Un médico que cree en los milagros

(Os dejo con otra joya encontrada esta misma semana en elconfidencial.com. Pincha aquí si quieres leer el artículo en su integridad.)

Bastan cinco minutos con Mario para convencerse de que todo ser humano debe ganar una lucha: la de él consigo mismo. No se cansa de indagar para encontrar ese “algo” que hay dentro del ser humano mucho más hondo que buscar el placer o huir del dolor. “Es la búsqueda del sentido, de un propósito, de algo que nos trascienda a nosotros mismos”. Para el cirujano Mario Alonso Puig (Madrid, 1955) es precisamente ese sentido el que se necesita para priorizar en la vida: “Con él podemos decir esto sí y esto no sin sentirnos culpable”.

El médico-investigador cree que la vida en sí es un milagro y todo lo que pasa es algo extraordinario. Tampoco titubea cuando asegura que el triunfo en la vida depende un 20% del talento y un 80% de las ganas que se pongan en lo que se hace. “Lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando”. Insiste en que, en la vida, todo depende de la percepción con la que se mire: por eso existe un vaso que está medio lleno y otro medio vacío. Y recurre al miedo como el recurso que se tiene para avisar, prevenir y ayudar cuando la integridad humana se siente amenazada. “Si no tuviéramos miedo no seríamos valientes, sino insensatos”.

El peor monstruo para el personal del siglo XXI es no sentirse valorado, no ser reconocido, no ser aceptado, no ser querido. Alonso, no huele el miedo de la muerte. “Sólo temo terminar mis días en esta dimensión sin haber contribuido en el bienestar de las personas como creo que debería haberlo hecho”.

Como buen comunicador prefiere dar el silencio por respuesta y no menciona el nombre de ningún líder actual, de carne y hueso. “Me vale cualquier persona, cualquier familia, cualquier pueblo que haya conseguido crear un oasis en mitad de un desierto. Ese alguien que cuando se vaya del mundo sepa que lo va a dejar mucho mejor de cuando llegó”.

“Enfocaros en lo que queréis ser en la vida, y no en lo que os dé miedo. Arriesgad más de lo que en principios creáis razonable. Y cuando seáis generosos, entended que las cosas no se hacen para recibir nada a cambio, sino porque habéis elegido vivir de esa manera. Y no os olvidéis nunca de que sois seres extraordinarios”. Sí, cree en los milagros. Dice que existen. “Cuando una persona comprende que es parte del problema y no de la solución es un milagro. Todo en la vida, incluso estar vivos, es algo extraordinario. Es un milagro”.

Alonso habla completamente convencido de que el lenguaje no sólo describe realidades, sino que también las crea. Alonso derrumba otro mito del ser humano: casi todo el mundo baja sus sueños y sus anhelos a la altura de sus capacidades aparentes “en lugar de estirar sus capacidades para que lleguen a la altura de sus anhelos y de sus sueños”. Alonso está obsesionado con mitigar el sufrimiento humano y tremendamente ilusionado por encontrar vías que desplieguen el enorme potencial humano. “Quisiera ser la persona que soy en realidad, y no la persona que creo que soy”.

5 comentarios

  • Me ha encantado eso que dice el doctor de que nos empeñamos en rebajar nuestras expectativas a la altura de nuestras capacidades actuales en lugar de incrementarlas. En eso consiste la modorra intelectual en la que vivimos confortablemente o sea, que en el pecado llevamos la penitencia.
    Un abrazo.
    .-= Josep Julián acaba de escribir…La buena reputación =-.

  • Es una bocanada de aire fresco, autoestima y convencimiento en las posibilidades de cada uno.
    Subrayo la frase “Si no tuviéramos miedo no seríamos valientes, sino insensatos”, yo también creo que la frontera entre la valentía y la insensatez es el miedo.
    .-= Javier acaba de escribir…El tapiz de Bayeux, un cómic medieval. =-.

  • Creo que la terapia de entender que la vida no es una competición es acertada. No tenemos más limitación que nosotros mismos ni más metas que las que nos marquemos sin compararnos con los demás. Creo, como todos los que aquí hacen comentarios, que ese el secreto para ser felices.
    .-= luferura acaba de escribir…EL PALO, LA ZANAHORIA Y LA FALTA DE RESPETO =-.

  • Mayte

    Lo más importante de todo es la intención, sin lugar a dudas. Sin ella, sin las ganas, sin el ímpetu para emprender algo por pequeño que sea, estamos vencidos y no lo lograremos. Sin el entusiasmo de la ilusión y las ganas, la vida se convertiría en un simple paseo por un jardín rodeado de ancianos decrépitos y hastiados de la vida.

  • Menos mal que aún quedan personas como Alonso Puig para recordarnos que somos seres extraordinarios, criaturas de luz. Es buena cosa que, en ocasiones, nos recuerden lo obvio. No permitáis que nadie os diga “tú no vales” o “tú no puedes”. Recordad que no habrá otro como cada uno de vosotros sobre la faz de la Tierra por más milenios que pasen. Somos magia, pura magia, un destello efímero pero que puede ser maravilloso.
    .-= Domingo acaba de escribir…A mí que no me salven =-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *