Y después de mí… el diluvio

Tras cinco años como presidente, Zapatero ha acreditado ser un político amante del cortoplacismo. En cuanto la cosa se pone fea, no duda en anunciar a bombo y platillo alguna medida populista que le permita abrir triunfalmente los telediarios. Esa actitud le está sirviendo para aguantar el chaparrón este año, con la esperanza de que el próximo escampe. Sin embargo, en el 2010 va a diluviar, especialmente porque el actual despilfarro de dinero público en planes absurdos va a hundirnos durante muchos años. Hoy los tipos de interés están bajísimos, lo cual nos da un respiro, pero volverán a subir en cuanto Alemania y Francia se recuperen. Será entonces cuando el tsunami se nos lleve por delante, debido a esta monstruosa dilapidación del dinero público. La factura a pagar será tan alta, que muy probablemente conllevará nuestra expulsión del euro.

La política de nuestro presidente bien podría calificarse de “pan para hoy y hambre para mañana”. Tengamos en cuenta que con el plan E se han creado unos 400.000 empleos basura, lo cual sólo va a servir para maquillar durante estos meses estivales las ya tuneadísimas cifras del paro. Una vez finalizadas las obras públicas de tan absurdo plan, todos los contratados volverán al INEM, donde tendrán una cola por delante de cinco millones de personas. Ante semejante panorama, ¿qué ocurrirá en el último trimestre del año, cuando los beneficiados por el plan E vuelvan al paro, y otros varios cientos de miles más también pierdan su empleo? Pues que seguramente recibiremos el 2010 con una tasa real del 25% de paro.

Zapatero está invitando a rondas a todo el que pasa por su puerta, especialmente con cava catalán, que a rumboso no le gana nadie. Pero cuando llegue la hora de pagar la cuenta, él se irá de rositas, encasquetándole tan estratosférica deuda al primo que venga detrás. O mejor dicho, a los cuarenta y tantos millones de primos que estamos tolerando un saqueo sin precedentes en la historia de España. Basten tres recientes datos sobre la actual situación de nuestra economía: sólo en junio los ingresos del Estado cayeron 5.000 millones de euros; en el mismo mes nuestro déficit alcanzó los 38.000 millones; y, por último, la Seguridad Social va camino de la quiebra, máxime teniendo en cuenta que su fondo de reserva se está invirtiendo en deuda pública española, que no vale ni para envolver boquerones. En el 2010, con la previsible bancarrota del Estado, volveremos a ser el tercer mundo europeo, quizá nunca dejamos de serlo, y para ver el sol tendremos que acudir, paradójicamente, allende los Pirineos. Aquí estaremos anegados por una riada de miseria y deudas: el legado de un presidente que nunca debió gobernar.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

8 comentarios

  • Un panorama alentador.

    Motivos para creer…

  • ¡Socialismo o muerte! (Y que valga la redundancia)

  • Y lo grave es que Zapatero se va de vacaciones con el diálogo social como asignatura pendiente para septiembre, cuando ya hay más de un millón de familias con todos sus miembros en paro. Lo fácil es culpabilizar a Díaz Ferrán, que es obvio que carece de la cintura del desaparecido Cuevas, pero lo único cierto es que ZP, como árbitro entre sindicatos y patronal, acumula el grueso de la responsabilidad sobre sus espaldas en la ruptura del diálogo social. No hay verdadera voluntad de acometer la reforma laboral que necesita este país y mucho menos cuando Gobierno y sindicatos actúan en comandita para deslegitimar a la CEOE y al PP. El pacto social es un sainete, pues es obvio que este sindicalismo gubernamental no puede representar con honestidad y solvencia a los trabajadores, esos a los que las premisas ideológicas y las estrategias partidistas les importan un rábano. Con el dogmatismo radical de Zapatero y el inmovilismo de los sindicatos no llegaremos a ninguna parte, a ninguna buena quiero decir.

  • Mayte

    A mí, aparte de los escalofriantes datos del paro, los de verdad no los que el gobierno publica, me aterra la trayectoria que lleva la Seguridad Social. Si seguimos a este paso y la lumbrera de ZP y sus acólitos no lo remedian, la quiebra de la Seguridad Social está asegurada, y con ella, perdidas las pensiones, las pagas de los parados, el sistema médico público y todo lo que se ponga por delante.

  • Digo lo que Domingo, me parece bastante grave que ZP se vaya de vacaciones, mientras que hay más de un millón de familias con todos sus miembros en paro, y que las ayudas de 6 meses que van a dar a los que se les haya terminado todo, no se harán efectivas hasta Octubre, en cambio, ¿mientras qué hacen esas familias? ¿comer piedras? y que no resuelve nada conceder ayudas de seis meses, porque se terminan.

    La verdad es que va a ser un caos en último trimestre del año, pero que no será nada en comparación con el 2010, seremos muchísmos más los que terminaremos las prestaciones ¿yyyy qué soluciones propone? ¿resquebrajar la seguridad social? ¡¡¡esto no son soluciones!!! QUEREMOS TRABAJOS DIGNOS, PARA PODER VIVIR, Y NO CONTRATOS BASURA, lo malo que ahora no podemos ni elegir, porque hasta tendremos que dar las gracias porque nos venga un contrato basura.

    Diossss no quiero pensar lo que aún tiene que llegar.

    Un beso, Fernando.

  • ESTRABINSQUI

    ZP lleva engañando a los españoles durante casi seis años, los mismos que lleva en el Gobierno. Tengo la suerte y de ello me vanaglorío que nunca me engañó con esa sonrisa mefistofélica. Un tipo que nunca tiene la culpa de nada sino que le repercute en los demás, en el mejor de los casos es una persona infantil lo cual debería incapacitarle para gobernar. Pero a lo peor este país no merece nada más. Yo sí.

  • Desde luego el panorama no es alentador pero no sé muy bien qué se puede hacer distinto. Desde luego ZP gobierna con los datos de las encuestas de popularidad o al menos esa sensación da, pero es que la alternativa me pone los pelos de punta. Neocom no, gracias.
    Un saludo.

  • Enhorabona!

    Un resumen muy sintético y a su vez completo de la situación. Pero en mi barrio aún no puedo alquilar algo decente (más de 50m2 y que no necesite de reforma) por menos de 700-800 euros. Estoy esperando el ostiazo con ganas, a pesar de que se me lleve a mi también por delante. Ladrilllistán necesita ser barrida por un tsunami de proporciones gigantescas para que sus habitantes comiencen a percibir algo de lo que acontece como punto de inicio a un proceso de deportación de políticos.

    Salut!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *