Richard Bach: ‘Volar y escribir son dos experiencias trascendentes’

Adquirió fama mundial hace casi cuatro décadas con un sencillo libro que al principio nadie quería publicar, pero que acabó convirtiéndose en un fenómeno literario con más de treinta millones de ejemplares vendidos. Esa pequeña obra de arte es Juan Salvador Gaviota, del escritor y aviador Richard Bach. Hoy quiero compartir con los lectores del blog, un fragmento de la deliciosa entrevista (aquí entera) que le hicieron el pasado lunes en el diario EL MUNDO, con motivo de la publicación de su último libro, ‘Vuela conmigo’.

P: ¿Vuela a diario?
R: No desaprovecho ninguna ocasión para volar varias veces a la semana (y menos en un día tan espléndido como hoy). Vivo en un lugar donde sólo se puede llegar en avioneta o en barco. Me gusta sentir también que la tierra firme no está demasiado lejos, pero amo esta sensación de vivir en un lugar donde puedo tener fácilmente una vista de pájaro, mirar hacia abajo y emocionarme con la belleza de este planeta, este increíble patio de recreo en el que vivimos.

P: ¿Y escribe con la misma pasión?
R: No es lo mismo. Más de una vez he dicho que no disfruto escribiendo, aunque el asunto merece una explicación. Yo creo en la existencia de un autor interior: esa criatura que es la que se inventa las historias y te las va contando. Tú no tienes más que escucharlas e intentar visualizarlas, y cuando tienes la idea y la imagen suficientemente completa, entonces sí, entonces te sientas a escribirla seis o siete horas diarias, pero no antes. Yo no me considero un autor, sino un escritor.

P: ¿Cuál es la diferencia?
R: Digamos que, como escritor, me limito a transcribir lo que escucho y veo, y ese trabajo es duro y físico, nada que ver con volar en un avión… Aunque a los mandos de una avioneta también experimentas un curioso desdoblamiento: por una parte, el piloto que controla todo el aspecto mecánico; y por otra, el que contempla el mundo desde la cabina y no cabe de su asombro ante tanta belleza… Volar y escribir pueden ser hasta cierto punto dos experiencias trascendentes. Con las dos puedes entrar fácilmente en eso que llaman la “zona”, esa sensación de flotar en el tiempo que también experimentan los músicos o los atletas… Aunque cualquiera que sienta una “llamada” y haga algo que de verdad le apasiona puede entrar en ese estado.

P: ¿No se ha sentido a veces volando solo como escritor? ¿A qué otros escritores de sus generación siente más o menos cercano?
R: No tengo muchos amigos escritores, ni me relaciono con el mundillo literario, pero Ray Bradbury me viene constantemente a la cabeza. “El vino del estío” es uno de esos relatos que te impregnan para siempre. De Ray aprendí también a aplicar a rajatabla mi primer principio como escritor: no pienses, deja que las ideas fluyan. El segundo principio es: diviértete. Y el tercero: no te preocupes, sigue el impulso y piensa que la historia te ha venido dada de algún modo, no te preocupes por lo que pueda pensar el editor o los lectores. Si hubiera tenido en mi mente a los editores cuando escribí ‘Juan Salvador Gaviota’, posiblemente habría arrojado el libro por la ventana…

P: ¿Hasta qué punto el mensaje de “Juan Salvador Gaviota” resuena al cabo de más de tres décadas?
R: Creo que ese mensaje sigue siendo válido hoy en día: reconoce esa chispa en ti mismo, busca lo que de verdad te apasiona e intenta aportar y manifestar algo bello al mundo. Siempre he creído en el poder del individuo; no me han atraído excesivamente los grupos ni los movimiento de masas.

7 comentarios

  • Por lo que deduzco de esta entrevista y de las numerosas referencias que me han llegado de esta obra, “Juan Salvador Gaviota”, como “El principito”, es uno de esos libros que hay que leer por lo menos una vez en la vida. Prometo hacerlo y volar yo también. 🙂
    .-= Domingo acaba de escribir…Miguel Zugaza – Francisco Correa =-.

  • Como muy aficionado a la aviación y a volar te diré que era propio pensar que si no entendías el mensaje de Juan Salvador Gaviota no servías para ser piloto, otro tanto se podría decir del “Principito”. Hay cierto paralelismo entre los dos autores ambos describen con maestría un vuelo nocturno. Y el que pueda vivirlo sin ser pasajero que no pierda la oportunidad. Ahora bien si te gustaría ser piloto y no puedes te recomiendo leer a Richard Bach.

    Un abrazo.
    .-= luferura acaba de escribir…DE DESFILES (dedicado a Andrés Álvarez, heterodoxo, idealista y liberal) =-.

  • Mayte

    Juan Salvador Gaviota es un libro que leí de niña y que me impactó muchísimo. No sé si fue por la sensación de libertad que me daba en aquellos momentos en que me rebelaba contra el estilo de vivir que sufría, o si tuvo otro motivo, pero siempre lo recuerdo como una obra genial que me abrió los ojos a un mundo maravilloso y libre.

  • emilio

    Hola Fernando: ¿Te digo la verdad? Yo no he leído esta novela ni he leído nada -ni sus obras ni sus entrevistas- de este autor. Ahora que lo pienso, creo que ha debido ser por algun prejuicio que no viene al caso explicar, pero que se ha ido desvaneciendo con el tiempo. Creo que ya va siendo hora de leerlo: gracias por traernos este fragmento de entrevista. Espero que sea el inicio de una reconciliacion.

  • josito

    Gracias por redescubrirnos a Juan gaviota.
    No lo he leído y gracias ti lo voy a hacer.
    Un saludo.

  • NO HAY

    JUAN GAVIOTA FUE EXELENTE, PERO CREO QUE DONAL SHIMODA LO SUPERA , LLEVADO A LA FANTASIA A UNA REALIDAD EXISTENTE. EN EL MUNDO EN EL CUAL NOS ENCONTRAMOS EXISTEN MUCHAS ALMAS EVOLUCIONADAS LA MISION DE CADA UNA NO SON LOS PORTENOSOS PODERES Q TIENEN, SON TAN ESPECIALES Q SON ODIADOS POR LOS HUMANOS SON TAN DISTINTO, TAN LLENOS DE LUZ, DE VIDA, Y PARA SER SINCERO MUCHAS VECES MENOSPRECIADOS , NO HEMOS APRENDIDO NADA DE HACE 2000 AÑOS, TAN SOLO VEGETAMOS CREYENDO QUE LA LIBERTAD ES TODO SIN COMPRENDER QUE LO UNICO QUE TENEMOS QUE HACER ES CREER EN NOSOTROS Y EN ARMONIA PARA TODOS , OIGAN CONOSCO A UNO Q CONOCE LA HISTORIA VERDERA DEL CIELO, OLVIDEMOS DEL CODIGO DE LAS ESCRITURA, NADA ES LO QUE APARENTA NADA NINGUN LIBRO NINGUNO HABLA DE LA VERDAD, SON SOLO AUTOAYUDA, SEAN USTEDES MISMO PORQUE SU DUEÑO CREE EN USTEDES PERO TODO TIENE UN LIMITE

  • Jorg

    Actualmente me encuentro leyendo juan salvador gaviota, llegue al libro luego de leer ilusiones, y desde entonces pero sobre todo ahora me surge insistentemente una pregunta que no he podido responder por mas que he buscado en internet, me pregunto ¿como o de quien adquirio Richard todos esos conocimientos que plasma en sus obras? creo que seria interesante saberlo, aunque poco probable, pues el se ve mas bien reservado en sus entrevistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *