Si sufres injusticias consuélate: la verdadera desgracia es cometerlas

Aunque a ninguno de nosotros le gusta ser víctima de injusticias, debemos admitir que todos, en algún momento de nuestra vida, las hemos sufrido. Igualmente tenemos que reconocer que las hemos cometido con otros. Pero lo realmente grave, como dice Pitágoras, es cometerlas, y sobre todo perseverar en ellas sin el menor ánimo de enmienda. Quien trata mal a los demás, tarde o temprano recogerá lo sembrado.

injusticias

6 comentarios

  • Mar

    ¿Cómo sabes que los que nos trataron mal lo acabarán pagando? Yo muchas veces no lo veo

  • Domingo

    La venganza sólo sale bien en las pelis de Charles Bronson, en la vida real es un boomerang que al final desgracia al que lo tira, porque agravio por agravio la cadena no termina jamás. La reacción inmediata, como bien apuntas, es devolver el golpe, clavar el aguijón, casi es un acto reflejo. Pero pagar con la misma moneda es perder dos veces. El contragolpe no borra la afrenta, muy al contrario termina por legitimarla porque nos iguala con el agresor.

    • Fernando Solera

      Qué bien te está sentando la treintena, Domingo. Suscribo tus palabras pero me quedo especialmente con el final. Si caemos en la trampa al final acabamos poniéndonos a la misma altura de los indeseables, convirtiéndonos en uno de ellos.

      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *