Los funcionarios serán los próximos

Este gobierno de culiparlantes de medio pelo presidido por el inepto mayor del reino, José Luis Rodríguez Zapatero, empieza a ofrecer alarmantes señales de desconcierto. El pasado mes de agosto, asistimos atónitos a una esperpéntica ceremonia de la confusión, con declaraciones contradictorias de distintos ministros socialistas. Y es que los pobres no sabían cómo explicarnos que su jefe va a subir los impuestos para compensar la caída en picado de los ingresos estatales, debida al tsunami ladrillero que se está llevando por delante a miles de empresas, así como a cinco millones de personas que, según datos reales, quieren trabajar y no pueden. Esta subida de impuestos pretende taponar una cornada de tres trayectorias con una simple tirita, lo que, obviamente, no va a servir de nada. Por ello, aunque el Gobierno se niegue a admitirlo en público, en breve no tendrá más remedio que recortar drásticamente los salarios de los funcionarios, que suponen un gasto de casi 110.000 millones de euros anuales.

Ésa acabará siendo una de las nefastas consecuencias de tener un presidente que ha optado por una demencial huida hacia adelante, demostrando con su ejemplo que la economía no se puede “aprender en dos tardes”, aunque tu profesor sea el recién dimitido Jordi Sevilla. Zapatero no sólo no recorta el gasto público, sino que opta por aumentarlo indiscriminadamente. Hasta que llegue el día en que tendrá que aprobar un ‘decretazo’, empleando jerga sindical, para recortar los sueldos de los funcionarios y que así puedan seguir cobrando a fin de mes, cosa que en el 2010 no estará en absoluto garantizada porque, para quien no lo sepa, España tiene el dudoso honor de ser el primer país del mundo en deuda neta per cápita. Si no recortamos el gasto por las buenas, nos va a obligar el BCE a hacerlo por las malas, ya que las disparatadas inyecciones de dinero público sólo van a servir para condenarnos a la quiebra del Estado.

Según aseguró ayer el profesor Centeno, “a finales de los años sesenta, cuando tuvimos la Administración más tecnificada y capaz de toda nuestra historia, había un funcionario o similar por cada dieciocho activos, frente a uno por cada cinco a día de hoy”. Parece absolutamente insostenible que el 20% de los trabajadores españoles sean funcionarios, máxime teniendo en cuenta este aterrador dato de última hora: El déficit del Estado se ha quintuplicado en el último año. No es necesario ser economista (yo no lo soy), basta con no ser analfabeto funcional, para comprender que no vamos a poder seguir manteniendo el actual ritmo de gasto, y que los más de tres millones de empleados públicos que tenemos en nuestro país, van a sufrir en sus carnes las ocurrencias sin fin del iluminado monclovita. Tan crítica es la situación, que algunos municipios catalanes ya están hablando de EREs para funcionarios. Si un colectivo que históricamente ha sido intocable pronto dejará de serlo, no quiero ni imaginar lo que nos deparará el futuro al resto de españolitos.

Actualización: Sólo tres días después de la publicación de este artículo, el Gobierno reconoce que se plantea ‘tocar’ los salarios de los funcionarios.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

12 comentarios

  • Mayte

    Ahí le han dado. Si a los funcionarios les espera ese más que probable futuro, ni decirte quiero lo que nos espera a los demás mortales: irnos al paro o con algún ERE aterrador, eso los que no lo estén ya, y pagar impuestos bestiales para las complacencias del señor Zapatero, quien ha diluido los haberes de las arcas públicas a base de bien. En eso se traduce su incompetencia, y encima se va quitando de encima, cual si fuesen moscas, a los consejeros más competentes que tuviese a su alrededor. A eso se le llama talento, sí señor.

  • Te dejo un link a una carta que me envió un amigo desde Tarragona. Él cuenta como está el patio, desde dentro.

    Saludos!
    .-= Mike´s last blog ..LEY DE LA MEMORIA HISTORICA. FABRICANDO UN PASADO IRREAL. =-.

  • ¿Y lo saben ya los funcionarios? ¿O les ha pillado tomándose el cafelito y el pincho de tortilla de las once de la mañana?
    .-= Domingo´s last blog ..La partida =-.

  • emilio

    Por alusiones, diré en primer lugar que hay muchos tipos de funcionarios. Creo que se suele confundir, domingo, funcionarios con burocracia. Yo no voy a hablar de la burocracia, dios me libre! Pero en el gurpo de funcionarios al que pertenezco profesores- hay los buenos, los regulares y los malos. Pero no conozco a nadie que pueda escaquearse de su aula para ir a tomarse un cafelito y un pincho de tortilla. Si va a tomarse un café, ten una cosa clara: Estamos en el recreo y no tiene que venir nadie a ‘pillarlo’.
    ¡Qué atrevida es la ignorancia!

  • Fernando Solera

    Comprendo perfectamente tu malestar, Emilio, porque es evidente que no todos los funcionarios sois iguales. Eso es cierto. Lo que pasa es que como bien sabrás, la irresponsable conducta de muchos de ellos provoca que España entera tenga una imagen francamente mejorable sobre vosotros.

    En España hay demasiados funcionarios, y cada vez más, pues la cifra no ha dejado de crecer exponencialmente en las últimas décadas, lo cual es insostenible estando nuestro país al borde de la quiebra. De eso trataba concretamente el artículo, no de si los funcionarios sois buenos o malos, porque no he entrado a juzgarlo, aunque ya puestos insistiré en la idea central del texto: los empleados públicos vais a pagar el pato, porque esa cifra que doy en el artículo (casi 110.000 millones de euros anuales para pagaros) es absolutamente incompatible con la actual situación de las arcas del Estado.

  • luis

    Que equivocados estais. Si congelaran el sueldo, luego lo bajaran un poco, pero cuando llegue ese momento tu ya no podras escribir ni un blog.
    El problema de este pais no es la construcción, los bancos, las hipotecas… sino los FUNCIONARIOS. Es el mayor sistema dictatorial donde se obliga a unos ciudadanos a pagar a otros durante toda la vida por el hecho de haber aprobado un examen.
    Este pais ha llegado a un punto en que depende para todo de unos señores llamados funcionarios, que en el momento que se les explica que hay unos ingresos y unos gastos y que los ingresos (lo que pagaban en impuestos el resto de ciudadanos) se han reducido y ellos deben reducir sus ingresos se plantasn y paralizan el pais.
    La gente está confundida, culpando a los politicos, pero ninguno de ellos puede a día de hoy en España, soplarle lo más mínimo a un funcionario.
    El problema es nuestro, por haberle dado tanto poder.
    Por supuesto que serán los proximos, pero cuando ya estemos con los tanques en la calle.

  • Querido Fernando,

    Muy mal pinta la cosa para el futuro…

  • No sé si los “interesados” sabrán lo que les va a caer. Los hay quien no, como una pareja de secretarios judiciales que cipotecados recientamente (385.000 euros a 30 años), que en ningún momento han pensado, debido al tren de vida que llevan, ni tan siquiera que su salario se congele. Quien les escribe, un profesor interino, hace años que lo sabe, quizás porque es alguien que prefiere pisar de pies en el suelo. Lo peor ya no es que suceda lo que todo apunta que va a suceder sino que los máximos responsables de todo esto (la partidocracia PPSOE), encabezada por el PsoE a día de hoy, se vaya de rositas a casa en lugar de ser puesta integralmente en prisión. Pero… collons! si la justicia está politizada, no me había percatado de tal situación…

    Salut!

    http://pobleinsubmis.blogspot.com/2009/08/doctor-no-se-que-em-passa.html

  • DOCTOR, ¿QUÉ ME OCURRE?

    “El otro día, un interesado en comprar una vivienda me comentaba que pisos de 300.000 euros se los había encontrado rebajados como mucho en 30.000 euros y, que por ese, precio, no encontraba nada decente. Comentaba también esta persona que todo sigue igual y que, a propósito de comprar o alquilar, si los precios fueran más económicos lo normal sería comprar porque alquilar, según esta persona, es tirar el dinero.

    Yo le seguí el juego sin exponerle abiertamente mi punto de vista, entre otras cosas porque no os podéis imaginar lo cansado que llega a ser hacer pedagogía constantemente en un país tan lleno de amebas cerebrales capaces de pagar lo que haga falta delirantemente por un techo como si la palabra “inversión” estuviera asociada. Eso sí con el consentimiento de unos temerarios mecenas a punto de quebrar en cadena: el sistema financiero español.

    El error grave de partida es creer que si los precios fueran más razonables lo normal sería comprar porque alquilar es tirar el dinero. Vamos a ver. Si los precios fueran más razonables sería porque es posible alquilar una vivienda en condiciones por un precio razonable máximo de 10 euros/m2 en una gran ciudad como Barcelona o Madrid (inferior en otras poblaciones) y porque la comprar de una vivienda está cosida a impuestos, a más de no deducir fiscalmente ni un céntimo de euro en la declaración de la renta.

    Alquilar no significa tirar el dinero, lo que no equivale a pagar en este país de porqueyologalvos (concepto popular para referirse a un estafador anónimo común) un alquiler desorbitado a un hipotecado esclavo de un banco que tiene que afrontar el pago de una letra imposible desde una habitación de casa de sus progenitores y que pretende que se la pagues tu por un piso donde, en la mayoría de casos, aún tienes que hacer la cocina y el baño nuevos.

    Lo que es tirar la mente y la dignidad individual y colectiva directamente por la taza de un retrete ha sido, y continúa siendo, mantener fijamente la idea de comprar tarde o temprano, a estos u otros precios, así como exigir a los inquilinos una renta abusiva por pisos que necesitan, a menudo, de reformas integrales. Una mayoría social sigue estando enferma de PROPIETARITIS, una enfermedad desconozco si incurable pero, como mínimo, de pronóstico reservado y de tratamiento muy lento. Donde no llega este virus termina llegando el afán por aprovecharse de los demás pidiendo cantidades desorbitadas de alquiler para vivir de rentas, un comportamiento característico de individuos parásitos el objetivo de los cuales es aprovecharse de la IGNORANCIA DE QUIN NO TIENE LA MENOR IDEA DEL PRECIO DE LAS COSAS sin tener que declarar ni un euro. Este es el reflejo de una SOCIEDAD DECADENTE gobernada en un rincón del mundo por un régimen político talibán que fornica los principios más básicos de un parlamento supuestamente democrático cada vez que se atreven a pisarlo.

    ¿Qué es lo que le puede ocurrir a esta parodia de país si éste no experimente una deflación generalizada del precio de los bienes y servicios, principalmente de los sectores más inflados por burbujas, como el sector inmobiliario? Pues bien, que la sociedad de este país terminará de hundirse en la miseria al mismo tiempo que Barcelona se consolidará durante muchos años como la nueva Mogadiscio del norte de África.

    La única solución que le veo a este callejón sin salida cimentado por POLÍTICOS COMISIONISTAS, CONSTRUCTORAS Y PROMOTOROAS, BANCOS Y CAJAS, MEDIOS DE INCOMUNICACIÓN DE MASAS…DE PIZZA, TROZO DE CARNE CON PATAS integrantes de la llamada “sociedad civil”, etc. es el hundimiento de los precios de los bienes inmuebles, así como la no-disponibilidad de crédito, que no tendría que volver jamás a los niveles en los que se estuvo concediendo en los últimos 15 años (los últimos 7 de los cuales a muchos insolventes en potencia por parte del sistema financiero y con el consentimiento de una administración pública los principales responsables de la cual tendrían que ser encerrados de por vida por parte de un poder judicial independiente que no tenemos).

    El crédito, como lo hemos conocido, NO TIENE QUE VOLVER JAMÁS a un país como este donde aún hay miles de enfermos mentales esperando que se abra no sé qué grifo para CIPOTECAR SU MISERIA ÉTICA E INTELECTUAL.

    Lo mejor que puede hacer ahora mismo cualquier joven con estudios superiores sin trabajo y que no se encuentre atado de manos por ningún obligación ineludible es EMIGRAR a cualquier país del centro y norte de Europa donde se haya actuado con un poco más de previsión y donde la mayoría social, como mínimo, no esté enferma de este mal crónico-“cultural” llamado PROPIETARITIS. Cualquier país de la Europa de los 15 (excepto Irlanda) ofrece mejores expectativas laborales o, como mínimo, estas son ligeramente menos nefastas que las de la de la monarquía partidocrática bachillerada ibérica (no incluyo a Portugal.)

    No me refiero a prohibir la propiedad sino a establecer un CAMBIO DE MODELO QUE DESVINCULE, de una p… vez, LA SATISFACIÓN DE INNECESARIOS DESEOS MATERIALS DE LA NECESIDAD DE ENDEUDARSE. No hablo de hacer inaccesible una vivienda de compra a nadie sino de volver a fomentar la perdida CULTURA DEL AHORRO Y DEL ESFUERZO, desincentivada hace más de dos décadas por los ludópatas de la política, para permitir la propiedad sólo a quien se pueda permitir el lujo de pagarla al contado. Sí, como le leéis: el derecho a una vivienda en propiedad es un lujo (no el derecho básico a habitarla en cualquier otro régimen) y, como tal, sólo se tiene que poder pagar con los ahorros de años trabajados. Locura? No, ya veríais entonces cual sería el precio razonable de una vivienda. Mientras, los enfermos de propietaritis aguda de este país (la mayoría, incluyendo mileuristas y desempleados) seguirán viendo a los alemanes, a les suecos, a los daneses, a los holandeses, incluso hasta a los franceses, etc. como a unos seres extraterrestres a los que les gusta ca…gar en retretes cocinar en fogones que no son suyos. Menuda subcultura la de estos bárbaros!!! ”
    .-= POBLE INSUBMÍS´s last blog ..Doctor, no sé què em passa =-.

  • El problema es que hay muchos funcionarios duplicados, porque se ha duplicado la burocracia con la estructura autonómica. Si tienes 18 gobiernos, tienes 18 plantillas de gestión de personal, por ejemplo, y cada una de ellas hace lo mismo. Y hace falta casi la misma cantidad de gente para llevar una dirección de personal en una Comunidad de 500.000 habitantes como Navarra, por ejemplo, que una Comunidad de 5 millones. Porque los altos cargos son los mismos y tienen sus secretarías, técnicos, informáticos, consejeros, coches oficiales, etc,… Y para más inri, los funcionarios autonómicos cobran más que los estatales. Y además están los contratados laborales de las administraciones, que no son funcionarios, pero también son trabajadores públicos. Y las montontes de agencias y empresas públicas que cada Autonomía ha creado en los tiempos de la euforia. Por eso, el sistema es ineficiente y despilfarrador. Aparte de que genera una burrocracia tremenda, porque cada autonomía implanta su normativa. Dicho ésto, también es verdad que el que toque a los funcionarios, palma, porque son muchos. Todavía tiene mala prensa Rajoy entre los funcionarios porque les congeló el sueldo cuando fue Ministro de Administraciones Públicas y temen que haga los mismo si vuelve al poder.
    .-= Bucan´s last blog ..PROSTITUCION CALLEJERA =-.

  • emilio

    Gracias, Fernando, por tu respuesta. Pero si te digo la verdad, mi comentario no iba dirigido a tu artículo, cuyo contenido puedo compartir en líneas generales, sino al comentario de domingo y si tiene que decir algo, debería se él. Lo que pasa es que en este país, todo el mundo sabe mucho de futbol y de funcionarios.
    Si lo que qeréis es charlar para matar el rato, no tengo nada más que añadir.
    Pero si quereis hablar y/o criticar con sentido, hay que hacer una distinción entre burocracia y funcionarios, porque cada uno tiene unas funciones y unas características diferentes y no se puede meter a todo el mundo en el mismo saco. Os recuerdo: un médico, un militar, un policía, un bombero (en ocasiones) son funcionarios. Me parece muy bien que el gobierno reduzca el número de funcionarios, pero no olvidéis que en ese caso, significaría que hay que privatizar muchos servicios públicos. Por ejemplo, la enseñanza. ¿Cuánto costaría hoy enviar a un chaval de 1º de Bachillerato a un colegio privado? y los médicos?
    Y qué me decís de los policías? Sería preferible una seguridad privada -seguramente limitada a los barrios de aquellos que pudieran costearla-?
    ¿Privatizamos también las cárceles como en EEUU?
    Para los que no hayan leído mis comentarios anteriores en este blog, diré que estoy convencido de que para salir de la crisis hay que reducir los presupuestos, que es necesaria la congelación salarial de funcionarios y seguramente la reducción de plantillas en algunos sectores (tengo claro que en estos últimos años de bonanza, muchos ayuntamientos han inflado sus plantillas, semillero de votos…) pero que eso debe hacerse dentro de un gran pacto social y no por decreto ley…

  • En España hay un problema endémico, y es el de los numerosísimos puestos de trabajo público innecesarios, creados por disposición constitucional en la Transición y pensados por los grupos políticos para pagar favores.

    Esto, que nadie se plantea, no sólo supone un gasto ingente y absurdo para las finanzas, sino un caldo de cultivo para la corrupción.

    Basta echar un ojo a la plantilla de cualquier Consistorio, donde secretarios, administrativos o tesoreros son nombrados por la Corporación Municipal y cambiados cada cuatro años, en lugar de anunciarse oposiciones como se hace en todos los países avanzados de la Unión Europea.
    .-= Javier Solera acaba de escribir…¿Hemos aprendido algo? =-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *