Sin energía

Cuando uno ojea la prensa en la red, tiene la sensación de estar inmerso en una pesadilla colectiva de la que desearía despertar. Suben los precios de las materias primas y del petróleo, mientras que los sueldos son infames y el estallido de la burbuja inmobiliaria amenaza con hacernos pedazos. Si bien la situación es muy alarmante, creo que esta crisis, que dentro de veinticinco años será estudiada en todos los colegios, puede desembocar a largo plazo en un mundo más racional y justo.

Pero mientras llega ese mundo nuevo el precio del petróleo no para de subir, debido al denominado ‘peak oil’ que, dicho en cristiano, significa que el oro negro está agotándose irremisiblemente. Por tanto, en nuestro país ya podemos ir preparándonos, pues en pocos meses podríamos ver el litro de gasolina en torno a 1,50 euros. Pero lo peor es que el recibo del gas y de la luz también van a seguir subiendo, y mucho me temo que notablemente por encima de nuestro amañado IPC.

El pasado lunes leí en elconfidencial.com un esclarecedor artículo sobre la situación de España respecto al sector energético y, francamente, se puede asegurar que estamos a merced de lo que nos quieran cobrar los países que exportan energía. Mientras que los países europeos generan de media el 50% de la que consumen, aquí sólo generamos un 20%. O sea, que mientras países como Reino Unido, Holanda, Alemania, Dinamarca y Francia han actuado para garantizarse ampliamente su abastecimiento y además un consumo eficaz, nosotros nos hemos quedado discutiendo sobre la alianza de civilizaciones, la laicidad del Estado, si somos una nación o diecisiete, el ministerio de la igualdad y el sexo de los ángeles, a partir de ahora ateos.

Sin duda se aproximan malos tiempos, amigos lectores, y a nuestro país le han pillado con las bragas en la mano, que musitaría nuestro crooner Rodolfo Chikilicuatre. Quizá tu mejor opción para superar esta crisis energética, si tienes la desgracia de ser un currante y no un potentado, consista en racionalizar tu consumo. Existen medidas tan simples como apagar los aparatos eléctricos por las noches, pues el pilotito encendido también consume luz. También puedes intentar prescindir del coche, en la medida de tus posibilidades, porque en breve llenar su depósito va a ser un lujo al alcance de muy pocos.

Quizá esta crisis en ciernes, que sin duda va a ser histórica, sirva al menos para que el ser humano recupere lo mejor de sí mismo. Y ojalá pueda servir también para despertarnos de esta pesadilla, a la que nos ha conducido la falsa creencia, inducida por los grandes poderes, de que tener es más importante que ser. No somos los que tenemos; tenemos lo que somos.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

5 comentarios

  • Mayte

    Si desde hace años se hubiese concienciado a la sociedad con la utilización racional de los recursos, ahora no tendríamos este problema de forma tan acusada.  España nunca ha sido exportadora de energía, pero sí tenemos la solar y eólica que podríamos explotar  con talento si nos los propusiésemos. Decir que es muy cara no es una excusa; cuando no haya otra cosa, nos parecerá la mejor.
    Por cierto, la frase final me ha encantado.

  • Nuestra desmesurada dependencia energética nos hace especialmente vulnerables a los vaivenes que de cuando en cuando sacuden el sistema financiero mundial. España es uno de los eslabones más débiles de esta cadena, pero aquí seguimos a por uvas en vez de invertir en investigación y desarrollo de energías alternativas. Es incomprensible que teniendo un sol como el que tenemos y una línea de costas tan kilométrica (agua y viento a porrillo), estemos en pañales en esta materia.

    Domingo’s last blog post..Sarkozy, año primero

  • EMILIO

    Tal vez por deformación profesional, uno tiende a enfocar los problemas con una cierta perspectiva histórica. En relación con la crisis de energía, hay que recordar que ésta no esnueva. Concretamente, tuvo su origen en 1973, en relación con el conflicto árabe-israelí.
    1. Es una vergüenza que no se haya resuelto este conflicto
    2. Es una vergüenza que algunas empresas y estados hayan sacado beneficio de esta crisis a costa de la miseria de millones de personas.
    3. Es una vergüenza que en ciertos países de la OPEP una minoría dilapide el dinero y la mayor parte de la población ni se ha "enterado".
    4. Es una vergüenza que, después de 35 años y gobiernos de distinto signo, España no haya encarado, y no digo ya solucionado (¡sería mucho pedir!) este problema…

  • Una de las muchas cosas que no me caben en la cabeza es por qué los votantes de izquierda no ven o no admiten que el psoe es el mejor amiguete de la banca. Una de las muchas cosas…

    Elegante blog. Enhorabuena.

    Mike’s last blog post..Yoani no viene.

  • Es que en la política energética,la demagogia de este Gobierno con el asunto de las centrales nucleares, está lastrando nuestra balanza externa, y condicionando nuestra política acompara fuera y a un precio desorbitado,la energía que por motivación "progre" y seudo ecologísta rechazamos producir.

    Julio Andradas’s last blog post..De Rijkaard a Rajoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *