El colchón del señor alcalde

Siempre hemos sospechado que España era un país de corrutos, que diría el gramático Pepiño, y nada como la depresión económica que nos asola para corroborar tan legendaria fama. En los últimos tiempos muchos de nuestros políticos, sabedores de que la ubre pública está ya exhausta, se están aplicando con singular esmero en apurar el cepillo de los contribuyentes, no […]

» Read more