Un enfoque médico distinto en la lucha contra el cáncer

Todos sabemos que la quimioterapia envenena las células cancerosas para destruirlas, haciendo lo propio con las células sanas. Quizá ésta sea una de las pruebas más evidentes de las limitaciones que todavía padece la medicina tradicional. No hay que olvidar que la quimioterapia destroza el sistema inmunitario del paciente, dejándolo a merced de cualquier enfermedad común que, debido precisamente a esa depresión inmunológica, lo puede acabar matando. ¿Por qué se aplica entonces para tratar el cáncer? Pues porque no tienen nada mejor.

Pese a sus evidentes limitaciones, la medicina oficial se permite el lujo de rechazar frontalmente la tesis de que la causa de nuestras enfermedades pueda no ser puramente física, sino también psicológica.  No quiere tener en cuenta los estudios de científicos como la doctora Candace Pert, que tras más de treinta años de investigaciones ha concluido que “el cuerpo y la mente no están separados, por lo que no podemos entender al uno sin el otro”. Esta señora no es precisamente una cualquiera, pues ha escrito más de 250 publicaciones científicas y ha trabajado como jefa de la sección de bioquímica cerebral en la rama clínica de neurociencia del NIMH (Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos). Estamos sin duda ante una eminencia mundial, cuyos descubrimientos le han permitido asegurar que “el cuerpo puede y debe ser curado a través de la mente, y la mente puede y debe ser curada a través del cuerpo”.

La Nueva Medicina Germánica especializada en tratar el cáncer y de la que empecé a hablar en este artículo la semana pasada, se basa en unas conclusiones muy similares a las de Candace Pert. Esta Nueva Medicina describe perfectamente las interdependencias biológicas y médicas del organismo vivo como una unidad constituida por el cerebro, el psiquismo y los órganos. Ya sé que esto es prácticamente imposible de entender por nosotros, pues nos han hecho creer que nuestra mente va por un lado y nuestro cuerpo por otro. Que de repente nos digan que existe una interconexión total entre ambos, tras toda una vida convencidos de lo contrario, es algo que rompe nuestros esquemas. Pero os aseguro que es cierto, y que este hecho es fundamental a la hora de abordar con éxito la sanación del paciente.

De hecho el cáncer, según Hamer, se suele gestar en nuestro cuerpo como consecuencia de un devastador shock emocional sufrido inesperadamente. Tanto su caso como el de su difunta esposa se debieron a la muerte accidental de un hijo, con tan sólo diecinueve años. Que ambos cónyuges desarrollaran cáncer poco después (en el caso de su mujer fue mortal) le hizo pensar a Hamer que debía haber alguna relación íntima entre los impactos emocionales súbitos y esta enfermedad. Tras arduos años de investigación buscando ese vínculo, acabó descubriendo lo que llamó Nueva Medicina, nombre que puede parecer pedante pero que, a mi juicio, está muy bien elegido, porque ésta tiene muy poco que ver con la ‘vieja’ medicina que todos conocemos.

No quiero terminar sin destacar lo que, a mi juicio, resulta más sorprendente del descubrimiento de Hamer: el citado impacto emocional, dependiendo de su naturaleza biológica, afecta a una u otra zona de nuestro cerebro. Hasta tal punto, que deja una ‘herida’ en él, perfectamente visualizable en un escáner. Esa ‘herida’ provoca una alteración en el funcionamiento del órgano u órganos que dependen de la parte del cerebro dañada por el shock emocional, lo que acaba en muchos casos degenerando en un cáncer. Esta tesis jamás se la ha planteado la medicina clásica y, lo que es más triste, mucho me temo que jamás se la planteará. Son demasiados los intereses en juego.

Vídeo de TVE en el que interviene el doctor Fermín Moriano, médico español discípulo de Hamer que actualmente practica la Nueva Medicina en El Plantío (Madrid, España)

[youtube Xg8qUbucVmU]

14 comentarios

  • Mayte

    Realmente impactante. Esperaba esta nueva entrega del tema, que ya nos prometiste en tu artículo anterior, y me he quedado sin palabras, aunque todo esto corrobora las conclusiones de unas cuantas lecturas que tuve entre manos hace unos años. Desde entonces, anduve con la mosca tras la oreja respecto al tema de los cánceres y su curación “tradicional”, pero esto ha sido ya la puntilla.

    Como bien dices al final de tu artículo, hay demasiados intereses y dinero en juego como para que las “quimios”, radioterapias y demás “remedios” de la medicina alopática se vayan al traste por unas conclusiones tan definitivas, y unos remedios tan simples como eficaces, respecto a lo que Fermin Moriano explica magistralmente en cinco minutos acerca de la Nueva Medicina de Hamer. A raíz de esto, habría que hacerse muchas preguntas respectos a las curaciones o remisiones “espontáneas” de cánceres terminales en muchos enfermos. Demasiadas preguntas hay que hacerse, creo yo.

    Es necesaria una revisión y renovación total de la ciencia médica a todos los niveles. Tantísimo dinero gastado a nivel mundial desde hace años sin haber encontrado remedio al desarrollo maligno de las células suena un poco a podrido ¿no?

  • Del impacto que tiene nuestra mente en nuestro cuerpo se han vertido ríos de tinta, pero sabiendo como sé que al amigo Fernando le pirran las enseñanzas de Jodorowsky me permito el lujo de recomendarle su libro “Psicomagia”, que abre otra interesante línea de información y debate sobre la influencia que ejerce la psique en nuestro estado físico.

    Domingo acaba de escribir Rafa Nadal – Emilio Pérez Touriño

  • Escorpión

    Me dedico a la psicoterapia y hace muchos años me he dado cuenta de como los impáctos psicológicos nos pueden provocar enfermedades, no solo el cancer, ésta también y me resulta reconfortante saber que hay ya un gran número de personas que lo ven así.

    Por otro lado destacar que ese video es de 1994. Han pasado 15 años y supongo que las investigaciones de los seguidores de Hamer se habrán ampliado para mejorar puesto que la mayoría de ellos, entre otras cosas, fueron inhabilitados como médicos por los “ortodoxos”, así que supongo que esa experiencia también les habrá ayudado positivamente

    Lo que puedo aportar es que no todas las personas, tanto las que tienen cancer como las que no lo tienen, pueden ser capaces de darse cuenta, ver hacerse conscientes, de los conflictos o conflicto que está probocando su enfermedad… aunque lo deseen con su voluntad consciente… y eso es algo que nos viene a decir que ese enfoque no puede servir para todos los que tienen cancer y que por tanto es necesario compaginar ésto con otras terapias que por supuesto no tienen porque ser la quimio y la radioterapia si la persona con cancer no quiere que se le apliquen.

    Álguien conoce la dirección actual de dónde trabaja el doctor Morillo y la forma de ponerse en contacto?

    Gracias

  • Escorpión

    He encontrado la dirección del doctor Moriano (en el mensaje anterior me confundí y puse Morillo, lo siento), ya no la necesito, gracias.

    Mi vivencia al llamar allí fue la siguiente al hablar con las personas que atienden el teléfono: Sobre todo me he encontrado por parte de las personas que atienden al teléfono con una gran cerrazón mental y una enorme desconfianza que les hace negarse a dar cualquier elemental información. Creo que tienen mucho miedo a la intrusión de algún periodista con “mala idea” Dudo mucho que después de esta experiencia y aun a pesar de que el enfoque sinergético me parece interesantísimo, pueda recomendar a otras personas que llamen a pedir consulta. Creo que el doctos Moriano debería tener conocimiento, si es que él no lo sabe, de como se atiende a la persona que llama por primera vez y que lo hace con todo su interés pero al mismo tiempo con todo su derecho a recibir una información básica puesto que esta nueva forma de medicina es tan desconocida para la mayoría de nosotros que nos acercamos por primera vez y lo hacemos con nuestra mejor voluntad. Y yo me he enterado “por casualidad” por la revista dsalud que he visto por primera vez en un kiosko el mes pasado, no porque me lo dijese un/a amigo/a

    Primero Las personas que atienden al teléfono solo se limitan a dar hora, no me informaron sobre nada de lo que les pregunté sobre el enfoque de la medicina y como lo hice se mosquearon y terminaron colgandome el teléfono. No poseen página web, te remiten a buscar “sinergética” en internet. Me sentí tratada de la misma forma que con los médicos especialistas de la seguridad social, con desprecio, desconfianza y abuso de poder.

    Segundo La demora con el doctor Moriano de atención al paciente es de hoy 6 de marzo a finales de abril. Ésto en un enfermo de cancer es una demora que puede tornarse muy peligrosa para su salud. Con el doctos Carbajal ni se sabe, hay que esperar a que sepan cuando volverá a España

    Tercero No existe la ayuda domiciliaria a las personas que estén en fase terminal y me remitieron muy cínicamente a la que lleva a cabo la seguridad social. En mi opinión la creación de esta ayuda es fundamental

    Cuarto Me parece fundamental que las personas que atienden el teléfono lo hagan de forma amorosa, acogedora y comprensiva, como parece ser es esa medicina, ayudando a quien se acerca a acercarse más y no de la manera seca y ruda y cortante en que la hacen.

    Saludos

  • Escorpión

    Me gustaría saber sobre las experiencias de otras personas que se hayan querido acercar. Quizá han tenido más suerte que yo
    Gracias

  • Fernando Solera

    Soy el autor del artículo y del blog. Aunque te he respondido por correo electrónico, Escorpión, me gustaría puntualizar algo a tus comentarios a nivel público, ya que este artículo es especialmente delicado, pues estamos hablando de cáncer, que no es ninguna broma.

    Creo, efectivamente, que todo el mundo tiene derecho a ser tratado con educación y buenas formas. Hasta ahí totalmente de acuerdo. Ahora bien, creo que las personas que atienden el teléfono para concertar citas en consultas médicas, en su inmensa mayoría, carecen de los conocimientos para atender debidamente las cuestiones de los pacientes, ya que ésa no es su misión. No es que no quieran dar información al respecto, es que no pueden porque no saben.

    Y en cuanto a la ausencia de página web, me parece absolutamente irrelevante. Conozco médicos que tienen webs chulísimas y, sin embargo, son unos auténticos matasanos. Yo creo que no hay que prejuzgar dejándose llevar por la primera impresión.

  • Escorpión

    Fernándo pego aquí la respuesta que envié a tu correo. Tal vez otras personas puedan ayudarme. Recuerdo haber leído en un periódico hace unos 4 años que había un médico que tenía un equipo de gente que llevaba a cabo cuidados paliativos a domicilio de forma gratuita o voluntaria.

    No dudo de la eficacia del dr. Moriano pero lamento que no se de cuenta de que debería tener al teléfono personas que tratasen a la gente de una manera más abierta y comprensiva.

    Reconozco el valor que tienen todos los médicos que se han atrevido y se atreven a defender sus descubrimientos a pesar de los ataques de la “Inquisición de los médicos ortodoxos”.

    Soy una persona de ideas abiertas y nada convencionales que trabajo con la psicoterapia y que hace tiempo que me he dado cuenta de que no solo el cancer sino todas las enfermedades provienen de causas psíquicas que desencadenan conflictos emocionales que bajan nuestras y nos dejan a merced de las enfermedades.

    He ayudado a vivir con dignidad y fuerza a dos personas, una con cancer de pulmón los últimos 15 días de su vida y otra con cancer de páncreas los últimos 3 meses de su vida y se de lo que estamos hablando, por eso respeto a toda persona que trabaja por ayudar a la curación de esta enfermedad con metodos que no son los ortodoxos. Con ese ánimo me acerqué a esa consulta y por ello quisiera poder comunicarme con el dr. Moriano si fuese posible, tal vez a través del correo electrónico, porque me gustaría hacer cursos de formación para poder ayudar a personas con cancer en su curación y si ésta no es posible a vivir con dignidad el tiempo que les quede de vida.

    Saludos y gracias otra vez

  • Hola amigos, me llamo José Francisco, con cáncer desde hace 14 años, desgraciadamente perdí a mis padres, mi hijo y 1 hermano por culpa del cáncer. ¡ Cuanto daría por haber sabido entonces todo lo que ahora he aprendido…¡¡¡ He tenido la oportunidad de encontrar y someterme a un tratamiento realmente excepcional, no agresivo, compatible, sin intereses económicos etc. Invito a todas las personas afectadas por un cáncer, sea el que sea, a buscar “VACUNA BIOLOGICA AUTOLOGA CIMT-54”.(www.centroinvestigacioncancerumb.com) Una opción real hacia la esperanza. Desarrollado por el departamento de investigación de la Universidad Manuela Beltrán tras 15 años de investigación.
    Saludos

  • Anónimo

    mi hijo a probado esta medicina y calidad de vida le dio mucha pero cuando la enfermedad se apodero de el esta medicina ya no pudo haccer nada y le ocurrio lo que nos dijeron los medicos mi hijo fallecio y nada ni nadie pudom hacer nada por el es mucha la impotencia no hubo nada que le curara un saludo

  • maria cristina

    adonde, se encuentra la facultad manuela beltran???en q pais?
    como puedo saber adonde se trato jose francisco??.- gracias

  • Juanki

    En relacion a pregunta de Maria Cristina
    “VACUNA BIOLOGICA AUTOLOGA CIMT-54”
    He probado el tratamiento del Dr. Hugo Segura, es efectivo, son unas inyecciones muscurales.
    El doctor se encuentra en Bogota (Colombia) en la universidad Manuela Beltran.

  • ESPERANZA

    qUISIERA SABER SI EL TRATAMIENTO TE LO APLICARON DESPUES DE HABER RECIBIDO TRATAMIENTO TRADICIONAL.

    gRACIAS POR SU RESPUESTA.

    eSPERANZA

  • Mar

    He tenido la noticia de que Fermin Moriano no esta ya con nosotros, ha muerto quisiera saber si es cierto y si hay otro terapeuta que haga el trabajo que hacia él.
    Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *