Dos músicos callejeros

Todo hacía pensar que esa mañana iba a ser como tantas otras, pero la vida se ocupó de ponerme en mi sitio, sacándome de tan imperdonable y recurrente error. Zaragoza había amanecido vestida de otoño, y su Paseo de Independencia volvía a ser la avenida por la que cientos de conductores y viandantes transitan como autómatas, sin tiempo para contemplar […]

» Read more