Vivir

rumbo_en_la_vidaAunque supongo que en alguna ocasión volveré a escribir acerca de asuntos políticos, económicos y sociales, creo que ya he sermoneado demasiado acerca de estos temas. Si algún internauta siente curiosidad por lo que pienso al respecto, en el buscador del blog hallará artículos a patadas. Estoy más que saturado de contar siempre lo mismo. Por este motivo, pretendo a partir de ahora abordar cuestiones más útiles y constructivas, que puedan servir a alguien, aunque sólo sea un poquito. Para empezar, me dispongo a novelar la historia de mi vida. No en esta web, que nadie se asuste, sino en formato libro o e-book. La ventaja de internet es que cualquiera, incluso yo, puede publicar un libro. Otra cosa muy distinta es que haya lectores a quienes les interese. Aprovecho para saludar desde aquí a mi familia, pues seguro que estará muy contenta por la decisión que he tomado.

En cuanto al blog en sí, intentaré escribir a menudo acerca de pequeñas cosas (cositas buenas) que, a mi juicio, son importantes. Compartiré con vosotros reflexiones sobre la vida y nuestro papel en ella. Os aseguro por experiencia propia que, aunque venimos de alguna manera condicionados desde nuestro nacimiento, en el fondo somos sólo nosotros los forjadores de nuestro destino. Por ello de nada sirve lamentarse amargamente, o culpar siempre a los demás. Cada uno de nosotros tiene en su interior la fuerza necesaria para vivir moviendo montañas, si cuenta con la fe necesaria, claro. Por favor, que tras leer la última frase nadie me cambie de canal, temiendo que a partir de ahora me vaya a poner místico. Yo ni tan siquiera soy creyente religioso, pero sí pretendo compartir con vosotros unas cuantas ideas que son ciertas y que, por razones presuntamente maquiavélicas, los grandes poderes no quieren que conozcamos.

La idea principal es que no somos víctimas impotentes, por mucho que con esta crisis quieran convencernos de lo contrario. Porque si bien es cierto que todo lo que nos ocurre en la vida es porque nos tenía que ocurrir así, y no de otra manera, no lo es menos que nosotros tenemos sobrada capacidad para forjarnos un nuevo destino. Eso sí, cuesta una barbaridad, porque si tú eres la típica persona acostumbrada a observar el mundo con una atención miedosa, paranoica y depresiva, estás verdaderamente jodida. La clave reside, de hecho siempre ha sido así, en tu manera de observar tanto lo que te rodea como a ti mismo, empezando por tu propio cuerpo y emociones. Ya lo iremos descubriendo en sucesivas entregas del blog. En cualquier caso, estés donde estés y seas quien seas, gracias por estar ahí. Si estás vivo es porque eres necesario. No tengas ninguna duda.

13 comentarios

  • Me gusta esta iniciativa tuya. Yo también estoy hasta los… de reflexiones políticas. Lo que no sé es si los tiempos me ayudarán a “pasar”.
    Un abrazo.

  • Es bien cierto que el sentimiento inducido de autoculpabilidad está haciendo mucho daño. Es evidente que cada persona consciente debiera, en una sociedad justa, ser responsable de sus actos. Luego, también está más que probada la estrategia del poder en cuanto a intentar inocular el sentimiento de autoculpa a los individuos (el típico “si ahora mes pasa esto es porque me lo merezco por vivir por encima de… /hacer lo que no debía”) y al conjunto de la sociedad (el clásico “tenemos lo que nos merecemos”), ambas, enormes falacias inducidas por el establishment criminal organizado.

    Supongo que se me hará un poco raro este nuevo cambio de enfoque que anuncias, Fernando, aunque te confieso que también me pica la curiosidad.

    Una fuerte abrazo.
    Salut!

    • Fernando Solera

      No te preocupes, que de tarde en tarde escribiré algún artículo económico/político/social. Pero creo que puede ser una buena oportunidad para hablar de temas más humanísticos, que nos afectan directamente. Un abrazo, Samuel, y espero no defraudar tu curiosidad. Salut!

  • Pues bienvenido el cambio, espero sea para mejorar.

    Un abrazo

  • Domingo

    Ten por seguro que serás mi Jodorowski de cabecera. 😉 Y a esta Feria del Libro ya no llegas, pero el próximo año te veo firmando ejemplares sobre tu vida en el Paseo de Coches de El Retiro. ¡Je,je,je!

    • Fernando Solera

      Qué cabronazo eres, Domingo. Me gusta mucho Jodorowsky, pero no es mi intención ponerme tan místico o espiritual. Y en cuanto a lo del libro, gracias por tus deseos pero conque lo acaben leyendo unos pocos sería suficiente, aunque ojalá seas adivino 😉

  • A ver, Fernando, no me jodas…
    ¿Tu tambien con crisis existencial?

    • Fernando Solera

      Por fin alguien hace un comentario sutil 😉

      Más que una cuestión de crisis existencial, es una cuestión de intentar evolucionar de alguna manera, tras tener la sensación desde hace tiempo de estancamiento por escribir en el blog siempre acerca de lo mismo. Buen viaje, Kikas 😉

  • efurom1

    Bueno Fernando…¿un cambio de rumbo? Me parece muy bien. El otro día le comentaba a alguien de lacomunidad que esto de los blogs parece que está generando ya un cierto cansancio. La verdad es que “lo fácil” es pasarse a Fcbk o twt. pero creo que debemos mantener los blogs. con todos los cambios de rumbo que tú quieras. Pero evitando el abandono. Quizás sería necesario incorporar nuevas herramientas…
    En cuanto a tu novela, me gustaría que cuando te parezca nos avances aquí algún fragmento o capítulo. El personal también te podría ofrecer alguna sugerencia…

    • Fernando Solera

      Totalmente de acuerdo, Emilio. Tú sabes muy bien de lo que hablas pues eres un veterano de la blogosfera. Renovarse o morir, suelen decir, y yo estoy demasiado quemado, con la sensación de estar escribiendo siempre lo mismo.

      Tomo nota de tu apreciación sobre la novela. Algo iré contando 😉

  • Creo que en esta vida es fundamental hablar de las cosas buenas y pensar en positivo, porque desde luego en los años que nos estan tocando tan duros y que nos castiga a unos mas que a otros, es el momento de luchar y salir del bache. Y se agradece leer articulos postivos porque ya tenmos bastante con las noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *