Tiro de gracia

Los teletipos de las redacciones echan humo ante la noticia que acaba de hacerse pública: José Antonio Ortega Lara ha abandonado el Partido Popular. Al parecer, la gota que ha colmado el vaso de su paciencia y que ha provocado que rompa su carné de militante, ha sido la renuncia de María San Gil a seguir liderando el PP en el País Vasco, forzada por el delirante rumbo que el registrador de la propiedad gallego está imprimiendo a su partido. No cabe duda de que las discrepancias de las últimas semanas presagiaban marejada para el Congreso Popular en Valencia, pero la dimisión de la brava parlamentaria vasca y muy especialmente la marcha de Ortega Lara, lo abocan indefectiblemente a un cisma sin vuelta atrás. El mayor símbolo vivo de la lucha del Estado de Derecho contra el terrorismo, ha dado un portazo que va a resonar en la cabeza de Rajoy por mucho tiempo.

El resultado de ese Congreso es sumamente incierto, aunque en este momento Rajoy esté cayendo en picado en las casas de apuestas políticas. Pero lo más importante es que, en un momento tan delicado para España, con una crisis territorial y especialmente económica sin precedentes, lo último que necesitaba nuestro país era esto. Con espectáculos tan lamentables como el que están brindando los impresentables de Génova, me alegro de no haber votado jamás al Partido Popular, aunque siempre llevaré en mi conciencia haber confiado en Zapatero hace cuatro años. Probablemente, Ortega Lara pueda experimentar hoy un sentimiento similar por haber creído en el político gallego.

Pasará el mes de junio, pero nuestros problemas seguirán en aumento, máxime con el principal partido de la oposición dedicado exclusivamente a hacerse el haraquiri por ver quién pesca la mejor poltrona, y no a acorralar al peor presidente desde la transición. Zapatero seguirá hablándonos de paz, amor y felicidad, mientras en la acera de la derecha se limitarán a festejar durante el verano los flamantes cargos que habrán conseguido en Valencia. Mucho apropiarse de términos como España, patriotismo y libertad pero, a la hora de la verdad, los populares se parecen demasiado a los socialistas: sólo quieren estar montados en la burra, dándose piquitos con los Botines y los Poceros mientras la ciudadanía sufre los desmanes de todos ellos. Y para tres o cuatro que tienen en sus filas que realmente merecen la pena, acaban marchándose con una mezcla de asco y tristeza, pero rebosantes de dignidad.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

5 comentarios

  • Mayte

    Lo de Ortega Lara no es sorprendente, como tampoco lo ha sido la renuncia de María San Gil.  El PP hace aguas desde hace tiempo, pero es últimamente cuando más se le está viendo el plumero.  Y es que, como siempre digo de PP y PSOE, son los mismos perros con distintos collares.

    La heroicidad de Ortega Lara no tiene parangón, y una víctima tan directa de las aberraciones de ETA, cuando no asesinatos, debería haber sido conservado como estandarte por un partido que pretendía, según nos quería dar a entender, desmarcarse de la política ejercida por su opositor, el PSOE.  Ahora van cayendo poco a poco las máscaras, y se ve la auténtica basura que pudre y corrompe a los políticos:  su afán por el poder.

  • Yuste

    Una cosa es segura, algo va bien en la democracia española cuando la gente ya no traga los dictados de los líderes de sus partidos y opta por la salida honrosa antes que la permanencia a desgana. Que alguien se lo explique a Fraga y Gallardón.
    Por cierto, Fernando, podrías haberme dado tu nueva dirección, si no fuera por el premio de Andrés ni me entero de que sigues vivo.
    Yo ahora estoy aquí -por si no viste mi mensaje en la comunidad-:
    http://desde-mi-pulpito.blogspot.com/

  • ¿¿¿delirante rumbo que el registrador de la propiedad gallego está imprimiendo a su partido??? pero ¿¿qué rumbo?? si los exaltados no le han dejado hacer política todavía, si el grupo de aguirristas, copistas y pedrojotistas no hacen más que molestar al ver peligrar su estatus quo en el partido…
    Desde luego, una mentira contada mil veces acaba convirtiéndose en una verdad.

    A mí me parece, y te seré sincero, que el rumbo delirante es el que han tomado los ruidosos del partido que, por otra parte, demuestran su compromiso marchándose del partido cuando hay que arrimar el hombro o, en su defecto, plantear alternativas, porque nadie las ha planteado, que yo sepa…

    un saludo

    tricesimus’s last blog post..GOEBBELS Y LA PROPAGANDA

  • Que Rajoy no haya podido en las urnas con el peor presidente de nuestra democracia es sumamente esclarecedor. El gallego debe hacer las maletas y abandonar su poltrona genovita. Su tiempo ha pasado y aunque yo confié en él el 9 de marzo, su pésima gestión de la derrota electoral me indica a las claras que no es el hombre fuerte que necesita el país. Si no sabe gobernar su propia casa, es imposible que gobierne a millones de personas.

    Domingo’s last blog post..La ucedización del PP

  • emilio

    No soy un experto en política. Tan sólo digo mi opinión: prefiero un PP con Gallardón en la dirección que con María. El tema de Ortega Lara tiene una fuerte carga afectiva y hay que deslindar los asuntos. Saludos: emilio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *