarrollada, que hemos elegido los ciudadanos, no se atreven con ellos. Obama parece que está haciendo algunos movimientos encaminados a limitar su capacidad de trampas y engaños, pero le va a costar un huevo, si no los dos y el cuello.
    Y nosotros, los ciudadanos, en el colmo de nuestra comodidad y dejación de derechos, mantenemos a esos políticos ineptos y miedosos con elecciones sucesivas (la supuestga ideología es lo de menos).
    Perdón por la extensión del comentario y por el tono. Pero creo que al pan hay que llamarle pan y al vino vino.
    Un abrazo.
    .-= Armando acaba de escribir…LAS MOLESTIAS DE MC DONALD’S =-.

  • Mayte

    Pues yo, que no entiendo ni papa de finanzas, ni de bancos, ni de economías, lo que sí te puedo decir es que me he partido de la risa. Me ha pasado como a ti, quizá por la expresión de Santiago Niño Becerra y el coreo de sus Noes, ejecutado por Vidal.

    Sea como sea, lo que sí puedo apuntar es que ya son demasiadas las voces que emiten el mismo comentario: no son seguras las entidades bancarias españolas, sobre todo ante el inminente derrumbe de la economía española. Esto resume el sentir de bastantes especialistas. Habrá que oirlos a todos.

  • Nick

    Yo hace meses que me llevé ms ahorros a Alemania. La verdad es que es un trámite muy sencillo, aunque implica personarse físicamente en el banco correspondiente para poder abrir la cuenta.

    Comentándolo én ES me han llamado catastrofista, saboteador, antipatriota y demás…

    Saludos.

  • Desde luego esta entrevista no es como para salir dando palmas ni con una sonrisa de oreja a oreja. Se dicen muchas cosas, algunas de la máxima gravedad, y yo sinceramente espero que tanto Niño Becerra como Vidal estén equivocados de cabo a rabo, porque de lo contrario la magnitud de lo que aún nos queda por afrontar puede ser terrorífico. Por lo demás, independientemente de que discrepe o no de lo vertido en la entrevista, puedo decir que me ha gustado mucho, tanto por la contundencia de las preguntas, sin envolverlas en literatura, como por las respuestas servidas sin paños calientes. Dicho lo cual, que se equivoquen, por supuesto que sí.
    .-= Domingo acaba de escribir…Garzonitis aguda =-.

  • Benvolgut Fernando,

    Esta mañana he visto el vídeo del programa Singulars y la verdad es que coincido plenamente contigo en el momento estelar de la entrevista. Lo que hay que hacer es no renovar ni un depósito, dejar el dinero en la cuenta vista hasta que hayan vencido los depósitos sin renovación, y cancelar la renovación en el caso que esta sea automática. Luego, he empezado a sacar euros a un país situado en la órbita de la Eurozona y voy a seguir haciéndolo porque prefiero arrisgarme en países que ya se han declarado abiertamente en bancarrota, que no en otros donde el poder político, en connivencia con el poder económico, se va a negar a decir la verdad sobre los balances subprimes de la mayoría de entidades financieras en quiebra de la choricracia charcutera de Iberistán.

    Al mismo tiempo se acerca la declaración de la renta. Una persona mileurista SIN DEUDAS, ahorradora y que viva como las ratas, que haya cobrado parcialmente el paro el año pasado durante un par o tres de meses deberá devolver unos 250euros a la agencia tributaria. En cambio, una persona con un buen salario pero que esté hipotecada hasta las trancas seguirán viendo cómo hacienda le devuelve más de 1000 euros del ejercicio pasado. El sistema veo que sigue amparando el kamikacismo económico y lapidando la cultura del esfuerzo y del ahorro.

    Por mi parte, pues, el mensaje a este sistema es claro: QUE TE DEN POR EL CULO.
    No consumáis ni en cerillas.
    Salut!
    .-= POBLE INSUBMÍS acaba de escribir…Meira saltfiskur? =-.

  • Bernardo

    Estoy con mi libro favorito, Un Mundo Feliz,ya me he tomado el gramo de soma,tantos pensamientos,tantos razonamientos,que si la economía va bien,que si va mal,que si la crisis,que si los bancos,el dinero de aquí para allá,bueno,bueno,el ser humano es un depredador,egoísta,no sabe a donde va,lo único cierto es que hemos nacido para morir,si,si,para morir,y en ese camino…….,prefiero aferrarme al amor,la sensibilidad,lo espiritual,el contacto,la palabra,el gesto,la caricia,esa mirada.lo compartido….
    En las épocas de mayor crecimiento económico,aumentan nuestras diferencias,el ego,el yo,nuestra esencia se desvanece,lo material cobra un mayor protagonismo,las clases,las zonas,las razas.
    Soy el más rico del mundo,no tengo nada,no deseo nada,acaso cuesta algo mover una montaña para que tu mejor amigo pueda seguir viendo el atardecer,acaso cuesta algo un abrazo sincero en un mal momento,un kilo de arroz para el hambriento,estoy aquí,estoy aquí si me necesitas,mi tacto,mis palabras,mi voz,un abrazo sincero a todos.
    UN DIA NO,SIEMPRE.

  • emilio

    Pues yo comparto la opinión de Armando…en esta ocasión 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *