La infancia tripartita

Dice Boadella que hasta hace no muchos años, daba gusto ser catalán. Allá por donde iban eran recibidos entre aplausos, vítores y aplausos. Hasta tal punto que si se dejaban querer un poco les invitaban a comer, sacándolos a hombros en la sobremesa con un habano en los labios y otro en el bolsillo. Eran los tiempos del tardofranquismo, con […]

» Read more