La soledad invisible

Durante tu efímera niñez, seguro que en alguna ocasión jugaste a ser invisible. La inocencia de cuando entonces, con nuestros padres, tíos o abuelos como cómplices fingiendo que no podían vernos, nos permitía disfrutar de un  juego que solía terminar con risas. Creíamos desaparecer de su vista por unos instantes, porque la magia infantil  lo hacía todo posible. Afortunadamente en […]

» Leer más