Sobreviviré

Aquí sigo. Vivo. No sé ni cómo ni por qué, pero alguna razón debe de haber. Quizá, como dice la canción, porque me debe de quedar amor para entregarlo a quien lo merezca. Eso sí, ya no me queda un ápice para quienes tanto me hicieron sufrir con sus humillaciones y desprecios. Muchas veces se me pasó por la cabeza terminar, incluso escribí recientemente una carta a mi abuela contándole la situación, pero jamás recibí respuesta alguna. Yo no la merecía.

Pues sigo vivo, y sospecho que sobreviviré el tiempo que la vida me necesite. Lo creas o no todos somos necesarios, tú también. Te lo dice alguien que conoce muy bien la sombra porque he pasado en ella la mayor parte de mis 42 años. Es mi compañera de viaje. Ver el lado oscuro de la vida te ayuda a darte cuenta de que si algo importa es el amor. El que sientas por ti será el mismo que podrás ofrecer a los demás.

Si intentaron acabar contigo (hay muchas maneras de liquidar a alguien, no sólo contratando a un profesional del ramo) pero aún estás vivo, enhorabuena y que se jodan. “Lo que no te mata, te hace más fuerte”, afirma el refranero español. Ignoro si yo hoy seré más fuerte, pero sí sé que no hay nada más dañino que el miedo ni nada más poderoso que el amor.

Gracias a todos los que seguís ahí, especialmente a quienes como a mí os ha costado tanto llegar hasta aquí. Como dice el gran n0sce, avanti. Siempre avanti.

8 comentarios

  • Hola Fernando, me alegra leerte de nuevo. No te preocupes, cada uno llevamos en nuestras alforjas una buena ración de sombras. Tenemos que convivir con ellas y sobrevivir cada día. Qué le vamos a hacer!
    La canción que nos traes está que ni pintada para la ocasión.
    Felicidades!

    • Fernando Solera

      Muchas gracias, Emilio. Como siempre eres muy amable. Como bien dices, todos llevamos nuestras alforjas bien llenas, por eso viene bien descargarlas de vez en cuando, si no queremos que se nos parta la espalda. Un abrazo.

  • Sandra

    Por supuesto que sobrevivirás. Haces mucha falta.
    Gusto enorme leerte de nuevo. Gracias por volver. Un beso.

  • Bernardo

    No sabes la alegría que me ha dado volver a leerte, confieso que me he quedado pensativo al leer tu entrada,lo importante que es el amor, el amor de verdad, cuando nacemos, cuando morimos, que otra cosa necesitamos que no sea el amor.
    Andaba perdido por el mundo sin saber lo que me pasaba, triste,cabizbajo ,con la mirada perdida…sabes lo que me ocurría? buscaba el amor de mis padres, el que no tuve, el que no pudo ser,con el tiempo te haces duro y dejas de hacerte tantas preguntas.
    Felicidades y un abrazo muy muy fuerte.

    • Fernando Solera

      Muchas gracias por tus palabras, Bernardo. El amor es lo más importante, de hecho creo que es lo único importante. Por eso, cuando descubres que tus padres no te han querido y no entiendes muy bien por qué, se te viene el mundo encima. Algún día alguien nos tendrá que aclarar qué hicimos tan mal para que nos despreciaran de ese modo, pero tampoco se puede esperar mucho de personas tan carentes de conciencia como sobradas de soberbia.

      Muchas gracias de nuevo y un fuerte abrazo.

  • Bernardo

    Que alegría volver a saber de tí, tienes mucha razón en decir que estamos aquí para cumplir un papel,no sé muy bien si ya está grabado antes de nacer o son las circunstancias de vida las que lo asignan, me ayuda muchísimo leer todo lo que escribes y me reconforta que existan personas como tú, recibe un gran abrazo de una persona que te admira.
    Un saludo.

    • Fernando Solera

      Hola de nuevo, Bernardo. Todos somos admirables, especialmente quienes como tú han sido capaces de sobrevivir al infierno familiar. Habrá gente que lea estas cosas y no las entenderá, porque serán personas afortunadas con una familia que les quiso. Cuando descubres que todo es una farsa, sólo te queda tirar adelante como lo has hecho tú. Tu mujer y tus hijas tienen a un hombre bueno en casa, lo cual ya es mucho más de lo que uno se puede encontrar por ahí.

      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *