Azar es una palabra absurda. Todo tiene su causa.

El azar, la mala suerte, los demás… son recursos muy socorridos para eludir nuestra responsabilidad cuando todo nos va mal. Si fuésemos honestos con nosotros mismos reconoceríamos, como apunta Voltaire, que nada en esta vida es fruto del azar. La relación causa-efecto siempre está ahí, aunque a menudo nos pongamos unas orejeras para no ver lo más evidente. Si queremos […]

» Read more